EMOLTV

Los peculiares antecedentes que piden los colegios particulares en la admisión preescolar

En algunos establecimientos solicitan detalles del embarazo y nacimiento del niño, y dónde estudiaron los padres.

31 de Agosto de 2016 | 16:24 | Emol
imagen

El tiempo de lactancia materna, si nació por cesárea y a qué edad controló esfínteres son algunas de las preguntas que hacen los colegios.

El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- Si el niño fue prematuro, si nació por cesárea, dónde estudiaron los padres y su antigüedad laboral, son algunos de los antecedentes que están solicitando varios colegios particulares pagados de Santiago en los procesos de admisión preescolar.

Según informa "La Segunda", por ejemplo, en el Colegio Madrigal (La Reina) piden el peso y la talla del niño al nacer, el tiempo de lactancia natural, edad en que empezó a caminar y a hablar, su nivel de lenguaje y pronunciación, si controla esfínteres, sus hábitos de sueño y alimentación, si es capaz de vestirse sin ayuda y si la vida en el hogar es "armónica, suele haber discusiones o es bastante inestable".

En el Colegio Cumbres (Las Condes) los padres deben completar un formulario detallando su profesión, dónde trabajan y cargos que ocupan, además de si el menor nació luego de un embarazo normal, si fue prematuro o la madre tuvo cesárea. También preguntan a qué edad caminó y controló esfínter, si ha sido evaluado o está en algún tratamiento neurológico, psicológico o con fonoaudiólogo.

También pide evaluar el desarrollo del niño en el área afectiva y social: si expresa sus emociones en forma adecuada, si soluciona problemas simples como ir al baño o limpiarse la nariz, si camina sobre una línea dibujada en el suelo, salta a pies juntos y toma el lápiz entre los dedos.

El Colegio Suizo Santiago (Ñuñoa) exige un certificado médico que indique que "el postulante tiene salud compatible con la vida escolar" y pregunta a los padres si han tenido "dificultades para guiar al niño".

Información financiera y religiosa


Pero los colegios no sólo piden antecedentes de los menores, también información financiera de los padres.

En los colegios San Benito (Vitacura), Monjas Inglesas (Las Condes), La Maisonnette y Santiago College los padres deben informar los colegios y universidades donde estudiaron, su profesión, cargo e institución donde trabaja.

Este último colegio explicó que con estos datos determinan si los postulantes son hijos de ex alumnos y así son tratados "en calidad similar a los postulantes hermanos". Y en cuanto a la profesión, explican, "nos permite invitar a los apoderados a ser parte de una red de apoyo al colegio, en relación a su expertise".

En el Colegio Suizo Santiago solicitan certificado de renta, antigüedad laboral y las tres últimas liquidaciones de sueldo.

En el caso de los colegios confesionales —como San Benito (Vitacura), Sagrados Corazones de Manquehue, Monte Tabor y Nazaret y los agrupados en el Seduc (Los Andes, Tabancura, Huelén, Cordillera, Los Alerces y Huinganal)— se exigen certificados de bautismo de los niños y certificado de matrimonio civil y religioso.

En el Saint George School (Vitacura) se exige que los postulantes sean de familias católicas y estar bautizados, y en el Colegio Everest piden detallar la participación religiosa de los padres, la parroquia que frecuentan y el movimiento u organización religiosa en la que participan.

Desde el Seduc detallaron que desde 2018 se pedirá sólo "información esencial del postulante y su familia".

La ley prohíbe pedir estos antecedentes


El superintendente de Educación, Alexis Ramírez, aclara que la Ley de Inclusión (vigente en todos los colegios) prohíbe "solicitar antecedentes de escolaridad de la familia, certificados médicos del estudiante o acreditar su bautismo o matrimonio civil y/o religioso de los padres". La normativa también prohíbe pedir antecedentes socioeconómicos de la familia.

La entidad indicó que este año han recibido nueve denuncias por infracciones a la Ley de Inclusión en los procesos de postulación en colegios pagados: Seis por discriminación, arbitrariedades y selección de alumnos; y tres por incumplimientos en información, número de vacantes, plazos de postulación y condiciones de cobro por participar en el proceso.

Los colegios que transgredan la norma se exponen a multas de hasta mil UTM.