El retraso de la maternidad dispara los diagnósticos de síndrome de Down

03 de Noviembre de 2009 | 16:23 |
Londres.-La maternidad tardía, fenómeno que se da en Chile, ha disparado en los últimos 20 años los embarazos con diagnóstico de síndrome de Down en los fetos. Y en países donde el aborto está legalizado, el 90% de estos no llega a término.

La probabilidad de tener un bebé con síndrome de Down es de 1 entre 940 en las mujeres de 30 años, un índice que se eleva a 85 cuando la madre tiene 40 años. Es decir, el peligro de una madre de 40 años es 16 veces mayor que el de una de 25.

Según un informe divulgado por la revista Bristish Medical Journal el número de casos diagnosticados entre 1989 y 1990 en Inglaterra y Gales fue de 1.075, una cifra que se incrementó hasta los 1.843 entre 2007 y 2008, lo que significa un 71 por ciento de aumento.

No obstante, el informe elaborado por la Queen Mary University de Londres señala que el número de bebés nacidos con este trastorno cromosómico (la presencia de material genético extra del cromosoma 21) se ha mantenido prácticamente invariable en estas décadas por la mejora en las pruebas de diagnóstico prenatal y el consecuente incremento del número de mujeres que decide abortar.

El nacimiento de bebés vivos con el síndrome de Down sólo se redujo un 1 por ciento en el citado período, explican los autores del estudio, que concluyen que sin los abortos practicados el número de bebés con esta condición hubiera aumentado un 48 por ciento.

Nueve de cada 10 parejas diagnosticadas con este trastorno decidieron interrumpir el embarazo, según señala la investigación.

Joan Morris, profesora de estadísticas médicas de la Queen Mary que dirigió el estudio, explicó que “lo que estamos viendo aquí es un incremento brusco de los embarazos con síndrome de Down que se compensa con las mejoras en las ecografías.”

"Se pensaba que estas mejoras conducirían a un descenso del número de nacimientos con síndrome de Down. Sin embargo, debido al aumento en la edad maternal esto no ha ocurrido,” manifestó.

Morris subrayó “los grandes avances” que se han logrado para detectar este síndrome y que en el mundo desarrollado se han puesto a disposición de todas las madres embarazadas, lo que ha supuesto que “detectemos un mayor número de embarazos con el síndrome.”

Los investigadores también constataron en su estudio que la proporción de diagnósticos entre mujeres menores de 37 años ha aumentado en estas dos últimas décadas.

"Entre las madres de 37 años y mayores, un 70 por ciento de las gestaciones afectadas son diagnosticadas prenatalmente. En madres más jóvenes, la proporción de embarazos diagnosticados prenatalmente aumentó del 3 al 43 por ciento debido a las mejoras en el acceso y la precisión de las ecografías,” dice el estudio.

Los investigadores del hospital Barts y de la Escuela de Medicina de Londres señalaron que sin los controles prenatales y los consecuentes abortos, los nacimientos de chicos con síndrome de Down habrían aumentado un 48 por ciento entre 1989 y el 2008, ya que cada vez más padres inician sus familias tarde.

El síndrome suele detectarse por exámenes que se realizan alrededor de la semana 11 de embarazo mediante pruebas de ultrasonido para medir lo que se denomina la "translucencia nucal" y la extracción de muestras sanguíneas maternas para evaluar la presencia de proteína, que sugiere anormalidades.

En Chile

En Chile, estudios del doctor Julio Nazer indican que los casos de síndrome de Down se han quintuplicado en 34 años, pasando de 1,03 por mil nacimientos en 1972 a 5,22 por 1.000 en 2005, lo que se atribuye al aumento de la edad de las madres.

Entre los niños nacidos con Down en el Hospital Clínico de la U. de Chile (1997-2005) el promedio de edad materna fue de 35,5 años, mientras que entre los nacidos sanos la edad promedio de la madre fue 28,8 años.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores