EMOLTV

"Era algo así como el nerd del curso"

20 de Diciembre de 2005 | 12:32 |
imagen
Cálido y divertido, Gonzalo Egas nos cita en su casa a las 10 de la mañana. A pesar de que vive solo, todo está hecho (el departamento no es muy grande), menos la cocina. Está en pie hace rato. Comenta que le carga levantarse tarde, porque se siente flojo; incluso cuando se va de carrete o trabaja de madrugada, despierta a más tardar a las 12, pero "casi con depresión; sé que no podría levantarme antes, pero no me gusta".

Gonzalo Egas Pouraillard nació el 21 de julio de 1975, es el menor de cuatro hermanos: Dacia, Cristóbal y Alfredo. Chico se fue a México y, de vuelta en Chile, pasó "como por ocho colegios", según cuenta, poniendo cara de avergonzado.

-¿Por qué en tantos?
"Cuando volví estaba como medio desadaptado; me acostumbré a otro tipo de educación –no mejor, pero distinta-. Allá iba con ropa de calle, el trato era distinto y llegué acá y era como victoriana la educación, entonces noh… ¡me iba mal!"

Cuenta que lo pasó bastante mal en ese tiempo: "Como tenía mucho acento mexicano, me garraban pal weveo todo el tiempo. Era algo así como el nerd del curso".

-¿Te costaba integrarte?
"Siempre me ha costado. No sé por qué; tal vez, porque soy pesado… en serio… cuando me toca trabajar con alguien no soy un tipo grato".

-¿Por qué?
"Yo creo que lo busco; por ejemplo el tema del horario me irrita mucho -yo soy súper puntual- y hago saber que me molesta; paso por exagerado, por aviejado, por todos los calificativos que te pueden colocar. También me dicen rollero y cuatiquero".

Cuando terminó la media, decidió estudiar mecánica automotriz en el Inacap, porque le gustaban mucho los autos. Sin embargo, no ha trabajado nunca en eso: "Un día fui a 10 de julio a comprar unos repuestos y, de repente, uno de los muchachos me preguntó dónde estudiaba. Le contesté y él me dijo yo también estudié ahí".

-¿Te dio lata?
"Quedé no muy gratamente sorprendido de saber que él había estudiado dos años, más práctica; en el fondo, que se manejaba en el tema de la mecánica de autos y terminó… a lo mejor empezó, vendiendo en un mostrador, cosa que no miro en menos en absoluto, pero no era lo que yo quería hacer. Lo mío era meterme en los autos; pensé ¡chuta!, de aquí a meterme en los autos…"

Se retiró y entró a estudiar ingeniería comercial a la universidad Mariano Egaña, pero llegó sólo a cuarto año; se retiró cuando le quedaban doce ramos para terminar la carrera. Ya practicaba artes marciales y decidió dedicarse a eso.

-¿Desde qué edad practicas?
"Desde chico tenía un saco en la casa, lo colgaba en un árbol y le pegaba, pero a los 17 años, en el colegio, me metí a un gimnasio para practicar con rigurosidad”.

Comenzó con el Taekwondo y después no se cerró a nada. Practica todos los métodos de lucha –incluso ha hecho "vale todo"- y participa en cualquier torneo al que lo inviten. En su gimnasio hace Full contact y lucha de sumisión, entre otros.

Al dejar la ingeniería por el deporte, instaló con su hermano una importadora de objetos de artes marciales. Al paso de un año, como Gonzalo ya era instructor, decidieron instalar un gimnasio. Hace más de dos años ya, se dedica a la instrucción de artes marciales. Su hermano dejó el negocio, pues se fue a trabajar a una empresa como ingeniero comercial.

-¿Hace cuánto tiempo vives solo?
"La verdad es que no me vine a vivir solo: eché a mi madre" (se ríe a carcajadas).

-¿¡Cómo!?
"Lo que pasa es que yo vivía con mi hermana y mi madre con su hermana. El año pasado yo quise irme a vivir solo y nos cambiamos juntos a este departamento. Después vino el tema del reality y le dije a mi vieja que le iba a comprar un departamento y yo iba a buscar otro para irme solo. Entre todos los trámites, me demoré mucho, así que mi mamá se fue a la casa de mi hermana mientras encuentra qué comprar y yo me quedé aquí".

-¿Y le compraste departamento?
"No, mi mamá no ha buscado na', está fascinada donde mi hermana y el fin de semana se va al campo con los niños; a Pirque, con piscinita y no ha pescado más el tema del departamento".

A Gonzalo las artes marciales le ocupan mucho de su tiempo; tanto, que lo considera su hobby; por eso, ya no practica otros deportes; sólo fútbol de vez en cuando, que era su pasión de niño. "Poca gente en Chile puede decirlo: pero mi pega es mi hobby", dice.

Que los deportes de lucha son su pasión, no cabe duda, porque muestra –orgulloso- unas magulladuras en el mentón, los brazos y la espalda. "Esto fue una clase; imagínate si fuera a un torneo, quedaría todo machucado y no se puede, menos en la tele".

En música le gusta desde el tango –"me fascina"- hasta el rock clásico. Además, es un carnívoro; en su casa, apenas se conocen las ensaladas, con un bistec grande de carne a la parrilla que tiene sobre la cocina, se siente alimentado y feliz.

-¿Hay algún deseo no cumplido por ahí?
"Uff… tengo muchos (piensa y piensa para decir uno). No sé, establecerme con una pareja, me refiero a formar familia. Tengo 30 años y no tengo hijos. Eso… decir aquí está mi lugar y tener mi familia.
"Me gustaría levantarme por la mañana y tener mi mujer al lado. Sacarme la cresta trabajando y llegar a casa y que esté mi señora y me reciba o que yo llegue primero y la reciba a ella. Lo encuentro una vida el descueve, pero no se ha dado; espero que se dé, sí".

Hace cuatro meses pololea con "la Maca", una modelo, de quien no da más antecedentes, pero asegura estar muy feliz. Dice que por, términos culturales, se considera machista, pero "trato de que las relaciones sean de igual a igual, en el día a día".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol