EMOLTV

Los cuidados del piercing

19 de Mayo de 2005 | 17:42 |
imagen
Ante la profileración de lugares para hacer piercing, como ferias de artesanía y otros, bien vale tener en cuenta cuáles son las condiciones mínimas que debe tener un local para garantizar la seguridad del procedimiento.

Lo básico es que cuente con un esterilizador donde se limpien todos los elementos que se utilizan en estos casos y que el operador use guantes.
Además, el cliente tiene que exigir que la aguja sea abierta delante de él y evitar el uso de la pistola, ya que se trata de un artefacto de difícil esterilización.

No todas las personas son candidatas para un piercing, hay que tener presente que el 20% de las mujeres es alérgica al níquel, lo que le producirá irritación y dolor en la zona perforada.

En total, cerca de la mitad de los casos presentará complicaciones como infecciones (por rechazo al cuerpo extraño o mala manipulación), transmisión de enfermedades (entre ellas tétanos, hepatitis B o C, e incluso sida), sangramiento y mala cicatrización.


No recomendado

Cada zona del cuerpo acarrea riesgos distintos.
Por ejemplo, un aro en la lengua puede producir trizadura o rotura de dientes y dificultades en el lenguaje. En quienes se lo realizan en cualquier parte de la cara, como cejas o el contorno de la boca, existe el peligro de que se pase a llevar algún nervio, lo que en algunos casos puede producir parálisis.
En el ombligo, es más frecuente la formación de cicatrices queloídeas (con volumen), al igual que en las mucosas de la nariz.

La zona de los genitales es más delicada, por lo que también está más expuesta a sufrir daños en caso de ser perforada. Cada herida es una ventana para que las infecciones entren al cuerpo humano, por lo que siempre deben restringirse al mínimo.

La Academia Americana de Dermatología no recomienda ningún tipo de piercing que no sea en el lóbulo de la oreja.

Si de todas maneras la persona decide realizárselo, debe tomar las siguientes precauciones: no bañarse en piscinas, lagos o ríos durante los primeros días ni remojar la zona perforada.

La idea es evitar el contacto de la herida con cualquier fuente de infecciones, en las que también se incluyen la tierra y el polvo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol