EMOLTV

“No tengo problemas con el destape sexual, sí con la cosa rasca”

10 de Enero de 2005 | 09:59 |
imagen
Carmen Romero salió de una oficina de Lan Chile para hacer periodismo en “El Fortín Mapocho” y la revista “Análisis” en pleno gobierno militar. Ahí se contactó con el desaparecido director Andrés Pérez, quien le pidió que buscara locaciones para su teatro callejero y derivó a la producción. Y tanto le gusto que se quedó ahí y exploró áreas como la música: fue manager de “Los Tres” y “Los Pettinellis” hasta el 2000.

Vinculada fuertemente al mundo de la Concertación, en el 2000, junto a un centenar de artistas e intelectuales de ese sector elevaron una carta a Ricardo Lagos planteando una dura crítica sobre el tipo de televisión que se estaba gestando en Chile, incluida TVN, muy sujeta a los avisadores.

-Parece que te gustan las batallas duras.
“Pelear por la cultura vale la pena. Cuando me responden que hay problemas de salud y pobreza, yo digo sí y también de cultura; que tiene que ver una cosa con la otra. Todo es importante”.

-¿Te preocupa la calidad de la televisión?
“Sí, este tema es súper complicado. A mí me da un poco de dolor ver televisión con mis hijos. Si bien creo que hay áreas donde se ha avanzado, todo esto de la farándula, del destape me parece rasca. No tengo problemas con el destape sexual, pero la cosa rasca ha invadido la TV”.

-Todo por el raiting
“Veo pocos programas de calidad y te insisto, hay público para eso. Esto no es un problema de la gente; se dice que los programas musicales no dan raiting y por qué los más altos números alcanzados en el Festival de Viña se dieron con los cantantes y grupos musicales. Quienes salvaron a la industria discográfica en Chile fueron programas como “Rojo””.

-Veamos responsabilidades, ¿el público que consume o el productor que entrega material rasca?
“Es compartida. En este país la gente tiene que empezar a reclamar y sentir como un derecho ver cosas de buena calidad en TV y también, se deben dar programas que vayan más allá de los avisadores.
“Ese es el tema... al igual que en el teatro, no todo se puede dejar en manos del mercado, de los privados que te dicen qué debes mostrar o entregar. Así no se puede hacer arte y en el televisión es súper difícil el equilibrio. Hay que decirles a los avisadores que no es necesario llegar a lo rasca y fácil para tener raiting”.

-¿Cómo ves el periodismo de espectáculo que algunos consideran responsable de haber farandulizado todo?
“Creo que en el periodismo hay de todo, algunos se dedican al copucheo y tras bambalinas y está bien, pero, ¡por Dios!, que exista lo otro, que se informe de los buenos espectáculos. Además, todo se transforma en algo tan banal que ya ni se investiga, sólo se quiere poner quién anda con quien y para eso sólo necesitas la copucha. No responde a lo que ocurre en la realidad.
“Cuando hacía periodismo mis editores nunca me dejaron pasar una nota sin tener corroborado el dato o la fuente. Hoy todo es parece que, podría ser y eso me parece un error garrafal. Se está jugando con la gente; en vez de estar todos más informados, estamos siendo mal informados”.

-A ti con tu marido (el actor Francisco Reyes) la farándula no los ha tocado, pero a muchos colegas de él, sí ¿cuánta responsabilidad tienen ellos en eso?
“A mí me duele muchas veces lo que hacen y dicen algunos artistas, pero también los comprendo. A los artistas hay que quererlos, no hay que tratar de entenderlos y de verdad, muchas veces ello se equivocan hablando más de lo que debieran”.

-¿Algunos se sobreexponen para asegurar su carrera?
“No les veo esas intenciones. Es mucho más simple y elemental que eso: meten la pata a cada rato porque no se dan cuenta. Su misión en la vida es estar arriba del escenario y cuando se les pregunta son abiertos, pero a lo mejor lo fueron siempre, lo que pasa es que ahora es noticia”.

-¿No hay un tema de ego entremedio?
“Ah... sí, por eso, cuando estás al lado de un artista tienes que agachar el moño. Hay mucho ego porque ellos trabajan con los sentimientos, está todo a flor de piel y algunos lo tienen menos expuesto. Esto es inherente al artista, es parte de sus herramientas de trabajo”.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol