EMOLTV

Plantas adecuadas

Al momento de escoger especies para el jardín, resulta indispensable conocer su lugar de origen, sus preferencias de suelo y sus necesidades de asoleamiento, de modo que puedan desarrollarse bien. También será importante considerar su época de floración y sus aromas.

12 de Julio de 2005 | 12:44 |
imagen
Un primer principio en la selección y combinación de plantas es respetar la ecología, lo que implica proteger la especie y su origen. El lugar de origen puede ser un poblado, una quebrada, un sector entre dos ríos, una determinada altitud.

También puede tratarse de un país entero, varios países, un continente; una región de mar a cordillera.

De esta realidad se desprende una ley general: cuanto más reducido es el sitio de origen de una determinada planta, más difícil es su adaptación en otros lugares. Por ejemplo, un arbusto apoyante magnífico y, desde el punto de vista estético, uno de los más lindos arbustos chilenos es Berberidopsis corallina, de nombre vulgar coralillo, Michay rojo, de la familia Flacourtiácea; proviene de un pueblo de Arauco.

Pocos chilenos han podido disfrutar de su hermosura, ya que su adaptabilidad es muy precaria y circunscrita a los alrededores. Es un ejemplar vulnerable y sus posibilidades de desaparecer son enormes, por lo que resulta necesario protegerlo, intentar reproducirlo y tratar de cultivarlo más allá de los límites provinciales.
Según el sol
Observaciones generales para plantas ornamentales según sol, semisombra y sombra.

Ceibo, Camelia, Aspidistra: proteger del frío al ceibo juvenil.
Quillay, Azalea, Ruscus aculeatus: en el sur, la azalea se pone al sol.
Crataegus, Violeta, Ruscus hypoglossum: hay un crataegus de flores rojas que tolera la media sombra.
Rosa, Aucuba, Hiedra: conviene acidificar el suelo de aucuba, de vez en cuando.
Salvia leucantha, Rododendron, Tussilago: el tussilago requiere humedad de suelo y control de masticadores.
Quebracho, Abelia, Magnesia: la abelia en la media sombra florece menos, pero es tolerante.
Lantana camara, Hortensia, Sarcococa: la sarcococa florece mejor con más sol. Hay que acidificar el suelo de vez en cuando.
Liquidambar, Skimmia, Boj: el boj se adapta a diferentes tipos de soleamientos.
Lavanda, Pittosporum tobira, Ficus repens: conviene renovar las lavandas cada 2 años.
Hibiscus, rosea sinensis, Viburnum rotundifolia, Ophiopogon: el hibisco es de lugares de maculatum inviernos suaves o lugares protegidos de las heladas.
Árbol de Judea, Laurentina, Lamium: no usar lamium en lugares con muchos caracoles.
Diamelo, Copihue, Cóguile: el cóguile es una enredadera sureña muy agresiva.
(Pandorea Jasminoides), Coprosma, Gomero: el gomero soporta estar afuera protegido por la sombra de un árbol persistente o un gran alero.
Bougainvillea, Jazmín del cabo, Thujopsis: proteger la bougainvillea de colores especiales dolabrata, durante 3 años, de las heladas.

A diferencia del anterior, el ciprés calvo, Taxodium distichum, presenta condiciones de adaptabilidad muy superiores. Siendo originario de Estados Unidos particularmente de Carolina del Norte y del Sur, Illinois, Mississippi, Louisiana y Tejas, donde habita cerca de ríos, en lugares pantanosos, tiene un área de distribución que ocupa una superficie de 615.000 kilómetros cuadrados. Esta especie fue introducida en 1640 en Europa y también es ampliamente cultivada en Chile

Otra consideración indispensable al escoger especies vegetales, es aquella que dice relación con la cantidad de sol que requiere para desarrollarse bien.

En el Hemisferio Sur, las sombras están del lado del sur; el sol hacia el norte y nor-poniente, poniente. A lo largo de Chile, desde el Centro hasta el Centro Sur (tipo Chillán), se reconoce fácilmente en los cerros y quebradas, las vertientes que miran al sol o hacia los lugares umbríos. Por ejemplo: frente al sol se pueden ver algunas de las siguientes plantas nativas: quillay, espino, chañar, guayacán, diferentes cactos, algunas bromelias, azulillo, colliguaya, litre, oxalis, calandrinia, alcaparra, incienso, tupa.

Hacia el sur, donde la humedad permanece más tiempo, hay especies típicas además de los helechos: canelo, chilcos, maqui, yerba del platero, nalca.

Otra situación es aquella ligada con las preferencias de suelo de las especies; así, entre las plantas chilenas, Escallonia pulverulenta es de suelos secos, arenosos, de maicillo, pedregosos de la Zona Central; la algarrobilla (Balsamocarpon brevifolia) es de suelos secos, mineralizados, casi desprovistos de materia orgánica. El arrayán o palo colorado se desarrolla bien en suelos húmedos, lo mismo que el ulmo que además exige suelos ácidos, generalmente con materia orgánica acumulada. La patagua también está asociada a suelos húmedos, densos y arcillosos.

Otro parámetro para tomar en cuenta es el perfume de las especies, en qué época se dan las flores y a qué hora del día, con el objeto de evitar mezclarlos y generar olores desagradables. El exquisito daphne florece en invierno; pero también hay una azalea y una camelia perfumada que lo hacen en invierno, de modo que estas tres especies deben estar lo suficiente alejadas para no competir en aromas.

Hay plantas que florecen al anochecer, como "dama de la noche" (Solanum nocturnum), de perfume embriagador. Ésta es parecida a un palqui, sin valor ornamental, de modo que hay que esconderla entre otras especies... Una enredadera, que es como un suspiro blanco gigante, Calonyction album, abre al atardecer.

El rústico clarín embalsama de recuerdos el aire desde la primavera hasta el verano si se ha ido sembrando escalonadamente. Sirve también como flor cortada.
Según el suelo
Observaciones generales para especies ornamentales según suelos fértiles, suelos degradados y suelos mojados.

Hortensia, Daphne, Laurel de flor: si el laurel de flor se planta en terreno fértil, genera pocas flores y mucho follaje.
Crespón (Corona del poeta ), (Salvia verticillata) Salvia: especial para áreas costeras, sin heladas.
Canelo, Camelia, Kerria: la existencia del canelo en la naturaleza acusa, invariablemente, excesos de agua. Sirve como guía para detectar una vertiente.
Lluvia de oro, Mahonia, Cistus Lluvia de oro: tolera los fríos más intensos; es muy venenoso.
Ciprés calvo, Rosa Mayu: la rosa de floración continuada exige suelos muy pobres, en caso contrario su floración sería escasa.
(Sauce llorón), (Cornus capitata), Retamo: va mejorando paulatinamente los suelos degradados o sobreexplotados.
(Encina de los pantanos), (Hibiscus rosa sinensis), Ricino: es de extraordinaria adaptabilidad frente a suelos malos, no así a las heladas.
Arrayán (Prunus triloba) (Grevillea rosmarinfolia) Grevillea: es de pleno sol; riesgos minimos en pleno verano. Eliminar las conchuelas.
Nalca, Membrillo de flor, Lupino: siempre intentar mejorar lo suelos malos
cultivando difernetes especies de lupinos.
Aralia, Azalea, Cactus: los cactus se establecen en lospeores de exposion asoleada.

Un arbusto antiguo, de las abuelitas, es el diamelo, que nace con las flores azules y al día siguiente se descoloran a blanco, pero como el proceso sigue, aparece como si tuviera flores de dos colores. Su perfume es delicioso.

En primavera, el aire está saturado de olores, desde el inicio de la estación con el perfume del alicanto amarillo, un arbusto desparramado, desordenado, que florece antes que se hagan las hojas. Es casi un arbolito de hojas grandes ásperas que hay que disciplinar a fuerza de podas después de la floración o junto con ella para poner las ramas florecidas en floreros.

La flor de la pluma, es otra planta perfumada con flores tempranas y, algunas veces con doble floración hacia el verano pero racimos erráticos. En suelos húmedos puede contraer alguna de las enfermedades radiculares graves como phytophtora, fusarium, armillaria, las dos últimas llevan a la muerte del ejemplar.

La gama de los jazmines que comprende muy diferentes especies y géneros botánicos, también son muy perfumados. Algunos de los más conocidos: jazmín de España , Jasminum officinale, jazmín de Estefanía, Jasminum x stephanense, jazmín hélice, Trachelospermum jasminoides, jazmín de Siberia Philadelphus coronarium, jazmín del Cabo, Gardenia floribunda, jazmín de Jujuy, Mandevillea suaveolens.

Desde mediados de primavera hasta otoño, las rosas (algunas variedades) perfuman el ambiente, por ejemplo la "Blue moon", es un ejemplar color violeta muy aromática.

Entre las plantas de bulbo y similares, también las hay con perfume como el "lirio del valle" (Convallaria majalis), belladona, margarita (es de olor tan intenso que no es conveniente usarla como flor cortada: demasiado fuerte provocando en algunas personas dolores de cabeza y migraña), freesia, narciso.

Los perfumes pueden intensificarse con la práctica de utilizar abonos fosfatados: Superfosfato triple en invierno o Fosfato diamónico en primavera-verano. O bien, el Superfosfato junto con la plantación de bulbos, de flores anuales como el clarín, jazmines o rosas olorosas.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol