Niños de hogares donde se quema incienso corren más riesgo de padecer asma

Se trata de una práctica milenaria que se está volviendo popular también en los países occidentales.

09 de Diciembre de 2010 | 13:42 | Por Amy Norton, Reuters
NUEVA YORK.- Los niños de hogares donde se quema incienso regularmente corren más riesgo de desarrollar asma, según un estudio taiwanés que sugiere además que una variación genética también estaría involucrada.

El incienso se usa desde hace milenios en muchas ceremonias religiosas y espirituales de diversas culturas. En algunas partes de Asia, las personas suelen quemar incienso en sus casas, una práctica que se está volviendo popular también en los países occidentales.

Investigadores dirigidos por Yungling Leo Lee, de la Universidad Nacional de Taiwán en Taipei, halló que de casi 3.800 niños el 3 por ciento tenía asma actualmente y más del 5 por ciento presentaba sibilancias durante la actividad física.

Los chicos cuyos padres quemaban incienso eran un 36 por ciento más propensos a tener asma actualmente y el 64 por ciento era más proclive a tener sibilancias cuando ejercitaba, señalaron los resultados publicados en European Respiratory Journal.

De los niños, el 48 por ciento no portaba copias de una variación genética conocida como GSTT1, que ayuda a regular a una familia de enzimas que protege a las células del cuerpo del daño oxidativo, incluido el causado por el humo de cigarrillo y otros químicos tóxicos.

Las personas sin esta variación tienen más riesgo de alergias y asma.

"La quema de incienso es un factor de riesgo para el asma y las sibilancias, especialmente en los niños genéticamente susceptibles", escribieron Lee y colegas.

Los niños del estudio taiwanés sin copia del gen GSTT1 eran un 43 por ciento más propensos a tener asma en la actualidad que sus pares que portaban al menos una copia.

De esos niños sin la variación genética, aquellos con exposición diaria al incienso en sus hogares eran un 78 por ciento más proclives al asma actual que sus pares sin exposición.

El incienso suele derivar de materiales herbáceos con fragancia, como cortezas, resinas, raíces, flores o aceites esenciales. Investigaciones previas hallaron que la quema de estos materiales puede generar sustancias dañinas, incluido el benceno y otros hidrocarburos poliaromáticos.

Un estudio del 2008 sobre más de 61.000 adultos chinos seguidos por hasta 12 años reveló una relación entre el uso importante de incienso y varios cánceres respiratorios, incluido el oral, el nasal y el pulmonar.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores