Del "fin a la PSU" a sólo hacerle ajustes: La ardua discusión que se prevé por el sistema de admisión a las universidades

La presión estudiantil, sumada al creciente consenso sobre las falencias de la PSU, anticipan un intenso año con miras a introducir cambios en el próximo proceso de admisión.

30 de Enero de 2020 | 08:08 | Por Natacha Ramírez, Emol

Distintos actores de la educación plantean que es "insostenible" volver a rendir la PSU el próximo año.

El Mercurio
SANTIAGO.- El escenario sin precedentes en que se rindió este año la Prueba de Selección Universitaria (PSU) –con inéditos llamados a boicot, la filtración y posterior eliminación del test de Historia y alumnos que, luego de dos intentos, aún no han podido rendir la prueba– sin duda marcará un antes y un después en la discusión de los cambios que se deben realizar al sistema de admisión a las universidades.

Éstos vienen siendo demandando desde hace años por los estudiantes y también han sido sugeridos por expertos y, aunque el Consejo de Rectores (CRUCh) ha realizado algunos ajustes –como la inclusión del ranking en las ponderaciones– y anunciado otros –una nueva prueba de escritura para unos años más–, éstos parecen ser insuficientes a la luz de lo ocurrido este año.

La presión estudiantil, sumado al creciente consenso en el diagnóstico de que la PSU reproduce las brechas (socioeconómicas, de género y entre colegios) y no predice del todo el desempeño de los alumnos en la universidad, anticipan un 2020 con un intenso debate con miras a la próximo admisión, donde las señales apuntan a que no sería igual al proceso de este año.

Incluso el propio vicepresidente ejecutivo del CRUCh, Aldo Valle, ha reconocido que "tal como están diseñados los instrumentos de la PSU, yo creo que éste es el último año (del test)".

"Fin de la PSU", bachillerato o propedéutico y "acceso libre"


Entre los posibles cambios al sistema de admisión el espectro es amplio. Por un lado, los estudiantes secundarios de la ACES, apoyados por otros actores, exigen la eliminación completa e inmediata de la PSU, y abogan por que no haya un método de selección, sino un "propedéutico o bachillerato" que nivele a los estudiantes que ingresen a las universidades.

"La PSU no da para más, pretender volver a realizar la PSU viendo lo que ocurrió este año es insostenible. La PSU como instrumento se tiene que terminar y se debería transformar por un sistema que no reproduzca los sesgos de género, de clase, que avalúe más bien procesos", señala a Emol la presidenta de la mesa interina de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), Emilia Schneider.

En ese sentido, dice que son partidarios de un mecanismo como "un bachillerato, un propedéutico" y también que "las universidades aumenten sus cupos de equidad y admisiones especiales", para "idealmente, avanzar en el largo plazo a un sistema de acceso libre, donde los estudiantes elijan por vocación lo que quieren estudiar, que haya una educación de calidad que los prepare para ese desafío, y que sea el propio desempeño en la carrera lo que determine si una persona la termina", añade.

"El Demre tiene que ponerse las pilas, tiene que salir de su modorra y de este trabajo en que demoran años en tomar decisiones, y ponerse a tono con las circunstancias y los tiempos y sacar una nueva prueba para este año"

Mario Aguilar, presidente Colegio de Profesores
Una opinión similar tiene el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien es enfático en que "la PSU debe terminar" y que "éste debe ser el último año en que se rinda la PSU", ya que "es una prueba segregadora, injusta e incluso machista".

En su opinión, el sistema de admisión debe ser uno "que pondere distintos aspectos, como la trayectoria del estudiante, lo vacacional, que hoy día no está testeado y que es muy importante; que tenga valoración si el estudiante ha participado en clubes deportivos, del centro de alumnos, de organizaciones culturales; y si es que hay una prueba nacional, ésta debe ser una prueba que mida aptitudes y habilidades y no conocimientos (...) y un factor corrector con una compensación a los sectores socioeconómicos más desfavorecidos".

Por eso, afirma que "el Consejo de Rectores, el Demre y el Ministerio de Educación tienen que ponerse de cabeza a trabajar, y para el proceso 2021 ya tiene que regir un nuevo sistema de admisión (...) El Demre tiene que ponerse las pilas, tiene que salir de su modorra y de este trabajo en que demoran años en tomar decisiones, y ponerse a tono con las circunstancias y los tiempos y sacar una nueva prueba para este año, para el proceso 2021".

Actores de la educación demandan además participar en la elaboración de este nuevo instrumento. Tanto la FECh, el Colegio de Profesores y la Cones, entre otros actores, se reunirán este jueves con el objetivo de elaborar una propuesta concreta sobre el sistema de admisión.

Autoridades sólo contemplarían cambios a la PSU para 2021


Sin embargo, estas expectativas podrían no coincidir con el cronograma de las autoridades a cargo del proceso. En concreto, a partir de la admisión 2021 éste dependerá ya no del CRUCh, sino de la Subsecretaría de Educación Superior, y un comité técnico –integrado por rectores y el subsecretario– definirá el instrumento que usarán los planteles para admitir a los alumnos.

Como publicó Emol, ya hay una propuesta que contempla algunos cambios para el próximo año, pero se trata de modificaciones que, por ahora, apuntarían a mejorar la PSU. Una de las modificaciones –que se aplicaría en la admisión 2021– es la eliminación de preguntas en el test de Lenguaje, que no entregan información relevante ni predecir el rendimiento de los alumnos.

Una segunda modificación –que sería para la admisión 2022– es dividir en dos la prueba de Matemática: una con contenidos generales (que podría tomar las materias de primero y segundo medio) y otra con contenidos específicos (de tercero y cuarto medio). Esto obedecería a que el actual test de Matemática tiene un alto grado de dificultad, que no permite discriminar adecuadamente entre los alumnos.

No obstante, cambios más de fondo, como podría ser un nuevo instrumento que reemplace a la PSU, podrían tomar más tiempo. De hecho, el Demre de la Universidad de Chile ha desarrollado un prototipo de una nueva prueba que reemplace la PSU, que –según los primeros testeos– lograría acortar brechas. No obstante, aún se encuentra en proceso de validación.

Diputado plantea que prueba sea administrada por más universidades


También hay concordancia en la necesidad de introducir cambios a la prueba en el mundo político. Consultado por el tema, el diputado Pablo Kast (Evopoli) dijo que "la situación actual de esta herramienta de acceso a la educación superior es crítica" y que es "necesario modificarla hacia una prueba que priorice competencias y habilidades de los estudiantes, capacidad de resolver e interpretar situaciones".

"Una prueba tan importante cómo ésta, que define el futuro de tantos jóvenes del país, no debe basarse en el conocimiento acumulado, que reproduce las brechas de desigualdad en la calidad de los colegios", afirmó. No obstante, dijo que "es relevante que todo cambio se realice en base a la evidencia y se mantenga en constante revisión".

El parlamentario también criticó a la Universidad de Chile –de la que depende el Demre– y sostuvo que "la Universidad de Chile no ha dado el ancho; creo que (la prueba) debiera administrarla un consorcio de más instituciones".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores