Raf Simons sucede a Galliano al frente de la casa Dior

El diseñador belga estuvo al frente de la marca de Jil Sander.

10 de Abril de 2012 | 10:24 | Por Stefanie Schtte; DPA

PARÍS.- Hay pocos diseñadores tan estrechamente ligados a la palabra "avantgarde" como Raf Simons, que toma ahora el relevo del malogrado John Galliano como director artístico de la casa Dior.


Al frente de la prestigiosa firma, el belga asumirá las colecciones femeninas de alta costura, prt--porter y accesorios.


Nacido en 1968 en Neerpelt, Simons se dejó influir por los experimentales modistos de Amberes y el inconformista Walter van Beirendonck. Ya desde su debut en 2005 como diseñador jefe de Jil Sander, el belga despuntó como uno de los creadores con más futuro.


No obstante, es difícil etiquetar a este modisto de apariencia cortés y tranquila al que algunos, como la tienda de lujo online The Corner, consideran un excéntrico.


Ese adjetivo definía más bien a su antecesor, Galliano, que convertía sus desfiles en auténticos espectáculos teatrales.


Simons, en cambio, combina su amor por el arte con juegos de colores geométricos y efectos ópticos que uno tiene que mirar dos veces, todo ello con líneas rectas y claras y cortes llevables. "Me siento fantásticamente", dijo Simons por teléfono desde Amberes al diario "New York Times" tras conocerse la noticia.


Trabajar para Dior es un desafío gigantesco para el modista, pero también un sueño, afirmó. En su opinión, la marca francesa es sinónimo de elegancia absoluta. Se espera que con el nombramiento de Simons como diseñador jefe para la moda femenina llegue finalmente la calma a la casa.


Desde la expulsión de Galliano, hace un año, Bill Gaytten se ha encargado de coordinar temporalmente el taller, mientras en el nervioso mercado de la moda se sucedían los nombres para reemplazar a Galliano.


Que Simons, de 44 años, puede realizar una destacada labor al frente de Dior lo ha demostrado durante su paso por Jil Sander. Aunque al principio las fieles de la marca no le siguieron del todo, en las últimas temporadas consiguió sorprender con aclamadas colecciones.


La presentación de la moda otoño/invierno 2012/2013 se convirtió en una emotiva despedida, pues entonces ya se sabía que Jil Sander regresaba a su marca y Simons tenía que partir. Junto con sus colecciones para Jil Sander, Simons siguió desarrollando su propia línea para hombre, una marca que había creado en 1995.


Tras estudiar industria y diseño de mobiliario, fue impulsado hacia el mundo de la moda por la legendaria Linda Loppa, directora del departamento de moda de la Real Academia de Bellas Artes de Amberes.


En una entrevista con la revista "W", Simons subrayó también la influencia del diseñador belga Martin Margiela en su decisión de dedicarse a la creación de ropa.


Las formas arquitectónicas de sus creaciones denotan que el modisto piensa más en "espacios" corporales que en tejidos. Además, aparte de su trabajo como diseñador, Simons dirigió durante cinco años el departamento de moda de la Universidad de Artes Aplicadas de Viena.


Sus camisas, trajes y abrigos dirigidos a hombres con gusto por la moda suelen destacar por sus cortes correctos, pero nunca burgueses. En sus primeros años, Simons escondía a veces en sus modelos mensajes anarquistas. Y sus desfiles cuentan con una puesta en escena de ritual cool de moda.


En el caso de Dior, es muy probable que Simons conecte con la imagen que caracterizó hace años Hedi Slimane cuando era responsable de la moda para hombre en la casa: diseños limpios con un ligero toque que se sale de la norma, un lenguaje preciso en las formas y modernidad sin concesiones. En una palabra: "avantgarde".


Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores