Vaticano inicia proceso administrativo penal contra sacerdote Diego Ossa quien fue formado por Karadima

La indagatoria se basa en las denuncias por abuso sexual en contra del sindicado como miembro del círculo más cercano del ex párroco de El Bosque.

31 de Enero de 2019 | 13:14 | Por T. Molina y V. Marín, Emol
El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- La Congregación para la Doctrina de la Fe ordenó el inicio de un proceso administrativo penal en contra del sacerdote Diego Ossa por las denuncias de abuso sexual y de poder en su contra, según confirmó Emol.

Para la investigación y determinar la responsabilidad de quien es considerado miembro del círculo más cercano de Fernando Karadima se habría fijado un plazo de 60 días.


Sobre Ossa recaen tres denuncias y una causa penal en la Fiscalía Regional de O'Higgins.

En diciembre pasado el arzobispado de Santiago, tras una indagación previa abierta por el cardenal Ricardo Ezzati, informó que enviará los antecedentes de la investigación al Vaticano. Además Óscar Osbén Moscoso, quien denunció ser víctima de Ossa en 2011 y es uno de los denunciantes, solicitó la revisión de la causa cuando se reunió con el enviado del Papa, el obispo Charles Scicluna.

En 2014, la Congregación para la Doctrina de la Fe se pronunció respecto al caso de Osbén y se le impuso a Ossa un "remedio penal según la norma 1.339 del Código de Derecho Canónico. Castigo que consiste en amonestar o reprender a aquel que, tras una investigación, "recae grave sospecha de que ha cometido un delito" o que con su actuar provoque "un escándalo o grave perturbación del orden".

Ossa fue uno de los tantos sacerdotes formados bajo el alero del ex presbítero Karadima y miembro del grupo que lideró en un principio la defensa del otrora párroco de El Bosque, cuando las denuncias en su contra surgieron con fuerza el año 2010.

En agosto, cuando el arzobispado anunció la investigación previa en contra de Ossa, este, a través de un comunicado, sostuvo que "repudio todo acto abusivo realizado contra cualquier persona (...). Declaro enérgicamente que jamás he incurrido en alguna conducta impropia ni he cometido actos contrarios a mi ministerio".

El sacerdote, ordenado como tal el año 1992, se mantiene suspendido como vicario parroquial de la iglesia Nuestra Señora de la Paz de Ñuñoa y su lugar de residencia fue fijado en su hogar familiar. Además, según el arzobispado, los antecedentes de su caso fueron derivados al Ministerio Público hace algunos meses.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores