EMOLTV

El alarmante recuento del cuartel de la División de Ingenieros del Ejército: 31 ataques por manifestaciones solo en 2022

Tanto en el Gobierno como en la institución castrense han expresado su preocupación por la integridad física de los militares y civiles que trabajan en el lugar, que está ubicado cerca del INBA.

05 de Octubre de 2022 | 08:01 | Por Felipe Vargas, Emol
Aton.
"Condenamos enérgicamente este hecho de violencia", dijo este martes la ministra de Defensa, Maya Fernández, luego de conocer el nuevo ataque que sufrió ayer el cuartel de la División de Ingenieros del Ejército por parte de un grupo de manifestantes.

Se trató del incidente número 31 que se registra en esas dependencias en lo que va del año, el cual esta vez dejó cuatro uniformados heridos. Su cercanía física con el Internado Nacional Barros Arana (INBA), lo convierte en un blanco predilecto.

Cada vez que se convoca a una marcha estudiantil, grupos de encapuchados lanzan piedras y objetos incendiarios a la unidad, en la cual está encargada de planificar y ejecutar los distintos proyectos de infraestructura que desarrolla la institución.

El balance de las protestas contra el edificio, en el que trabajan más de 200 personas, incluye a 10 efectivos lesionados durante 2022, además de daños a la infraestructura perimetral, amagos de incendio, rotura de vidrios y daño a vehículos fiscales.

Ante estos hechos, el general a cargo de la división, Jean Pierre Irribarra, comentó hace unas semanas que “estamos preocupados por esta situación, por el riesgo al cual están expuestos por la acción indiscriminada de estos ataques que no cesan”.

La angustia también es compartida desde el Gobierno, que ante los hechos ocurridos ayer decidió presentar una querella en contra de los responsables, a través de la División Jurídica del Ministerio del Interior.

Al respecto, el subsecretario de esa cartera, Manuel Monsalve, indicó que el objetivo de la acción judicial es "poder identificar a los responsables. Nos parece de enorme gravedad que se produzcan ataques a recintos militares".

"Es algo que no debe ocurrir, que debe ser investigado y cuyos responsables puedan ser identificados y sancionados", indicó, en una visión que fue compartida por la ministra de Defensa, Maya Fernández, quien fue al cuartel a visitar a los funcionarios.

"Tenemos que estar acá, la conversación creo que es importante, los protocolos, hemos conversado con el general de tener protocolos existentes, pero sobre todo trabajar para que estos hechos no ocurran", dijo la secretaria de Estado.

En ese contexto, manifestó que "en una convivencia no deberían ocurrir jamás estos hechos, me parece inaceptable", junto con destacar que se contactó con su par de Interior, Carolina Tohá, para tomar mayores medidas de protección a la unidad.

El registro post 18-O

El ataque a cuarteles de las FF.AA. se hizo recurrente después del 18 de octubre de 2019, fecha a partir de la cual se produjeron una serie de incidentes que incluso obligaron a las instituciones a advertir sobre el posible uso de la legitima defensa.

Dicha situación fue monitoreada por el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, en el cual se comentaba que las embestidas contra las unidades militares eran parte del objetivo de grupos radicalizados para desestabilizar aún más al país.

Por ejemplo, en Iquique, la guardia del cuartel Cavancha de la Fuerza Aérea sufrió al menos tres ataques a partir de esa fecha, los cuales incluyeron amagos de incendio en su infraestructura tras recibir bengalas y bombas de ruido.

También fue quemado un avión A-36 Halcón, ubicado en Alto Hospicio, ante lo cual desde la FACh respondió señalando que “frente a la ocurrencia de ataques a instalaciones, estos serán respondidos adecuadamente en uso de la legítima defensa".

En la misma ciudad, el cuartel general de la VI División de Ejército también fue objeto de ataques, al igual que el Regimiento de Infantería N° 23 de Copiapó, en donde tres soldados quedaron heridos en noviembre de 2019.

Dicho recinto también fue atacado en enero de 2020, lo que motivó la reacción del personal de guardia, que debió emplear sus armas para contener a los agresores. "Ante el ataque a recintos militares, el personal se encuentra facultado para repelerlos, haciendo uso racional de la fuerza", dijeron desde la institución.

En la zona central, la Escuela de Ingenieros del Ejército, más conocido como cuartel de Tejas Verdes, ubicado en San Antonio, también fue objeto de destrozos, motivados sobre todo por su pasado, dado que en ese lugar se practicó torturas en dictadura.

En ese contexto, el Ejército emitió un comunicado en esos días en el que advirtieron a que sus miembros "están mandatados por ley para proteger, en virtud de la legítima defensa, tanto su propia vida, como los medios que el Estado de Chile ha puesto a disposición de la institución para el cumplimiento de sus misiones constitucionales".

"La prudencia -añade- ha sido la virtud con la cual se han enfrentado los hechos de violencia que nos han afectado, pero ello no debe ser confundido por quienes provocan o atacan instalaciones militares con tibieza o falta de decisión en el cumplimiento de nuestras obligaciones militares", añadieron.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores