No todo es sobre "matches": Las demandas que enfrentan a uno de los creadores de Tinder con los actuales propietarios

Sean Rad acusa a Match Group e IAC de haber subvalorado la aplicación a la hora de vendérselas, y ellos que el ex CEO presentaba correos electrónicos que no tenía permitido guardar.

26 de Marzo de 2019 | 13:00 | Redactado por José Manuel Vilches, Emol
La famosa aplicación social que ayuda a coordinar más de un millón de citas por semanas, enfrenta desde hace un tiempo a uno de sus fundadores, Sean Rad, con los actuales propietarios del desarrollo, la compañía norteamericana Match Group y el holding InterActiveCorp (IAC), en una disputa que pone millones de dólares por delante.

La historia se remonta a agosto del año pasado cuando el ex CEO de Tinder, junto a otros nueve demandantes, enfrentaron a las compañías matrices por unos US$2.000 millones. Según ellos, quienes habían adquirido la aplicación en 2013 habían manipulado y subvalorado la información de la empresa, con el fin de reducir el valor de sus acciones.

“Cuando llegó el momento de pagarle a los empleados de Tinder lo que ganaban legítimamente, los acusados mintieron, intimidaron y violaron sus obligaciones contractuales, robando miles de millones de dólares. Un jurado ahora responsabilizará a los acusados por su robo”, declaró en un comunicado de prensa el abogado de las presuntas víctimas, Orin Snyder.

Asimismo, especifica el medio especializado The Verge, el holding habría mentido sobre el rápido crecimiento continuo que tenía la plataforma y también habrían retrasado el lanzamiento de características importantes que impulsaban sus ingresos —como Tinder Gold— para así reducir la valoración de la compañía.

Cinco meses después de haber iniciado este proceso, los mismo propietarios presentaron una demanda contra Sean Rad por unos US$250 millones en daños. ¿La razón? Según ellos, el ex empleado se habría reenviado correos de la empresa a su cuenta personal, con el fin de respaldar archivos interinos que incluían “información altamente confidencial y no pública sobre sus estrategias y planes de negocios”.

“¿IAC y Match realmente piensan que el jurado no verá bien este acto desesperado de represalia?”, comentó en su ocasión el abogado defensor.

Y fue durante la jornada de este martes que el mismo Sean Rad le solicitó a la Corte Suprema de Nueva York que desestimara la demanda en su contra. Según él, su contrato le otorgaba el derecho de hacer copias de seguridad de los correos electrónicos internos, de conservar esas correspondencias incluso después de finalizar su mandato y que incluso lo liberaba para usarlo en acciones legales contra Tinder.

Los denunciantes, en tanto, señalaron que habrían terminado inmediatamente el empleo de Rad si se hubiesen enterado acerca de las copias de seguridad en su correo electrónico.

“El contrato le permitió específicamente a Sean Rad conservar estos documentos, e IAC y Match están simplemente enojados porque Sean retuvo la evidencia que expondrá su mala conducta”, dijo el abogado Snyder en conversación con The Verge.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores