EMOLTV

A 11 años del postnatal parental solo el 0,23% de los subsidios han sido traspasados de la madre al padre

Un estudio de IdeaPaís plantea que para que la política pública sea exitosa los padres deben ser titulares del beneficio y no ser cedido de manera voluntaria por las madres.

02 de Noviembre de 2022 | 17:32 | Redactado por Sofía Dib, Emol
imagen

IdeaPaís expuso tres razones por las cuales no se incentiva el traspaso de semanas de postnatal a los padres.

Aton.
Una investigación "Perspectivas y Desafíos del Postnatal Masculino en Chile" del centro de estudios IdeaPaís encontró, a través de los datos de la Superintendencia de Seguridad Social, que desde la implementación de esta política pública solo el 0,23% de los subsidios se ha traspasado de la madre al padre.

El objetivo del Permiso de Postnatal Parental es, desde que se aprobó, compartir la responsabilidad y la crianza de los hijos entre madres y padres, cediendo al hombre una cierta cantidad de semanas de la mujer, aunque de forma voluntaria.

Así, IdeaPaís expone tres factores que, creen, ha desincentivado el traspaso de semanas de postnatal a los padres: Por una parte, que este no sea titular del derecho. "La evidencia indica que una de las características que contribuye a que aumente la tasa de uso de estos permisos es el criterio de instransferabilidad de este y así no dependa de la voluntad de la madre. Como es el caso de países como Noruega o Suecia", dice el centro de estudios.

Como segundo punto se encuentra el tope del subsidio mensual que reciben los padres o madres que hagan uso de este derecho, que actualmente es de 73 Unidades de Fomento (UF). "Lo anterior desincentiva a los padres que tienen una remuneración superior al tope para que soliciten el traspaso", agrega el documento.

Por último, IdeaPaís plantea que "hoy el padre está obligado a toarse sus cinco días de postnatal durante el primer mes después del nacimiento y las semanas traspasadas inmediatamente después del postnatal de las mujeres, siendo este un régimen absolutamente rígido".

"Podemos encontrar factores culturales y sociales, pero también fallas en el diseño de la política. En la mayoría de los países, por ejemplo –incluido Chile- las políticas de conciliación se refieren casi en su totalidad a los `derechos de las mujeres` sin considerar los derechos y deberes de los hombres", señaló Emilia García, investigadora de Políticas Públicas de IdeaPaís.

Y agregó que "esto refuerza –mediante legislación y políticas públicas- por un lado, la doble función de las mujeres (de madre y trabajadora) y la idea de que el padre es un invitado en la crianza".

Por último, el estudio reflexiona que "si no se considera el cuidado como una responsabilidad que involucra a padres y madres, la sobrecarga de las mujeres será mayor. Al mismo tiempo que, si los hombres no dan el ejemplo a sus hijos, habrá menos personas dispuestas a hacerlo en un futuro".