Aprende cómo decir las cosas sin morirte o matar al otro en el intento

Jorge Méndez, un Life Success Coach, enseña en ocho pasos cómo comunicarnos de una forma fácil, efectiva y afectiva con los que nos rodean y, sobre todo, nos importan.

04 de Mayo de 2012 | 16:53 | Emol
Valentía. Eso es lo que sin duda se necesita para pararse frente a frente a alguien y decirle las cosas tal como las sientes. Puede ser alguien de tu familia, la persona que amas, un amigo o incluso tu jefe. No importa quién, el asunto es que cuesta, y mucho, pero luego de que lo haces puedes seguir viviendo con tranquilidad.

Jorge Méndez, un Life Success Coach, vivió la experiencia en carne propia en una conversación extremadamente sincera con su padre. "Fue uno de los mejores días de mi vida cuando, sentado junto a mi padre en la mesa de un pequeño restaurante, le dije por primera vez: 'Te quiero papá', e inmediatamente después le susurré un gigantesco 'Gracias'", relata en su libro "Cómo decir las cosas y no matarte / me en el intento" (Zig-Zag).

"Fue hermoso 'volar' hasta su lado para decirle tantas cosas que tenía atoradas, que por años me habían quitado el aliento, me habían dejado afónico e incluso robado la voz. Tantos años herrumbrando mi espíritu y todo por ese maldito miedo, ese estúpido falso orgullo, o porque creía que era a él a quien le correspondía tomar la iniciativa", continúa.

Fue tal el alivio que Jorge Méndez sintió tras la experiencia, que quiso que muchas otras personas también lo vivieran. Por esta razón diseñó una metodología fácil, efectiva y afectiva que puede ser utilizada para comunicarnos con todos los que nos rodean y, sobre todo, con quienes nos importan.

La técnica que propone consta de ocho pasos, que pueden ser seguidos al pie de la letra o no. Se trata de una herramienta "útil para saber decir aquellas cosas que muchas veces te ahogan, te deprimen, y que has repetido mil veces sin el resultado esperado o simplemente ya te has resignado a no decirlas", explica.

Según Jorge Méndez, su método sirve para tres objetivos: transformarse en un mejor comunicador (saber escuchar y decir bien las cosas), aprender a escuchar sin sufrir (quitarle autoridad a las generalidades y juicios maestros que tienes de ti y de otros) y como herramienta de dirección y orientación (para que las personas puedan seguir el rumbo al que previamente se habían comprometido).

Los ochos pasos

El Life Success Coach asegura que su modelo puede ser usado por todos, sin importar cuánto tiempo se conozcan. "Un jefe con su subalterno, un colaborador con su colega, un ejecutivo con su superior, una madre con su hijo adolescente, un esposo con su esposa, un hijo con su padre, un amigo con otro amigo: solo tiene que haber un objetivo común en todos ellos: te debe importar la persona. Eso es todo", sostiene.

Tomando en cuenta lo anterior, a continuación te mostramos los ocho pasos que propone Jorge Méndez. ¡Toma nota!

Paso 1: La invitación

Se recomienda hacerla en forma personal o telefónica, jamás por email. Se debe indicar el día (es importante proponer uno y no imponerlo), el lugar (debe ser íntimo, ya que se trata de una conversación privada), hora de inicio y término (con una hora aproximadamente es suficiente) y el tema a tratar (nunca hay que usar la manida frase "Necesitamos hablar" para que en el otro no aparezcan sentimientos de ansiedad y angustia).

Paso 2: El día F o del feedback

Corresponde al día que estableciste previamente en la invitación y a la hora señalada. En este paso es importante, por un lado, montar el escenario (diseñar el protocolo que utilizarás cuando llegue tu invitado) y, por otro, hablar sin rodeos o, en otras palabras, ir directo al grano.

Paso 3: Tema y autoevaluación

Para iniciar la conversación puedes plantear una pregunta del estilo "¿Quiero saber cómo te evalúas del 1 al 7 con respecto a este tema?". Si tu interlocutor responde con una nota menor a la máxima, continúas preguntándole "¿Qué crees tú que te faltó?". Si, por el contrario, contesta con la nota máxima, le agradeces gentilmente su tiempo y pones fin a la conversación.

Ante lo anterior, el otro puede reaccionar de dos maneras. Es posible que pregunte "Pero..., ¿no tenías algo que decirme?", lo que te permitirá retroceder y formular una nueva pregunta; o puede ser que diga "Bueno, está bien...", lo que significa que no quiere seguir con la conversación porque no está dispuesto a escuchar. En este último caso, lo aconsejable es dejar el diálogo para otro día.

Paso 4: Sondeo de interés

En este paso, la interrogante clave es "¿Te gustaría escuchar cuál es mi punto de vista sobre este tema?", a lo que tu interlocutor podrá responder sí o no. Si responde afirmativamente, podrás avanzar al siguiente paso. En caso contrario, debes agradecerle su tiempo y pondrás fin a la conversación.

Sin embargo, Jorge Méndez hace una salvedad: aquellas personas que dicen que no, pero luego se arrepienten y proponen ellas mismas retomar la conversación. Si eso ocurre, la recomendación es aceptarlo, dejando de lado cualquier despecho o rencor.

Paso 5: Feedback rojo

Basándote en lo que la otra persona dijo en el paso 3, ahora tú debes describir de forma simple y objetiva. "Evita juzgar, suponer, apreciar", aconseja el Life Success Coach, y agrega que lo adecuado es no entregar más de tres juicios rojos, para que el interlocutor no comience a sentirse molesto y despreciado.

Asimismo, el autor recomienda utilizar palabras como "lo que veo, lo que escucho o lo que siento", en lugar de "eres, debes o tienes", o generalidades como "nunca, siempre, nadie o todos".

Paso 6: Escucha y feedback azul

Luego de decir lo que tenías que decir, ahora te toca escuchar. Por esto, el consejo es preguntar: "¿Qué te parece esto que te digo?". "En este momento, solo observa y escucha, luego sacarás tus conclusiones", sostiene Jorge Méndez.

También es el instante para entregar el denominado feedback azul, que corresponde a lo positivo y destacable de tu interlocutor.

Paso 7: Oferta

En esta etapa la pregunta es "¿Quiero saber si puedo ser útil con respecto a lo hemos conversado?", a la cual la otra persona tiene dos posibilidades de respuesta. La primera, aceptar la oferta, tras lo cual deberás escuchar lo que quiera pedirte, cerrando luego el encuentro. Y, la segunda, rechazar tu oferta, diciéndote que se hará cargo solo. En este último caso, solo deberás poner fin a la conversación con el último paso de la metodología propuesta por el autor.

Paso 8: Candado

Es importante poner un final, para que todo lo conversado no quede en el aire. Puedes decirle a tu interlocutor "Bien, ¿entonces quedamos en vernos el martes en mi oficina a las nueve para trabajar en estos puntos?" o "¡Qué buena conversación! ¿Cuándo me cuentas cómo te está yendo con todo esto?".

También hay que agradecer el diálogo para que quede abierta la puerta a conversaciones futuras.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores