Marialy Rivas: La ganadora en Sundance trata de romper con el machismo en el cine chileno

Su premio debiera abrirle las puertas en Chile, pero reconoce que nada está asegurado. Confiesa que nunca se ha sentido discriminada y rechaza ponerse etiquetas sobre si es creadora de cine comercial o de autor.

02 de Febrero de 2012 | 08:35 | Por Valeria Barahona
El Mercurio

Acaba de encantar al jurado del Festival de Sundance -creado por Robert Redford-, donde ganó el premio al Mejor guión y en los próximos días será parte de las revelaciones del Festival de Berlín. “Joven y alocada” no para porque se trata de quizás la película más incendiaria del cine chileno actual, en la que Daniela, una joven proveniente de una familia evangélica conservadora, descubre su bisexualidad, opción por la que deberá luchar para mantenerse fiel a sí misma y de paso conciliarla con los valores de sus padres.


A escasas horas de aterrizar en Chile, la directora de cine Marialy Rivas se confiesa sobre los efectos que esto tendrá en la vida de la película –que recién se estrenará a fines de marzo- y su carrera como cineasta, la cual ha construido buscando tomar todos los espacios esquilmados a las creadoras mujeres.


Estudió en la Escuela de Cine de Chile y se retiró al tercer año para rodar el cortometraje “Desde siempre”, producción que fue reseñada por la prestigiosa Cahiers du Cinéma y exhibido por Canal + de España. Esto la entusiasmó y se propuso, junto a Sebastián Lelio (“La sagrada familia”), transformar la cinta en un largometraje que nunca terminó. La razón: un anuncio para una beca en Nueva York que la llevó a armar maletas y partir.


En 2011 Rivas viajó a Europa con su cortometraje “Blokes” bajo el brazo y ganó el Festival de Cataluña en su categoría, aplausos que luego la llevaron a pisar la alfombra roja de Cannes. Marialy Rivas hoy tiene 35 años y camina feliz por el Drugstore hablando de su ópera prima.

-¿Por qué la idea de grabar mundos adolescentes con diferencias centradas en la sexualidad, como “Blokes” y ahora “Joven y alocada”?
“Porque creo que la adolescencia es el período donde uno más cambia tanto física como espiritualmente y ahí defines tu personalidad. Me gustan esos momentos de quiebre, porque dramáticamente son muy interesantes, debido a que los personajes se enfrentan a algo que es más grande que ellos y no lo pueden controlar, como en ‘Blokes’, cuyo problema es la dictadura, mientras que en ‘Joven y alocada’ es la religión”.

-¿Por qué creíste necesario llevar a la pantalla escenas de sexo explícito entre adolescentes?
“Pienso que es necesario que se hable de todas las cosas en el cine y las escenas son explícitas porque son parte de la esencia del blog -en el que está inspirado la película, donde la protagonista relata sus experiencias sexuales-, es decir, no son gratuitas ni fueron hechas con el propósito de molestar a alguien, sino que es la historia misma la que conlleva a eso”.

-¿Crees que el público está preparado para ver “Joven y alocada” en familia?
“Por supuesto que sí, están demasiado preparados, o sea, los adolescentes están en su casa haciendo lo que pasa en la película y mucho más. El sexo es lo más natural del mundo, la violencia es lo pornográfico para mí y la ponen en las noticias todo el día, de verdad que no entiendo la idea. Entonces ¿por qué no van a estar preparados para ver algo que es natural en el ser humano y ocurre durante toda la vida?”.

-Pero, ¿verías la película con tu abuelita?
“Sí”, responde tajante.

-¿Y no te da pudor?
“No”.

-Hablando de cine en Chile, ¿piensas que hay machismo de parte de la crítica y los patrocinadores?
“Hay machismo respecto a todo. En Hollywood sólo un 5% de las películas es realizada por mujeres. El mundo todavía está dominado por los hombres, eso es así. Además las mujeres tenemos una disposición natural hacia la familia o a querer tener hijos y eso demanda más tiempo en países como este, porque en Suecia, por ejemplo, está súper repartida la responsabilidad de tener un hijo.
“Chile es un país machista, por eso ‘Joven y alocada’ ha genera revuelo, porque no están acostumbrados que una mujer hable así de sexo. Negar esta realidad es contraproducente, por lo que siento que con esto estoy aportando un granito de arena”.

-¿Te has sentido discriminada por ser mujer?
“Todo lo contrario, mira, tengo la suerte y agradezco mucho que ser mujer, en el cine, sea una excepción, por lo que en general la prensa me apoya bastante”.

-¿Cómo definirías a tu cine? ¿Comercial o de autor?
”Yo creo que uno no puede ponerse etiquetas a una misma, eso déjaselo a los otros. A mí me interesa hacer películas para conversar con una audiencia, me esfuerzo por hacer un cine atractivo para el público, porque no me interesa sólo el circuito de festivales donde te palmean la espalda y te dicen qué inteligente eres. Parto desde que esto es muy visceral, como cuando te enamoras de alguien: no comienzas rayándole la cancha con tus expectativas. Al menos yo caigo rendida de amor ante una película o una persona, independiente de lo que pueda pasar en el futuro, solamente por vivir la experiencia de aquel entonces”.

-¿Por qué a gran parte del cine chileno le va mal en la taquilla, con excepciones como ‘Violeta se fue a los Cielos’, ‘Machuca’ y algunas otras?
“Al cine chileno mundialmente le está yendo muy bien, piensa que en los últimos tres años en la residencia de Cannes, donde es muy difícil entrar, en los últimos tres años han estado dos directores chilenos cada periodo, en consideración de que son sólo seis cupos para todo el mundo. Eso habla de que los ojos están puestos en Chile.
“Hay compatriotas cineastas participando en los festivales más grandes, como Jiménez con Bonsái en el mismo Cannes, Lelio en Locarno, estuvo Larraín en Venecia y con Wood estuve en Sundance. Lo que falta es una política de distribución, ya que por ejemplo en Francia hay una ley que obliga a los cines a poner un mes cada película nacional, aunque vaya una persona a verla al día, porque a veces cuando acá escuchas de una película ya no está en cartelera”.

-Pero, ¿no crees que la suerte de nuestro séptimo arte se está ligando mucho a los festivales extranjeros, lo que puede ser un arma de doble filo?
“Pienso que mientras mejores películas se hagan, más nuevos autores con buenas películas van a haber, es una cosa lógica. Así se forman generaciones y unos inspiran a los otros”.

-¿Piensas que hay apoyo estatal suficiente para hacer cine?
“Nunca es suficiente. Somos un país pobre. O sea, yo desde mi punto de vista siempre te voy a decir sí, pero tanto como a la microempresa, la pesca o los deportistas, por ejemplo, para que un día lleguemos a ser una nación desarrollada”.


EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores