Todo sobre los poros

Son esenciales para la salud de la piel. Pero cuando se dilatan y se hacen visibles, los poros se transforman en un delator más del envejecimiento cutáneo. Aquí, lo que debe saber en cuatro preguntas y respuestas.

07 de Julio de 2009 | 08:40 |
1. ¿Qué son los poros?

Los poros corresponden a la apertura de los folículos pilosos en la superficie de la piel. El folículo piloso se parece a un canal, que contiene el vello facial y se encuentra conectado a las glándulas sebáceas que producen sebo. "La función de los poros es la de permitir la salida de los lípidos producidos por estas glándulas lubricando así la piel", explica la dermatóloga del centro SkinMed, Claudia Ramírez.

2. ¿De qué manera los poros reflejan el tipo de piel que tenemos?

"Cuando están inmersos en una piel saludable, los poros prácticamente no se ven", afirma Víctor Hugo Correa, dermatólogo y director médico de VitaClinic. Pero en pieles grasas y/o con acné, los poros se dilatan y se hacen visibles. "Hay personas que constitucionalmente tienen los poros más dilatados", agrega la doctora Ramírez. Factores genéticos, hormonales y ambientales, la presencia de enfermedades de la piel y los hábitos determinan el tipo de poros.

3. ¿Qué sucede con los poros a medida que nuestra piel envejece?

Ya sea por el paso de los años o la exposición solar crónica, los poros aumentan su diámetro, debido a la pérdida de la firmeza de la piel. Éstos se dilatan y disminuyen su actividad secretora. "El hecho de tener poros dilatados no genera ningún problema médico, pero puede ser un problema estético", aclara Claudia Ramírez.

4. ¿Es posible minimizar la dilatación de los poros?

El tamaño de los poros se puede reducir a través de varios tratamientos con láser y radiofrecuencia. El objetivo es minimizar su tamaño para que no sean tan notorios, pero no cerrarlos, porque eso los obstruiría, causando lesiones acneicas. "Cualquier técnica que genere un aumento de la hidratación de la piel y un aumento de las fibras colágenas va a provocar un proceso de astringencia de la piel", agrega el doctor Correa.

Consejos para el día a día

A veces los poros no son grandes, pero se ven dilatados por la acumulación de células muertas y sebo sobre la piel. Por eso, la rutina de limpieza es clave:

Limpie el rostro dos veces al día con agua y algún jabón o limpiador según el tipo de piel (grasa, mixta o seca).

Para eliminar impurezas exfolie o use mascarillas astringentes una vez por semana.

Las cremas con retinoides o derivados de la vitamina A disminuyen la producción de sebo, aceleran el recambio celular y "aprietan" la piel, disminuyendo el tamaño de los poros y las arrugas.








EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores