“No me arrepiento de nada de lo que he hecho”

29 de Noviembre de 2004 | 16:23 |
Felipe Bianchi estuvo casado con la periodista Consuelo Saavedra; era una pareja que relucía en el medio, hasta que sobrevino la crisis y la separación. Desde hace unos años su mujer es Teresa Undurraga, dueña del “Emporio la Rosa” en el sector del Parque Forestal que, además, incursionó por poco tiempo en la conducción de televisión.

Su vida privada no era muy pública, pero hace unos meses y a raíz de una pelea con el humorista Felipe Izquierdo, su amigo Eduardo Bonvallet reveló la infidelidad que le costó el primer matrimonio.

-¿Qué pasó con la Consuelo?
“A la Consuelo la quiero muchísimo, me encanta como persona, le tengo una admiración profesional profunda, pero en algún momento el tema no funcionó. Lo único que tengo claro, y será todo lo que diré al respecto, es que dejó de funcionar desde mucho antes que nos separáramos, como les suele ocurrir a muchas parejas en el mundo. No fue de un día para otro.
“Le tengo un gran afecto, guardo un gran recuerdo de ella y me encantaría ser más cercano, pero respeto que a la Consuelo, eso no le interese mucho”.

- ¿Y las revelaciones de Bonvallet sobre tu affaire con María Gracia Subercaseuax?
“La cosa medial fue para la risa, porque era un secreto a voces y no -como lo planteó Felipe Izquierdo- algo que ensuciara mi nombre. Evidentemente, mientras menos pública sea mi vida afectiva, mejor. Pero no me arrepiento de nada de lo que he hecho; sí, del daño que pueda haber causado.
“No podría hablar mal de nadie con quien he estado. Uno está con alguien por algo y esas cosas son súper difíciles de frenar. No debieran martirizarlo tanto a uno. Lo que pasa, por algo es. Mucho más delicado sería negarse lo que uno está sintiendo”.

- ¿Cómo conociste a la Teresa?
“Por amigos comunes. Llevamos juntos –eeeh, no la vaya a cagar- ¡harto tiempo! Casados desde diciembre y vivimos juntos hace tres años. Tenemos tres hijos: La Elisa (8), que, en rigor, es de la Tere, pero también mía; Elena (2) y Manuel (5 meses)”.

- ¿Eres machista?
“Lejos de eso. Soy lo más fregado del mundo, porque ya discutir sobre diferencias de género, me parece una estupidez. Hay gente, no hay hombres y mujeres”.

- ¿Cómo así?
“No entiendo que una mujer no trabaje ni que le pida plata al marido. Para algunas mujeres debo ser pasado para la otra punta, porque en nuestra casa todo se decide de a dos: el color de las cortinas, qué comer, cómo decorar.
“Tengo un rollo súper heavy con la justicia de los roles: casi matemático. No veo por qué hay cosas que la sociedad destina al hombre y otras a la mujer. Aparte de la maternidad, por supuesto. Cada ser humano tiene que hacer lo que quiere, le gusta y puede”.

-¿Sólo en teoría o también en la práctica?
“La Tere volvió a trabajar, apenas nació Manuel. Tenemos a alguien que nos ayuda, pero no tengo problemas en dar mamaderas o cambiar pañales”.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores