EmolTV

"Que no parta de cero": Los desafíos que se vislumbran para Yáñez como nuevo general director de Carabineros

Expertos en seguridad plantean situaciones al interior de la institución a raíz de los constantes cambios de jefatura y coinciden en que la reforma que requiere la policía no pasa por una nueva máxima autoridad.

20 de Noviembre de 2020 | 08:00 | Por T. Cerna, Emol

Yañez fue designado ayer como nuevo mandamás de la institución.

Aton
"El general director Mario Rozas me ha planteado su renuncia, me dio sus razones y argumentos. Yo comparto sus razones y argumentos y, en consecuencia, he aceptado su renuncia", dijo minutos antes de las 10:00 del jueves el Presidente Sebastián Piñera para oficializar la salida del uniformado.

Tras casi dos años en el cargo y a horas del procedimiento policial que ayer dejó a dos menores heridos de bala en Talcahuano, Rozas optó por dar un paso al costado.

En su reemplazo, el Mandatario nombró como nuevo mandamás a Ricardo Yáñez, quien hasta hace unos días se desempeñaba como director nacional de Orden y Seguridad, y más recientemente, tras el último cambio de Mando, como subdirector.

El policía, que cuenta con más de 30 años de trayectoria y es definido por sus cercanos como "un gran profesional, leal y correcto en su actuar", se enfrentará a diversos desafíos como máxima autoridad de una de las instituciones más cuestionadas por la ciudadanía.

Parte de los retos incluso estarían por sobre él.

"Es un cambio que se estaba esperando"


Abordando la situación, Emol consultó a expertos en seguridad sobre el escenario al que ahora se enfrentaría Yáñez. Todos coinciden que los retos van más allá de la modernización que desde hace años se impulsó a raíz de casos como el megafraude de $28 mil millones, la muerte de Camilo Cartillaca y la Operación Huracán.

"Es un cambio que hace meses se estaba esperando. El general Yañez ya había cumplido muchos roles en la institución, en el Alto Mando, por lo tanto lo que se esperaría de él es que no parta de cero, sino que haya un conocimiento previo y profundo respecto los cambios que requiere la institución", aseguró la licenciada en Historia, cientista política y también miembro de la Comisión de Reforma a Carabineros, Alejandra Lunecke.

Por su parte, Branislav Marelic, abogado consejero del INDH con un diplomado en Rendición de las Cuentas de las Policías del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana, apostó por la importancia de "recobrar la legitimidad de Carabineros en un Estado democrático".

Así también, por "impulsar cambios de raíz a la doctrina de Carabineros, para que desde el primer día que los aspirantes o futuros carabineros entren a la institución sepan que hay límites que son los derechos humanos, y eso parece que no queda tan claro".

"Es un cambio que hace muchos meses se estaba esperando. El general Yañez ya había cumplido muchos roles en la insitucion, en el Alto Mando, por lo tanto lo que se esperaría de él es que no parta de cero, sino que haya un conocimiento previo y profundo respecto los cambios que requiere la institución".

Alejandra Lunecke.
El coronel (r) de Carabineros Pedro Valdivia, en tanto, planteó una situación que va más allá de Yáñez.

A su juicio, el cambio de mando responde a una "presión política que ha habido y que no se llama Mario Rozas, ni general director, sino que está apuntada a la institución": "Ese es el gran desafío del general Yáñez, que ojalá cuente con mejor predisposición del sector político, que en definitiva es quien está llevando la pauta de lo que está ocurriendo en nuestro país".

Situación interna


Al deber de actuar "siempre apegado a los más altos estándares policiales", el gerente general de Fiscalía Privada, Juan Enrique Suárez, agregó el desafío que está dentro de la policía y los efectos que podría tener en los uniformados los contantes cambios de jefatura: "Hacia el interior (Yáñez) deberá hacerse cargo de mantener la unidad entre sus hombres".

"Creo importarte hacer ver los errores que se pueden cometer dentro de un contexto general. Hoy Carabineros de Chile tiene un promedio de 15 millones de procedimientos cada año. En cada uno de estos se pueden cometer errores -delitos incluso-, pero no es posible juzgar a una institución por errores cometidos por un número reducido de funcionarios", acotó.

Dicha situación, consideró Marelic, "es un aspecto de organización muy compleja, porque cuando existen cuestionamientos a Carabineros por un grupo de carabineros que comenten estas violaciones a los DD.HH., otros carabineros, que hacen bien su trabajo, se pueden sentir aludidos. El ambiente interno debe estar bien complejo".

"Eso también pasa por darle credibilidad a la labor de Carabineros, cosa que no tiene hoy en un Estado democrático. En la medida que Carabineros vuelva a actuar con apego al Derecho, todos los otros policías que hacen bien su trabajo van a tener el reconocimiento que les corresponde", aseveró el abogado.

Se sumó, Valdivia al asegurar que Yáñez deberá "reconstruir y reafirmar los valores que han hecho carabineros en la institución que fue" y que "el debilitamiento del Mando generó hacia la propia institución una percepción de debilidad" de este mismo: "La gente al interior de la institución se ha visto contaminada por toda esta crítica destructiva y por su puesto va generando quebrantamiento del Mando y de la doctrina".

También se manifestó preocupado por el joven Alto Mando que ha terminado en Carabineros tras las últimas reestructuraciones.

"Las nuevas generaciones pueden dar un impulso, pero falta algo que solamente los años, el terreno y la vida misma entrega que es la experiencia. Una institución como carabineros requiere de experiencia, de calle, de conocer los niveles de subalternos, estar próximos, y eso se adquiere solo con los años que se viven en forma operativa", cerró.

Lunecke, en tanto, se manifestó más optimista: "Me atrevería a pensar que por el bienestar de esa tropa y por la necesaria seguridad y mínima incertidumbre que hay que tratar de producirle a los carabineros para que puedan actuar, para que se puedan formar y desarrollar sus carreras de manera más tranquila, es que hay que asegurar una estabilidad".

"No por mayores cambios o transformaciones profundas en la institución se debería generar un proceso de mayor ingobernabilidad o de problemas al interior de la institución. Lo que pasa es que la claridad de lo que se debe hacer y cómo se va a hacer es importante", indicó la profesional.

Cambios no se zanjan con nuevo general director


Un punto en común entre los consultados refiere a que los cuestionamientos hacia la institución no terminarán con una nueva jefatura. Desde marzo de 2018, Carabineros ha tenido cuatro generales directores, mientras que los reparos siguen.

"Los constantes cambios en los generales directores no solucionan el problema. La solución pasa por implementar medidas profundas que mejoren los estándares policiales para lograr que las actuaciones policiales se ajusten a derecho y protocolos en un 100%", aseveró Suárez.

Marelic, en tanto, que el cambio pasa por incorporar "de manera más explícita" la visión de DD.HH. dentro de la doctrina de Carabineros "mejorando el entrenamiento, y establecimiento mecanismos de control"; y Lunecke agregó que "uno no puede esperar que cambiar caras en el fondo produzcan las transformaciones necesarias", aunque acotando que no por ello esto no se deba hacer.

Coinciden además que la policía se convertirá en lo que se espera de ella cuando el Gobierno, especialmente el Presidente y el Ministerio del Interior, tengan un rol más activo.

23Meses estuvo Mario Rozas en el cargo de general director.
"El principio, el paso a paso, no debería hacerlo este general sino la autoridad civil. Ese es el gran giro que uno esperaría, que ya no sea un cambio generado solo por la institución o al alero de lo que la institución realiza, sino más bien un cambio que esté liderado al poder civil", complementó Lunecke.

Marelic cerró la discusión esperando que los cambios internos y externos de Carabineros no se extienda más de lo necesario.

"La reforma de Carabineros la debimos haber comenzado a discutir en 1990, pero por muchas razones se postergó. Y de la misma forma que estuvimos casi 10 años discutiendo sobre el Sename, espero que no pasemos 10 años discutiendo sobre Carabineros. Esto cita una decisión política urgente (...) aquí el ministro del Interior tiene que estar muchísimo más involucrado", concluyó.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores