EMOLTV

Ahorro de energía e ir al colegio con luz vs. irritabilidad y estrés en la gente: A días del cambio de hora, se reactiva la polémica

Científicos y parlamentarios han iniciado un fuerte despliegue para frenar el cambio de hora que está programado para este 1 de abril y se elimine definitivamente el "horario de invierno".

20 de Marzo de 2023 | 14:03 | Redactado por N. Ramírez, Emol
imagen

El cambio de hora comenzó a implementarse anualmente en el país a fines de los sesenta. En 2015 rigió el "horario de verano" todo el año. Pero luego se dio pie atrás.

Shutterstock
Dentro de doce días más, Chile enfrentará un nuevo cambio de hora, por lo que gran parte del territorio nacional –con excepción de la Región de Magallanes– ingresará al llamado "horario de invierno". Así, a las 24 horas del sábado 1 de abril, los relojes deberán retrasarse una hora, es decir, cuando sean las 00:00 horas se debe cambiar a las 23:00.

Actualmente –y por los últimos seis meses–, el país se ha regido por el llamado "horario de verano". Éste no siempre existió, sino que se creó para extender el aprovechamiento de la luz natural hasta más tarde y así ahorrar energía durante la época estival.

Hasta 45 díaspueden tardar en adaptarse al nuevo horario algunas las personas, advierten los expertos
En Chile, la hora oficial solía ser la UTC/GMT-4 –hoy conocida como "horario de invierno"–, pero debido a la sequía y los fantasmas de los cortes de luz, en 1968 se aplicó, de manera excepcional, el cambio al uso horario UTC/GMT-3 ("horario de verano"). Con esto se percibió, además, un positivo impacto en la vida de las personas, que vieron cómo podían disfrutar hasta más tarde de los parques y al aire libre durante los meses de verano. Ante sus buenos resultados, a partir de 1970 se estableció oficialmente que ésta sería la hora de Chile entre los meses de octubre y marzo.

En 2015, durante el gobierno de Michelle Bachelet, se dio un paso más y se definió que la hora oficial de Chile durante todo el año sería la UTC/GMT-3 (el "horario de verano"). La razón principal que entregó el entonces ministro de Energía, Máximo Pacheco, era "mejorar la calidad de vida de las personas", al eliminar el cambio de hora y los trastornos que éste provocada.

Sin embargo, al año siguiente, en 2016, se retrocedió y se volvió a instaurar el "horario de invierno" durante algunos meses, aunque con una duración más corta, de solo tres meses –de mayo a agosto–. El regreso del "horario de invierno" se debió principalmente a los reclamos de que a la hora en que se suelen levantar los chilenos aún estaba de noche, afectando sobre todo a los niños en edad escolar. Incluso se advirtió de un aumento del ausentismo en los colegios. Sí se mantuvo el "horario de verano" todo el año en la Región de Magallanes.

Posteriormente, en un decreto de 2018, durante el gobierno de Sebastián Piñera, se estableció que el "horario de invierno" duraría cinco meses –de abril a septiembre–, mientras que el de verano estaría vigente los siete meses restantes –del primer sábado de septiembre al primer sábado de abril–. Esta fórmula comenzó a regir en 2019 con una vigencia hasta 2022, es decir, durante el mandato del ex Presidente Piñera y un año adicional.

En 2022, ante el problema que se advirtió por el hecho de que el cambio de hora coincidiera con el Plebiscito por la nueva Constitución –el 3 de septiembre–, el actual gobierno informó que éste se realizaría el sábado 10 de septiembre y que el "horario de verano" regiría entre esa fecha y el sábado 1 de abril de 2023.

El fuerte llamado de expertos a frenar el cambio de hora de este 1 de abril


Pero a pocos días de que se concrete este nuevo cambio de hora, se ha reactivado el debate sobre su pertinencia y ha crecido el llamado de parte de la comunidad científica para que el gobierno detenga esta medida.

En general, quienes defienden que sí se aplique el "horario de invierno" durante algunos meses aluden al ahorro de energía que éste supondría, y a que permite que los niños no tengan que llegar al colegio siendo aún de noche. En tanto, quienes critican este cambio argumentan que el ahorro de energía es cada vez más "marginal", pero los efectos nocivos en las personas, especialmente en ciertos grupos de la población –como niños, adultos mayores y personas con discapacidad– son evidentes y se pueden prolongar por varias semanas.

La Red Nacional de Salud ha emprendido una fuerte campaña para que detenga el cambio de hora programado para el 1 de abril. Entre sus gestiones, hace unos días entregaron una carta dirigida al Presidente de la República, donde le solicitan que frene este cambio. "Su excelencia puede dar una excepcionalidad a través de un decreto supremo; lo más realista es que no se debe cambiar (la hora)", afirma el Dr. Patricio Mardónez, presidente de la entidad.

"(Con el cambio de hora) probablemente los cuadros de ansiedad y estrés sean mayores en los niños; en pacientes con discapacidad son procesos de irritabilidad, angustia, incluso con crisis; y los adultos mayores se desorientan. Por lo tanto, todos perdemos, no hay un grupo etario en este país que gane con este cambio de horario"

Dr. Patricio Mardónez, presidente Red Nacional de Salud
El especialista explica que, en los niños, los efectos más importantes son "cuadros de ansiedad y estrés", mientras que "los trastornos adaptativos en pacientes con discapacidad son procesos de irritabilidad, angustia, incluso con crisis; y los adultos mayores se desorientan". "Por lo tanto, todos perdemos, no hay un grupo etario en este país que gane con este cambio de horario", sostiene el especialista, detallando que "en los pacientes con discapacidad –que son 2 millones 700 mil chilenos– la adaptación puede durar hasta 45 días".

Respecto de las consecuencias negativas que se percibieron en 2015 entre los escolares, el experto cree que "el tema fue que no estábamos preparados para esta nueva dinámica", y subraya que en esta ocasión "este cambio tiene que ser transversal; eso significa que a primera hora de la mañana a nivel de la educación no se tienen que dar las clases más importantes, porque todavía el ritmo circadiano no está en su full".

En cuanto a la menor seguridad que se podría producir en la mañana por la falta de luz natural, el Dr. Mardónez argumenta que "la mayoría de los hechos de connotación violenta ocurren en la tarde-noche". "Los portonazos y los asaltos violentos son más en la tarde-noche. En la mañana existen delito violentos, pero en menor medida", apunta.

"Le hacemos un llamado al Gobierno a que, si la comunidad científica dice que esto no es bueno, tomar la decisión de una vez por todas de eliminar esta mala política pública que es el cambio de huso horario (...) Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance desde el Congreso para que no exista nunca más un cambio de huso horario en el país"

Luis Malla, diputado PL
El diputado Luis Malla (Partido Liberal) apoya el planteamiento de estos expertos y afirma que "nos estamos haciendo eco de las solicitudes de la comunidad científica, de los médicos, que conocen sobre este asunto y nos piden que eliminemos el cambio del huso horario".

En concreto, el parlamentario anunció que ingresarán "un proyecto de resolución para pedirle al Presidente de la República que elimine este cambio de huso horario, por las connotaciones negativas que esto significa de hace más de 50 años, principalmente para las personas con TEA, que se les hace muy complicado adaptarse a los cambios de horario; hay personas que tienen depresión, que tienen problemas de salud mental y que también tienen problemas para los cambios".

"Le hacemos un llamado al Gobierno a que, si la comunidad científica dice que esto no es bueno, tomar la decisión de una vez por todas de eliminar esta mala política pública que es el cambio de huso horario, y ojalá sea en este cambio y no en el próximo. Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance desde el Congreso para ayudar a la comunidad científica y para que no exista nunca más un cambio de huso horario en el país", sostuvo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?