EMOLTV

Qatar planea aumentar el agua que desaliniza para abastecer el Mundial: Los impactos de su dependencia en el medio ambiente

El emirato pérsico es uno de los países con mayor crisis hídrica en el mundo, y cerca del 60% de su suministro depende de este proceso. Sin embargo, potabilizar también tiene sus consecuencias. Revísalas a continuación.

15 de Noviembre de 2022 | 09:10 | Por AP / Equipo Multimedia, Emol.
Árido y rodeado por las saladas aguas del golfo Pérsico, el anfitrión de la Copa del Mundo, Qatar, se encuentra entre los países del mundo con mayor escasez hídrica. Y es que la nación de 2,9 millones de personas no tiene ríos y recibe menos de 10 centímetros de lluvia por año promedio.

Una condición por la cual el adinerado emirato ha debido pagar, saliendo de ella -en gran medida- gracias a una costosa tecnología conocida como desalinización, que hace que el agua de mar sea potable.

Pero Qatar no es el único. Las monarquías del Golfo Pérsico, Bahréin, Kuwait, Omán, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, también carecen de agua dulce y dependen de la desalinización. Israel también lo hace, pero la solución tiene un costo: eliminar la sal del agua de mar consume mucha energía y quema una gran cantidad de combustible fósil. También crea un subproducto que, cuando se descarga en el océano, puede afectar los ecosistemas marinos.

He aquí un vistazo al suministro de agua del país y el papel de la desalinización.

  • ¿Qué es la desalinización?

    La desalinización es un proceso en que, a partir del agua del mar, se produce agua dulce consumible para los humanos.

    En la práctica, las plantas que realizan este proceso, extraen agua del océano con grandes tuberías y la lanzan a través de finas membranas que permiten el paso de las moléculas de agua, pero mantienen la sal fuera. Ese proceso se conoce como ósmosis inversa.

    Asimismo, existen otros tipos de desalinización pero la ósmosis inversa es la más común. Las aguas interiores y salobres también pueden desalinizarse.

  • ¿Dónde se utiliza?

    AP

    Las plantas de desalinización están dispersas a lo largo de las costas de todo el mundo, pero las plantas de mayor capacidad están ubicadas en países del Medio Oriente de altos ingresos y hambrientos de agua con amplia costa, como los Emiratos Árabes Unidos, Israel y Arabia Saudita. Es en éste último donde se alberga la planta más grande del mundo.

    La tecnología de ósmosis inversa existe desde la década de 1950. Las naciones del Golfo Pérsico fueron de las primeras en aceptarla, después de que los altísimos ingresos del petróleo en las décadas de 1970 y 1980 los transformaran en algunos de los países más ricos del mundo y comenzaran a invertir fuertemente en infraestructura. Israel, por su parte, se tomó en serio la desalinización a fines de la década de 1990 luego de una severa sequía.

    En total, según una estimación hecha hace tres años por el Programa de Agua y Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, hay cerca de 16.000 plantas desaladoras repartidas en todo el mundo. De ellas, casi la mitad del agua que producen está en el Medio Oriente y en África del Norte.

    En el caso de Qatar, este país depende en gran medida del agua desalinizada del Golfo Pérsico. Según datos levantados en 2019 por su autoridad de planificación y estadísticas, ésta representa alrededor del 60% de su suministro total y casi toda su agua doméstica. Hay que considerar que el gobierno subsidia fuertemente a sus residentes, y que el agua subterránea constituye una cuarta parte adicional del abastecimiento, utilizado principalmente por las granjas.

  • ¿Cuáles son las preocupaciones ambientales?

    La desalinización del agua del océano a gran escala utiliza una buena cantidad de energía. A menudo, la electricidad proviene de la quema de combustibles fósiles.

    "Simplemente se necesita mucha energía para sacar la sal del agua", explica Peter Gleick, presidente emérito del Instituto del Pacífico con sede en California, que ha estudiado los recursos hídricos durante décadas.

    El proceso se ha vuelto más eficiente en las últimas décadas. Pero todavía se necesitan entre 3,5 y 4,5 kilovatios-hora para desalinizar 1.000 litros de agua, según un análisis de 2019 realizado por investigadores de la Universidad de Corea de más de 70 instalaciones a gran escala. Como referencia, un refrigerador estadounidense usa alrededor de 4 kilovatios-hora por día.

    Luego está la salmuera, o lodo altamente salado que deja la filtración. Algunas instalaciones lo desechan o lo inyectan bajo tierra, pero la mayoría de las plantas desalinizadoras lo devuelven al océano. Algunos lo diluyen antes de hacerlo.

    s Este elemento suele contener metales pesados ??y productos químicos utilizados para tratar el agua de mar en la etapa inicial. Su alta salinidad y temperatura pueden dañar los hábitats de algas marinas, arrecifes de coral y pastos marinos. Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar representan el 55% de la salmuera desalinizada en el mundo, según investigadores del Programa de Desarrollo Humano y Agua de la ONU.

  • ¿Qué hay del agua para la Copa del Mundo?

    AP

    Qatar espera aumentar su suministro de agua en un 10% durante la Copa del Mundo, dijo un portavoz de Kahramaa, la empresa de servicios públicos de agua y electricidad del país. Eso significa que aprovechará sus grandes reservas desalinizadas e incluso podría aumentar la cantidad de agua del océano que filtra cada día, indica Amin Shaban, hidrólogo del Consejo Nacional de Investigación Científica del Líbano y experto en sistemas de agua de Medio Oriente.

    Esa agua se utilizará para albergar a los 1,2 millones de aficionados que se esperan, y mantener miles de acres de césped cultivado para campos de fútbol y lugares de entrenamiento.

    Por ende, el costo de la energía de la desalinización y la fuerte dependencia se suman a las preguntas sobre Qatar y la promesa de la FIFA de que la Copa del Mundo casi no tendrá ningún efecto sobre el clima.

    Ante esto, los funcionarios responden que los inodoros y el control de polvo en los ocho estadios de la Copa del Mundo utilizarán agua reciclada. Pero las canchas de fútbol reales que los trabajadores del campo han estado regando durante meses, incluso durante el caluroso verano del país, están utilizando agua desalinizada.

    "La huella hídrica aumentará" para la Copa del Mundo, dijo Mohammed Mahmoud, director del programa de clima y agua del centro de estudios Middle East Institute. Sin embargo, agregó que el aumento aún no rivalizaría con el agua utilizada por el sector agrícola de Qatar. "No están ni cerca de la misma escala", puntualizó.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores