Augusto D’Halmar, la fórmula del mejor colegio municipal de la PSU y el tercero a nivel nacional

El establecimiento lleva cuatro años consecutivos como el mejor entre los municipales."Buscamos formar estudiantes integrales y con actitud, no estudiantes que sean repetidores de información", dice el director del liceo.

27 de Diciembre de 2018 | 14:56 | Por Diego Almazabar, Emol
El Mercurio
SANTIAGO.- El listado de los 100 establecimientos con mejores puntajes en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) es dominado, con alta mayoría, por los particulares pagados.

De hecho, entre los cincuenta más destacados, hay sólo dos municipales. Pese a esto, uno de ellos logró posicionarse entre los diez mejores colegios del país.

Por cuarto año consecutivo, el Liceo Augusto D’Halmar de Ñuñoa es el mejor establecimiento municipal del país en resultados de la PSU y se colocó en el tercer lugar del ranking, por debajo del Cambridge College (Providencia) y el Francisco Encina (Ñuñoa).

"Trabajo y lealtad" son el lema del recinto público que en dos años saltó del puesto 34 a ser terceros a nivel nacional. Este 2018 logró tener ocho resultados sobre los 800 puntos y un puntaje nacional en Matemáticas. Además, desde el 2007 que tienen puntajes sobre los 600 puntos.

"El liceo es súper exigente, hay que venir dispuesto a sacrificarse, dispuesto a fracasar, pero a levantarte y acá te ayudan a eso", señaló a La Tercera el estudiante y máximo nacional Francisco Manríquez.

Personas íntegras


En el plan educativo del Augusto D'Halmar, que tiene 690 alumnos, no están separadas las áreas humanista y científica, por lo que hasta cuarto medio se imparte para todos matemática, lenguaje y ciencias, con nueve horas semanales para cada ramo. Asimismo, realizan cinco exámenes solemnes al año con un formato es similar al de la PSU.

"Hay que enseñarles a estudiar para aprender, para hacer las cosas correctas, pero no por las notas", señala Jaime Andrade, director del liceo desde hace 25 años. Por eso recalca que "buscamos formar estudiantes integrales y con actitud, no estudiantes que sean repetidores de información”.

Sin embargo, asegura que "no hay claves mágicas" para obtener buenos rendimientos, sino que la "única clave es trabajar con cariño y con verdadera vocación de maestro. Tenemos un proyecto educativo que posibilita estos resultados. Esto significa trabajar todos los días y con verdad, sin regalar nada".

Y es que Andrade detalla que "no se colocan notas falsas", porque en D’Halmar "llegan niños a séptimo con notas siete, pero cuando llegan aquí se encuentran con otro nivel y por eso tenemos una base de cinco cursos que termina con tres cursos, y eso pasa porque en el transcurso muchos nos son capaces de resistir las exigencias".

"El sistema está equivocado al creer que hace equidad regalando notas, porque después llegan a la universidad y al medio año fracasan", agrega Andrade.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores