EMOLTV

Nueva ley sube penas y crea nuevo delito

Norma entra en vigencia el 1o. de octubre junto con los tribunales de familia establece que el maltrato habitual se penará con 61 días de cárcel.

08 de Septiembre de 2005 | 10:24 |
imagen
Desde el 1o. de octubre, la violencia física o sicológica a un familiar tendrá una sanción concreta, luego que ayer el Congreso aprobará la nueva ley de violencia Intrafamiliar.

La razón es que esta norma crea un nuevo delito: el maltrato habitual físico o síquico, que impone al agresor una estadía mínima en la cárcel de 61 días y una máxima de 540 días.

Además, la ley modifica el Código Penal y aumenta en un grado las penas de cárcel en caso de lesiones causadas por violencia intrafamiliar. Así, por ejemplo, cuando el maltrato provoca lesiones graves o gravísimas, el agresor podrá ser condenado a una pena que va de los 10 a los 15 años de cárcel. La sanción actual va de 5 años y un día a 10 años.
Sanciones
Las lesiones por violencia intrafamiliar, como mínimo, deberán ser calificadas como menos graves, y tendrán una pena que va de 61 a 540 días. Ésta no podrá cambiarse por multa.

Todas las penas por lesiones provocadas por maltrato intrafamiliar subieron en un grado: van desde los 61 días hasta los 15 años de cárcel.

Las amenazas con arma blanca o de fuego tienen una pena que va de 61 días a 3 años.

"Esta ley va a proteger a quienes son víctimas de violencia dentro de la familia no sólo con el aumento de penas y la tipificación de un nuevo delito, sino también con una mayor garantía de protección a quienes denuncien maltratos", explicó la ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Cecilia Pérez, luego del apoyo unánime dado por diputados y senadores a la nueva ley.

A terapia

Estas garantías se refieren a la obligación del agresor de abandonar la casa; la prohibición de que se acerque a la víctima, a su casa o a su lugar de trabajo; la obligación de asistir a terapia; y la facultad a las policías para incautarle toda clase de armas, aunque tenga autorización para tenerlas.

Además, destacó la ministra, la ley le pide a los jueces de familia y de garantía en lo penal, que evalúen mejor el riesgo de las personas que denuncian y le señala situaciones objetivas de riesgo. "Queremos evitar que se repitan casos ya conocidos, de mujeres que supuestamente estaban con medidas de protección, pero que igual murieron a manos de sus agresores".

Para que el espíritu de la ley se cumpla es fundamental que las víctimas denuncien el maltrato, como también que quienes tendrán en sus manos los casos entiendan el espíritu de la ley y lo apliquen. "El mayor desafío es justamente ése y por eso que ya estamos haciendo capacitaciones a las policías, los jueces, los fiscales y a todos los funcionarios públicos que tendrán en sus manos este tema".

Así, por ejemplo, ningún policía podrá negarse a recibir una denuncia por maltrato sicológico, porque la ley lo considera un delito. "El tribunal que corresponda será el encargado de comprobar la denuncia, y el juez de familia, por ejemplo, contará para eso con la asesoría de profesionales como sicólogos y asistentes sociales".

Para denunciar violencia intrafamiliar, las víctimas pueden concurrir a una comisaría, a las corporaciones de asistencia judicial e, incluso, a los centros de atención a víctimas de violencia que tiene el Sernam. Cuando la ley entre en vigencia, podrán hacerlo también en los tribunales de familia.

Cualquier duda se puede consultar en el 149, un número especial dispuesto por Carabineros para atender estos casos.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol