Segregación territorial y desarraigo de las elites: El debate sobre el apoyo al Rechazo en el sector oriente de Santiago

La alta votación que obtuvo esa opción en Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea motivó a distintos analistas a advertir sobre la gravedad de este fenómeno y la necesidad de buscar soluciones.

27 de Octubre de 2020 | 18:04 | Por Felipe Vargas Morales, Emol
La Segunda.
Uno de los datos que más llamó la atención del resultado del Plebiscito del pasado domingo fue el triunfo del Rechazo en solo cinco de las 346 comunas de todo el país. Tres de ellas fueron Las Condes (55,75%), Vitacura (66,95%) y Lo Barnechea (61,63%), ubicadas en el sector oriente de Santiago y en las que tradicionalmente reside la elite política y económica nacional.

El hecho no pasó inadvertido para la abrumadora mayoría de la población que respaldó el Apruebo (sacó 78,27% frente a un 21,73% del Rechazo), motivando una serie de comentarios en redes sociales que lamentaban la postura asumida por los habitantes de esas zonas. Incluso, hubo algunos que pidieron excluir a esos sectores del debate para redactar una nueva Constitución.

Ante ello, el propio Presidente Sebastián Piñera realizó un análisis, reconociendo -en una entrevista con Chilevisión- que "son comunas que tienen una realidad muy distinta al resto el país. Están conectados, pero viven una realidad distinta".

En ese contexto, desestimó que en esas comunas no haya empatía por el resto el país. "La empatía es algo personal, no es de dónde yo vivo, en una comuna u otra. Son comunas de niveles de ingreso mucho más alto que el promedio del país y que viven una realidad distinta y eso los hace ver el mundo distinto", explicó.

Otra visión planteó este martes en T13 Radio el abogado y columnista Jorge Navarrete, quien sostuvo que "una de las imágenes impresionantes del Plebiscito tiene que ver con lo que ocurrió en las comunas más pudientes del país, donde parece haberse atrincherado como reducto el Rechazo".

A su juicio, más allá del clivaje de izquierdas y derechas, lo que deja el resultado en esas comunas es que "el eje que pudiera empezar a instalarse es algo así como ciudadanía versus elites, elites no solamente en términos económicos o sociales, sino también políticas".

"La imagen de estas tres comunas lo refleja de manera bien dramática. Es donde se concentra buena parte del PIB, de los mayores cargos públicos, de los mayores lugares de influencia del sector privado y creo que eso tenemos que mirarlo con más calma, porque es una anomalía respecto a lo que ocurre en otros lugares del mundo", dijo.

Navarrete advirtió que "sin caer en el discurso de buenos o malos, y aunque no constituya ninguna novedad, creo que el tema más profundo, viejo, doloroso y de larga data, y que resignifica este dato, tiene que ver con la segregación territorial que hay particularmente en la Región Metropolitana".

Posibles soluciones

En una línea similar, el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, Hugo Herrera, realizó su análisis. "El apoyo no es tan llamativo si uno lo compara con los resultados en otras elecciones, porque la derecha ahí arrasa siempre. Pero sí es llamativo en un sentido más amplio, porque en esos barrios, en general, viven las elites, no solo las de derecha, sino las elites en general del país", dijo.

"Creo que si esta crisis tiene algo estructural tiene que ver con el desarraigo entre las elites, sus discursos y la institucionalidad política, por un lado, y por otro el pueblo en su territorio. O sea, hay una desconexión y probablemente un factor importante sea la segregación que tiene Santiago", manifestó en conversación con Emol.

Según el experto, "yo me atrevería a decir que hay un análogo. A principios del siglo XIX y en toda la Colonia, las elites chilenas fueron feudales y la hacienda fue la institución. Con todos los defectos que tenía la hacienda, lo que sí tenía era que el patrón y los trabajadores estaban juntos, en un trato cotidiano".

"En algún momento, hacia finales del siglo XIX, las elites se vinieron a Santiago, a grandes mansiones o a París, incluso. Entonces, ahí eso coincide con la crisis del centenario, que fue bien similar a la nuestra, cuando irrumpió el proletariado en la vida social y las elites no supieron qué hacer, porque no tenían capacidad de comprender lo que estaba ocurriendo", recordó.

A su juicio, "acá pasa más o menos lo mismo: durante décadas las elites han vivido segregadas y han perdido contacto con los gobernados, con el pueblo. Ese es un factor mucho más importante que la votación puntual”.

¿Descentralización?

En cuanto a qué solución se vislumbra ante una situación como esa y ante la reacción que despertó en el resto de la población, Herrera sostuvo que “creo que hay que poner acento, y éste sí es un tema sobre el cual la Constitución lo define, en la institucionalidad territorial”.

“Para que un país funcione y un orden político sea legítimo, sus elites deben tener trato cotidiano con los demás grupos del pueblo”.

Hugo Herrera, académico UDP
"Toda esta segregación depende de que Santiago esté hiperpoblado y las regiones, en cambio, sean muy débiles institucionalmente y no tengan poder. Hay que avanzar hacia un regionalismo político, con cuatro o cinco macroregiones. Esa es la única manera que veo de diversificar realmente a las elites, territorializándolas”, indicó.

Un camino para lograrlo, es "con gobernadores regionales elegidos, ojalá con pequeños parlamentos regionales, con competencias políticas y recursos equitativos entre todas las macro regiones. Porque en ese momento se puede empezar a tener elites que se queden en sus lugares y compartan con el pueblo".

“En provincias, hay plazas públicas donde el rico, la clase media y el pobre se encuentran. Yo soy de Viña y está el borde costero, donde todos pueden estar en igualdad de condiciones, eso en Santiago no está, el contacto cotidiano entre los distintos grupos", enfatizó.

El filósofo también subrayó que la votación de esas comunas "no es trivial, yo le daría la mayor importancia, pero no al resultado puntual, sino en general a lo que expresa, a esta segregación en la que viven las elites. Ese es el tema políticamente relevante y lo demás es un poco para la anécdota o para la odiosidad de las redes sociales".

"El tema sistémicamente importante es que para que un país funcione y un orden político sea legítimo, sus elites deben tener trato cotidiano, paisano, con los demás grupos del pueblo. De lo contrario, el sistema político es inviable y está el ejemplo de la crisis del centenario", recalcó.

Para Herrera, "el asunto es grave desde hace una o dos décadas, pero hay una posibilidad de resolverlo, que es lenta como en todos los problemas graves, que es esta territorialización del poder, que las elites sean de regiones. Por ejemplo, hoy en Chile es mucho más importante ser subsecretario que intendente, eso refleja todo".

Qué hay detrás del voto

Finalmente, sobre qué motivaciones tuvieron los electores de esas comunas para respaldar al Rechazo, el académico manifestó que "hay tres factores que podrían estar influyendo. Por una parte, que en esos sectores se concentran grupos que ideológicamente son duros, cercanos a Libertad y Desarrollo".

"Son sectores con una visión economicista de la política, donde si la economía está bien, todo lo demás está bien y no hay herramientas conceptuales para comprender el problema de la legitimidad y la crisis política por la que atravesamos”, dijo.

También mencionó que "por otra parte, hay miedo y cierta rabia ante una dimensión que no se conoce. A todo lo que no se conoce y muestra fuerza se le tiene miedo y hay mucho de eso".

"No obstante el resultado es auspicioso, porque tienes al menos un 20% de la derecha que está en el Apruebo y que se mantuvo pese al miedo, y dentro de estos sectores hay un Rechazo no por ideología, sino por miedo. Entonces, hay una derecha que mayoritariamente está dispuesta a encontrarse y no está cerrada en posiciones ideológicas", concluyó.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores