EMOLTV

Lipoescultura sin cirugía, cada vez más al alcance de la mano

01 de Abril de 2011 | 17:22 | Francisca Vargas V., Emol
imagen
El Mercurio

Si los pantalones aprietan el abdomen y su figura no es lo que quisiera tener pero sigue sin hacer ningún ejercicio físico, alégrese! existe un revolucionario tratamiento para reducir el exceso de grasa.


Se trata de la ultracavitación o también conocida como la liposucción no invasiva, que combate la adiposidad localizada, consiguiendo muy buenos resultados en pocas sesiones, según aseguran en varios centros estéticos de Santiago, moldea el cuerpo y reduce efectivamente la celulitis.


Según explican en la Clínica de Cirugía Estética Dr. Arturo Aguirre , esta técnica consiste en la “aplicación de ultrasonido de alta potencia a nivel de la superficie externa de la piel, lo que produce el fenómeno físico de la ultracavitación o generación de microburbujas (cavidades) en el tejido graso”.


Posteriormente, estas células grasas implosionan y se libera una onda de impacto que destruye el tejido adiposo sin dañar los tejidos de alrededor.


 Para María Teresa Manzanero, kinesióloga colombiana del Centro Médico Estético Kinestetica , señala que la ultracavitación es el único tratamiento con aparatos que ha sido aprobado científicamente, para acabar con esa grasa extra sin cirugía.


Aseguran que no reduce peso pero si la talla, y los buenos resultados van a depender la ingesta de agua diaria, que permitirá que el metabolismo elimine las grasas a través del sistema urinario, linfático y las heces.


Recomiendan, eso sí, complementar el tratamiento con una dieta y ejercicios diarios, pero ya con cuatro o seis sesiones los resultados serán visibles.


Además, en las sesiones los especialistas aplican drenaje linfático y radiofrecuencia que permite mejorar la textura y calidad de la piel.


Otro aspecto interesante de la ultracavitación es su costo. Cada sesión puede tener un valor desde los $20.000, mucho menor que una cirugía estética.


Este fin de semana en Nova Vida existen algunas promociones interesantes. Las zonas que trabajan son abdomen, espalda alta y baja, brazos, entorno de los brazos, muslos, piernas y en algunas ocasiones, la papada.


EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?