"Ley de la jibia": Cuál es el origen del conflicto que enfrenta a la industria pesquera

El Ejecutivo anunció que buscará incorporar a la iniciativa un nuevo mecanismo para la pesca del calamar, y así apaciguar el conflicto entre artesanales y industriales. Sin embargo, la idea no fue bien recibida por ninguno de los dos sectores.

17 de Enero de 2019 | 12:07 | Por Tomás Molina J., Emol
El Mercurio
SANTIAGO.- "No objetaremos la eliminación del arrastre como método de pesca de la jibia. Presentaremos en los próximos días un veto presidencial (aditivo) para incorporar, además de la línea de mano o potera, el cerco como arte de pesca, para ser utilizado tanto por el sector artesanal como industrial".

Esa fue la posición anunciada ayer por el Ministro de Economía, José Ramón Valente, que finalmente adoptó el Gobierno respecto a la polémica suscitada en ciudades como Valparaíso, Valdivia y Talcahuano en torno a la denominada "guerra de la jibia", producto de la aprobación de la ley que regula la pesca del calamar.

En los últimos días, tanto pescadores artesanales como industriales han salido a las calles a protestar dando cuenta de sus respectivas posturas frente a la iniciativa: los primeros buscan que el Gobierno respete tal y como está la ley, mientras que los segundos presionan al Ejecutivo para que esta se modifique.

Sin embargo, la decisión dada a conocer por Valente no dejó conforme a ninguno de los grupos. En ese sentido, el presidente de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), Osciel Velásquez, explicó a El Mercurio que el cerco es una técnica inviable para el sector industrial, por el tipo de nave requerida, ya que solo puede operar algunas épocas del año y no deja apta a la jibia para consumo humano.

Además señaló que "el arrastre no genera impacto" y calificó de "inaudito que el Congreso se arrogue el derecho a decidir con qué herramientas se puede realizar la pesca de la jibia".

En tanto, desde la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) coincidieron con la inviabilidad del cerco e indicaron que "nos parece grave que el Gobierno avale un proyecto que a todas luces es inconstitucional".

Mientras que los artesanales, según consignó La Tercera, anunciaron que intensificarán sus protestas en rechazo a la opción de incorporar el cerco como modo de pesca y dirigidas a conseguir que la ley aprobada en el Congreso entre en vigencia. "Este jueves volveremos a realizar manifestaciones y llegaremos hasta la intendencia del Biobío", manifestó el presidente de la Coordinadora de Jibieros de Coronel, Pedro Riffo.

La polémica ley


Tras cuatro años de tramitación, el pasado martes 8 de enero, la Cámara de Diputados por amplia mayoría -115 votos a favor, dos en contra y once abstenciones- ratificó los cambios propuestos por el Senado y dejó lista la controvertida ley para que sea promulgada.

Con esto, se visó la prohibición de capturar la jibia por medio de pesca por arrastre, dejando como único método de recolección la potera o línea de mano, beneficiando con aquello a la pesca artesanal y generando la molestia de los industriales, quienes han manifestado su preocupación por las supuestas pérdidas de empleo que esto podría provocar.

La iniciativa, que considera multas de hasta $24 millones en caso de vulnerar el cuerpo legal, ingresó al Parlamento el año 2014 vía moción parlamentaria y fue impulsada por los diputados Víctor Torres (DC) y Daniel Nuñez (PC). Idea que nunca contó con el respaldo del actual Gobierno.

De hecho, hace algunos meses el Gobierno anunció la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional (TC) en caso de que la iniciativa prosperara en el Congreso. "Este es un proyecto inconstitucional", sostuvo a fines de noviembre pasado el subsecretario de Pesca, Eduardo Riquelme.

Los próximos pasos


La posibilidad de que el Ejecutivo recurriera a dicha instancia fue lo que gatilló las protestas. Industriales utilizaron aquello como arma de lucha, emplazando constantemente al Gobierno para que "cumpla su promesa", mientras que los artesanales presionaban a la administración de Sebastián Piñera para que no interfiera en la promulgación de la ley.

Finalmente el Gobierno desechó la idea de recurrir al TC y optó por el mencionado veto presidencial, sin objetar la pesca por arrastre, como lo exigen los industriales, y agregando, además de las artes de pesca que contempla ley, el cerco como método para capturar la especie. Medida que no fue bien recibida por ninguno de los dos sectores en conflicto.

En los próximos días el anunciado veto deberá ser votado en la sala de la Cámara de Diputados y para su aprobación necesita de mayoría simple. De ser rechazado, no podrá avanzar al Senado y finaliza su tramitación, sin la posibilidad de insistencia como otros tipos de veto presidencial, por lo que la ley quedaría igual a como fue visada por el Congreso.

Mirada de parlamentarios


Ante esto, algunos parlamentarios adelantaron sus posturas y dieron cuenta de su incomodidad respecto a la decisión del Gobierno. "Esta alternativa que se da es muy mala, no soluciona el problema y estoy con total convicción de que el mundo artesanal va a rechazar este veto presidencial", señaló el diputado Daniel Nuñez (PC).

En cuanto a la idea de incluir el cerco, señaló que este "tiene un efecto muy similar al arrastre y desde ese punto de vista de la sustentabilidad ambiental de esta especie y las condiciones de competencia leal no se cumplen con este cerco".

"Lamentamos que el Gobierno haya tomado una decisión de generar un veto en torno a este proyecto de ley"

Senador Francisco Chahuán (RN)
En tanto, el diputado Alexis Sepúlveda (PR) apuntó que "si la Cámara de Diputados aprobó con 115 votos a favor este proyecto, y el Senado también ratificó el apoyo a este, el Gobierno no puede por secretaria echar abajo la decisión soberana de Chile representada en este Congreso", y añadió que "el cerco funciona igual que el arrastre solo que detenido. No selecciona nada", idea que de hecho, dijo, fue rechazada en la discusión parlamentaria.

Desde el oficialismo, el diputado Leonidas Romero (RN), también expresó sus reparos e indicó que "lamento mucho lo que está ocurriendo con nuestro Gobierno" y aclaró que cuando el veto sea votado en la Cámara "voy a mantener como voté, "creo que debe pescarse con potera, ya sea línea de mano o mecanizada".

Por último, el senador Francisco Chahuán lamentó "que el Gobierno del Presidente Piñera haya decidido vetar la ley. Esto es una mala señal desde el punto de vista de haber cedido a una presión".

"Somos partidarios del proyecto de ley tal y como fue aprobado por amplia mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado y lamentamos que el Gobierno haya tomado una decisión de generar un veto en torno a este proyecto de ley", concluyó.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores