EMOLTV

La familia se hace un espacio en el entretiempo

09 de Marzo de 2005 | 16:40 |
imagen
El tiempo se acaba y el subsecretario debe seguir con su apretada agenda: una reunión con su jefe de gabinete y algunos de sus colaboradores que tiene más cara de jarana que de trabajo. Le proponemos que la última parte de la entrevista sea más rápida, acepta sonriente y se relaja.

- ¿Cuáles son tus pasiones?
“El fútbol, la política y las comidas con los amigos, en ese orden estricto”.

-¿Qué amigos son esos?
“Casi todos del colegio Verbo Divino, donde estudié... una tropa de delincuentes: Max Ossa, Juan Tagle, Pablo Guerrero, entre otros con los que me junto a comer y a conversar”.

- ¿El fútbol es tan importante como para estar en primer lugar?
“Una escuela. Les enseña a mis hijos a ser fanáticos a pesar de que la Católica pierda con el Rangers y quede rezagada en el último campeonato. Aprenden a ser rigurosos en el estudio para poder ir a clases de fútbol tres veces a la semana. También les enseño el rigor en el estadio. Uno no puede heredar el partido político ni la religión, pero ¡me muero si me sale un hijo fanático de la Chile o el Colo!”

- Pero ¿prácticas otros deportes?
“Mountainbike con los niños y esquío, pero cada vez menos”.

- ¿Te gusta la música?
“Soy fanático, ponía música en las fiestas cuando era joven, tal vez como herencia del papá que tenía un grupo con el que tocaba en las fiestas de las quinceañeras de su época. Soy rockero, pero también me gusta Shakira”.

- Y ¿la lectura?
“Me gusta leer historia. Soy fanático del Señor de los Anillos: he leído dos veces los libros y he visto tres veces cada película. Estoy suscrito a “The Economist” y eso leo durante el año. El último verano, que es cuando me agarran las novelas, leí El Código Da Vinci, Plataforma y Los Reyes Malditos”.

Aunque la religión ha estado presente en su vida por tradición familiar, colegio y partido confesional se reconoce en esta etapa de la vida como católico, “pero menos observante que antes”. “Le tengo mucho cariño a la Iglesia más progresista como los jesuitas, a quienes me siento más cercano, pero le tengo un gran respeto al Opus Dei”.

- ¿Cuáles son los lugares preferidos para tus vacaciones?
“A la playa, en Cachagua, pero con los amigos, nada de política. También me encanta recorrer el Chile profundo, el menos conocido. He estado en localidades perdidas maravillosas, eso me gusta de mi trabajo y es uno de mis desafíos en el MOP: desarrollar una mejor infraestructura turística”.

- ¿Qué es lo que más te gusta de ti?
“Que tengo buena llegada”.

- Y tus defectos.
“Me gustaría ser más sistemático, porque cuando las cosas me aburren, las dejo. También soy egoísta”.

- ¿Egoísta?
“Priorizo en cuanto a mis inquietudes más que a las urgencias. Por ejemplo, mi agenda se maneja según los partidos de fútbol. Fútbol, política y amigos, en ese orden, la familia se hace espacio en el entretiempo”.

- ¿Tienes algún deseo no cumplido?
“Hacer el comercial de “Yo tomo leche”. No porque sea pintoso, sino por el quiebre que provocaría una autoridad de gobierno en pelotas promoviendo la leche, aunque no me hubiera desvestido para las fotos de Tunick”.

- ¿Crees que podrías?
“No sé si se sería políticamente correcto, pero me gusta el quiebre”.

- ¿Y algún vicio privado?
Es la única vez en toda la entrevista que se nota incómodo con una pregunta, se pone muy colorado y responde:
“¿Qué se pueda contar? Leer Las Últimas Noticias antes que cualquier otro diario”.


EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol