EMOLTV

La mujer que celebró su victoria sobre el cáncer mostrando sus cicatrices en internet

Le ganó al cáncer y decidió que la inexistencia de su pecho derecho no le quitaría una pizca de alegría y orgullo por su cuerpo.

25 de Mayo de 2012 | 15:35 | Por Ángela Tapia F., Emol
A sus 40 años, Joanne Jackson quería gritárselo al mundo; había vencido un cáncer de mamas. Y aunque pasó por meses de un doloroso tratamiento y una mastectomía que la dejó sin uno de sus pechos, no dudó en posar mostrando sus cicatrices en una sesión de fotos que subió a su perfil de Facebook. Lo que no sabía es que ese gesto la haría mundialmente conocida.

“Nunca lloré. Nunca perdí la fe. Nunca me pregunté, ¿por qué yo?”, dice desde Inglaterra a Tendencias & Mujer, Joanne. Esta inglesa, al igual que las millones de mujeres que cada 30 segundos son diagnosticadas con cáncer de mamas en el mundo -según datos de la OMS- descubrió que padecía esta enfermedad, pero su historia cruzó las fronteras de Inglaterra, luego de que la red social removiera sus imágenes del sitio, por considerarlas “pornográficas”.

Inmediatamente, el círculo de amigos de esta mujer mostró su apoyo subiendo las fotografías de nuevo, llegando a aparecer en perfiles de Canadá, Estados Unidos, Australia y España. Hoy están en todo el mundo a través de internet.

“Decidí tomarme las fotos para ayudar a otras mujeres a que quieran sus cuerpos después de una cirugía, para que sepan que la vida no se termina o que serán menos atractivas”, comenta Jackson, tras un largo día de entrevistas en su país, donde la invitan a programas de radio y televisión para hablar acerca de la polémica decisión de la gente de Facebook y conocer su experiencia.

Para el 2009, Joanne pesaba cerca de 97 kilos, debido en parte, a cuatro abortos espontáneos que la mantuvieron durante años entre la angustia y la ansiedad. “Era una mujer deprimida que ni salía, porque me daba vergüenza cómo me veía”, recuerda.

Pero decidió bajar de peso, y se unió a una empresa que entrega ideas de recetas para bajar de peso sin pasar hambre, motiva a sus miembros a seguir una vida de actividad física y les da incentivos cuando cumplen sus metas.

Tras bajar 31 kilos e integrarse al staff de consultores para ayudar a otros a adelgazar, su talla de sostén se redujo dramáticamente de 40G a 30B, lo que hizo más fácil para ella, en junio pasado, encontrar un bulto en su pecho derecho.

“Decidí hacerme una mastectomía y recibí el apoyo de mi esposo (Andrew), de mi madre y mis dos hijos, Connah (19) y Evan (5)”, cuenta Joanne.

Hoy, superada la enfermedad, Jackson se ha transformado en su país en un verdadero ejemplo que motiva a las mujeres a estar atentas ante posibles anomalías que permitan identificar prontamente la enfermedad.

Y es precisamente eso lo que Joanne quiso comunicar a las chilenas: “Revisen su busto. Si encuentran cualquier cosa, examínense. Y a las mujeres que ya han tenido una mastectomía, les digo que lleven su cicatriz con orgullo”.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?