EMOLTV

Los pros y contras de convertirte en una real princesa

Son envidiadas y admiradas. Su forma de vestir es tendencia segura y viven rodeadas de los lujos y protocolos más inimaginables para cualquier plebeyo. Sin embargo, no todo en las vidas principescas es color de rosa.

25 de Noviembre de 2010 | 15:20 | Emol
Toda mujer que leyó los cuentos de “Blanca Nieves” o que creció viendo las películas de Disney, se ha imaginado que es una princesa. Y más allá de que la vida se encargue de demostrarle que los cuentos de hadas son sólo historias, algo de esa ilusión infantil aflora cuando una nueva boda real, sobre todo entre un príncipe y una plebeya, se acerca.

Ahora que el mayor de los hijos de Diana ha informado oficialmente que se casará con su novia y ex compañera de universidad, Kate Middleton, cabe preguntarse si tal como en las historias infantiles, el enlace hará realidad esa frase de “y fueron felices para siempre”.

¿Bastará ser una princesa para que todos los sueños se hagan realidad? ¿La vida de esas mujeres que se han unido a la vida de palacio, con sus hermosos trajes de fiesta y joyas de la corona, es tan maravillosa como se puede creer? ¿Tal como Diana de Gales y las Princesas de Mónaco, están destinadas a sufrir entre los lujos?

A continuación te mostramos los pros y contras de ser una princesa en el siglo XXI.

Kate Middleton: Después de 7 años de relación con el Príncipe William, hoy luce alegre su anillo de zafiro de 18 kilates, rodeado de 14 diamantes que perteneció a su fallecida suegra Lady D y que hoy está avaluado en 44 mil dólares.

-La manera en que le pidieron matrimonio fue digna de una futura princesa. La prensa especializada, comenta que durante unas vacaciones, William sobrevoló en helicóptero el parque nacional del Monte Kenia (la segunda montaña más alta de África) y ahí, sobre paradisíacos lagos, le hicieron la gran pregunta.

-Entre los beneficios de casarse con un miembro de una familia real es que todos los preparativos de su matrimonio funcionarán como reloj. La fecha del enlace está fijada para el próximo 29 de abril de 2011 en la Abadía de Westminster, y la mayoría de los gastos de la boda correrán por cuenta del Palacio.

¿Pero qué tiene de malo todo eso? La prensa británica no ha escatimado palabras cuando se trata de hablar de Caroline Middleton, la madre de Kate, a quien han tachado de arribista y snob, ya que preferiría utilizar palabras como “pardon” en vez de “what?”.

-Según los medios, el círculo cercano al Príncipe le habría hecho notar entre bromas peyorativas el pasado “humilde” de su futura suegra, quien comenzó a trabajar en su juventud como azafata y cuya familia es considerada de clase media. Un hecho que, sobre todo se recuerda, es cuando Caroline acompañó a su hija a la graduación de William, sentándose muy próxima a la Reina Elizabeth, cometiendo el grave error de no dejar de masticar chicle. Tales asuntos habrían sido tomados en cuenta cuando los futuros marido y mujer rompieron temporalmente su relación el año 2006.

-Por otro lado, y tras saberse del compromiso nupcial de la pareja, a miles de kilómetros de distancia, varios astrólogos chinos comenzaron a predecir el futuro de la pareja, a quien ya se le hizo notar que utilizar el famoso anillo de zafiro de Lady D, podría no ser un buen augurio, dada la conflictiva historia matrimonial que envuelve. Los asiáticos no tuvieron piedad al decir que las infidelidades del Príncipe acabarían con la unión, y que Kate se vería obligada a hacer la vista gorda si quería seguir siendo su esposa.

Letizia Ortiz: A pesar de ser plebeya, de haber estado casada y haberse divorciado después, esta periodista conquistó a quien era, sin duda, el soltero más codiciado de España, Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias.

-Tras casarse en una ceremonia vista por todo su país y el mundo en la Catedral de la Almudena, doña Letizia pasó a convertirse en Su Alteza Real, Princesa de Asturias, Princesa de Viana, Princesa de Gerona, Duquesa de Montblanc, Condesa de Cervera y Señora de Balaguer, no quedando duda de su importancia nobiliaria.

-Su estilo de vestir es imitado por las mujeres. Tanto así que a los zapatos que ha popularizado ella se les llama “letizios”. Además, sus dos hijas, las infantas Leonor y Sofía, son realmente adoradas por toda su nación.

Contra: Constantemente, la prensa hace un seguimiento de la supuesta anorexia que sufriría la Princesa de Asturias y que hoy la tendría en los huesos.

-Asimismo, Letizia debe soportar reiteradas críticas sobre sus comentarios o su manera de vestir, ya que a veces privilegia la sencillez, pareciendo fuera de protocolo.

-Se rumorea, además, que las infantas Cristina y Elena, sus cuñadas, simplemente, no la aguantan.

-Los peores comentarios han aparecido en libros, como “Una republicana en la corte de Juan Carlos I”, el que asegura que Letizia tuvo problemas con la ley debido a drogas en su juventud, y que habría tenido un aborto cuando se encontraba haciendo un postgrado en México. Recordemos, además, que precisamente en ese país, la entonces periodista se transformó en la musa del pintor cubano, Waldo Saavedra, quien se habría inspirado en el rostro de la actual Princesa de Asturias para pintar un desnudo, el mismo que terminó siendo parte de las imágenes de un disco de Maná.

-Máxima Zorreguieta (Princesa de Holanda): Sin duda, esta argentina es la mujer más popular de los Países Bajos. Basta saber que cuando la revista holandesa “Story” ofreció la Maxima Pashmina Sjaal (el chal de Máxima) a quienes se suscribieran, las ventas subieron considerablemente.
-Tiene tres hijas, Catharina-Amalia, Alexia y Ariana, con su príncipe azul, Guillermo Alejando de Orange-Nassau, al que conoció en 1999 en la Feria en Sevilla. Su matrimonio fue el 2 de febrero de 2002, en Amsterdam, no sin antes obtener la correspondiente aprobación del Parlamento holandés para el enlace. Y pese a que su marido es protestante, se le permitió a ella mantener su religión católica.

-Se lleva de maravillas con su suegra, la Reina Beatriz, quien ostenta el mayor poder entre sus pares monarcas, ya que no sólo está para las relaciones públicas, sino que también tiene participación política y legislativa. A Máxima eso no la intimidó y, según la versión oficial, la supo conquistar con su sonrisa y espontaneidad latina.

Sus contras: Al igual como los parlamentarios aprobaron su matrimonio con el Príncipe de Holanda, prohibieron que el padre de Máxima, Jorge Zorreguieta, asistiera a la ceremonia. El motivo fue que estaban en contra de la presencia del progenitor en la boda real, por haber sido éste parte del gobierno argentino durante la dictadura del general Videla.

-La Princesa Máxima pasó el susto de su vida en el trágico Día de la Reina, el 30 de abril de 2009, cuando un hombre, en un intento fallido por asesinar a su suegra, atropelló a los asistentes que participaban de la celebración. La Familia Real pudo ser testigo la horrible escena desde el bus abierto en el que viajaban.

-Máxima ya cuenta con su propia biografía no autorizada, “Máxima, una historia real”, escrita por dos compatriotas suyos que aseguran que la Princesa de Orange mantenía una relación con un hombre en Nueva York cuando conoció a Guillermo Alejandro. Pero que al percatarse de su interés amoroso, regresó a la Gran Manzana para romper con su pareja, sin ningún tipo de remordimiento. Además, según el texto, tendría prohibido celebrar con entusiasmo los goles argentinos.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?