"Es fundamental": Mapuches explican qué es el rehue y por qué es tan importante tras el caso de Celestino Córdova

El machi condenado por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay fue trasladado ayer hasta su comunidad para llevar a cabo la ceremonia. Ya esta tarde volverá a la cárcel.

18 de Septiembre de 2020 | 14:24 | Por T. Cerna y L. Vallejos, Emol.
El Mercurio.
"El cambio de rehue es un elemento fundamental cuando los machi están ejerciendo su rol de la wentuchefe, que, en español, refiere a las personas que elaboran remedios". Así, el presidente de la Fundación Instituto de Desarrollo de Liderazgo Indígena, Diego Ancalao, abordó la importancia de la ceremonia que implicó días de negociación con el Gobierno.

Poco antes de las 07:00 de ayer, el machi Celestino Córdova fue trasladado con resguardo policial hasta su comunidad en el sector de Tres Cerros, comuna de Padre Las Casas, para la renovación de su rehue. La visita se hizo posible luego que la autoridad mapuche condenada por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay realizara una huelga de hambre por 107 días.

La protesta culminó tras un acuerdo con el Gobierno en agosto de este año, en el cual se pactó, entre otras cosas, su salida por un máximo de 30 horas. Ya esta tarde, Córdova deberá regresar a un centro de detención semicerrado en Vilcún.

En ese entonces, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, valoró el consenso, manifestando que "las huelgas de hambre causan deterioro en la salud de las personas. Y para el Estado, que tiene la custodia de estas personas, es un primer deber el de preocuparse de que estas personas tengan la salud y cuiden su vida como corresponde".

"Quizás tan importante como eso es que esto nos ha permitido abrir un proceso de diálogo que ha logrado alcanzar esta solución, y que demuestra que quizás en las situaciones más complejas y difíciles, siempre el diálogo es el mejor camino", puntualizó el secretario de Estado.

Esta no es la primera vez que el machi deja la cárcel para realizar la ceremonia. En 2018 Gendarmería autorizó su salida, también tras una extensa huelga de hambre. Sobre ello habló en julio de ese año el hijo del fallecido matrimonio, Jorge Luchsinger Mackay: "A modo de una pequeña contribución a la paz en La Araucanía, como familia no nos oponemos a que el machi Celestino Córdova reciba un permiso para salir a renovar su rehue".

Ya este año, Luchsinger Mackay habló con CNN sobre la nueva petición: "Los beneficios que está recibiendo ahora, bien por él y su grupo de apoyo nacional e internacional que para nosotros no es bueno, pero es una cosa más de las que tenemos que soportar. Lo más importante ahora es que él continúe con su sentencia y que el Gobierno haga el mismo o más esfuerzo por restaurar la paz".

En ambas oportunidades, el condenado y sus cercanos recalcaron la importancia del acto. Aquello es algo en que coincidieron las tres personalidades consultadas por Emol, quienes señalaron que de no llevarse a cabo la renovación, el o la machi podría sufrir consencuencias.

El rehue y su renovación


Para entender el proceso, Ancalao partió señalando que el "rehue es una construcción de madera con escaleras", mientras que la guempin Rosa Reuque, nieta e hija de loncos que en 2006 se convirtió en la segunda mujer de su etnia en ocupar un puesto diplomático, agregó que este es conocido por los no mapuche como un "tótem": "Nosotros no le llamamos altar, le llamamos en mapuche el punto de intersección para dirigirse al creador".

Alrededor y sobre este, que suele estar ubicado dentro de la comunidad del machi, cerca de ríos o la caída de agua, es que se lleva a cabo la ceremonia.

"El cambio de rehue tiene que ver con la renovación de energías, tanto espirituales, físicas, cosmológicas, de la renovación de fuerzas del o la machi que va a enfrentar ese nuevo proceso".

Diego Ancalao.
"Al machi le vendan los ojos y entra en trance. Empieza a subir los escalones y cuando llega arriba toma los canelos que están al lado del rehue y ahí los empieza a mover. Cuando está en trance, los grandes antiguos espíritus le entregan el mensaje de lo que va a ocurrir y lo que está ocurriendo", acotó Ancalao.

Y agregó: "El cambio de rehue tiene que ver con la renovación de energías, tanto espirituales, físicas, cosmológicas".

Por su parte, el historiador Fernando Pairican detalló que el rehue "es lo que articula la creencia de los mapuche que viven en el Wallmapu -territorio mapuche- y el Nag Mapu -religión mapuche-".

La estructura, siguió, vincula los distintos planos que existen para los mapuche: "El machi es la persona que, a través del rehue, logra conectar con los antepasados que dejaron de existir en la tierra donde uno pisa".

Reuque da cuenta además del valor del rehue para quienes no son machis: "Es el punto donde uno se dirige al creador, donde deja todos sus males, va a buscar energía, a compartir con el resto, a equilibrar las cosas que no están equilibradas".

"Es el punto donde uno va a descargarse de la ira, de lo malo, lo que hizo, no hizo, lo que dejó de hacer. Arreglarse con el otro, buscar fuerzas de equilibrio (...) es de lo mínimo a lo máximo, que tiene que ir entre la naturaleza y el hombre", cerró.

Tiempo y consecuencias


Si bien la renovación del rehue debe ser cada cierto tiempo, Ancalao y Reuque coinciden en que el momento exacto dependerá del machi.

"En general cada machi sabe. Los machi, a diferencia de los curas que se forman en un seminario, se forman por medio de sueños. En otros casos por linaje, pero generalmente es por un evento de la naturaleza. Ahí ellos saben que se viene una batalla dura y tienen que renovar su rehue", dijo el primero de ellos.

30Horas es el máximo de tiempo acordado para la ceremonia.
La guempin, en tanto, manifestó que el machi "tiene una visión sobrenatural en un lugar y tiene que buscar ese lugar. Seguramente tiene agua, montes, cerros, por donde él (Córdova) vive (...) todo machi, hombre o mujer, hace la renovación de su rehue una vez al año, y una vez al año es distinto al otro".

Además, Reuque planteó: "Y cada dos años, depende de cuál sea su fuerte, la especialidad que tenga Celestino, debe hacer una ceremonia que tiene que ver con toda su ropa, arreglos, plantas, instrumentos. Si no lo hace, empieza a sufrir su espíritu, empieza a desgastarse y puede hasta volverse loco".

En esa línea, Ancalo cerró detallando las consecuencias que puede tener el no renovar el rehue.

"Es bastante delicado porque si no se renuevan las fuerzas, los machi se enferman. Le afecta a su salud y no puede ejecutar muy bien su labor, porque el mundo espiritual en el que ellos trabajan es muy duro, entonces deben estar constantemente renovando las energías. Es lo mismo que le pasa a una persona que recibe el llamado machi y no quiere ser machi. Esa persona se enferma e incluso puede morir", concluyó.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores