El pelo liso quedó atrás, ahora las ondas la llevan

Los rizos ya no sólo se usan para ocasiones informales, sino que también para las más elegantes. Aquí las alternativas que tienes para conseguirlos.

13 de Agosto de 2013 | 08:00 | Por M. Francisca Prieto, Emol
"Las ondas son la tendencia en las pasarelas", asegura el estilista argentino Mauricio Jiranek, aunque cree que a las chilenas no les será fácil aceptar el volumen demasiado exagerado, porque muchas sienten que su cabeza se verá demasiado grande. Pero, por otro lado -afirma - las hace destacar.

Eso sí, hay que considerar que quizás no a todas las mujeres les vienen los rizos. Para saberlo es necesario tener en cuenta la forma del rostro, la altura y la textura que tiene el pelo de quien desee tenerlos.

"Siempre los cabellos gruesos son los que más ayudan a que te puedas hacer ondas, no así los finos, porque tienen menos peso, menos densidad, entonces cuesta que el pelo tome la forma", explica Ivette Galloso, estilista de Glam & Co.

Asimismo, la especialista agrega que el cabello rizado es más adecuado para las mujeres que tienen estatura de mediana a alta y que se luce más cuando el corte es en capas. "El cabello ondulado no se aprecia mucho cuando es todo de un mismo largo, porque se ve como una masa sin forma (…) La onda no se marca bien, pero al cortarlo ésta se levanta y se puede jugar más", señala.

Respecto a la forma del rostro, la estilista afirma que los rizos siempre le van mejor a los ovalados o rectangulares, no así a los anchos. Con estos últimos lo recomendable es adelgazar la zona de las mejillas, lo que se logra con el alisado.

Según Ivette Galloso, hoy se está rompiendo con la regla de que el pelo liso es sinónimo de elegancia y así es posible llevar ondas en ocasiones informales, como la playa, y también en eventos nocturnos.

"Para un cóctel pueden ser ondas más pronunciadas (…) y para una gala pueden acompañarse con un tomado hacia un lado, pero siempre con volumen", aconseja.

Si te entusiasmaste y quieres cambiar tu look para estar a la moda, aquí te contamos las alternativas que tienes para conseguir los ansiados rizos:

- Tubos: son quizás la herramienta más antigua que existe para ondular el pelo. Según Ivette Galloso, aún se utilizan, sobre todo entre las mujeres mayores que tienen el cabello corto, fino y escaso. "Se colocan desde el crecimiento, desde la raíz, para que levanten", explica. Existen de diferentes tamaños, dependiendo de la forma que se quiera dar a los rizos. Antes de usarlos, lo ideal es lavar el pelo con un shampoo que dé volumen y luego fijarlos con algún producto indicado para ello.

- Permanente: también es un método bastante tradicional para conseguir las ondas, pero que cada vez se utiliza menos ya que -como lo dice su nombre- los resultados duran un tiempo prolongado. "Hoy en día la mujer quiere cambiar: un día andar lisa, otro con ondas o bien crespa; y para eso no puede tener una permanente, porque ahí el cabello queda fijo de una determinada forma", explica la estilista.

Otro factor a considerar es que para esta técnica es necesario utilizar productos químicos que cambian la forma natural que tiene el cabello y que, en consecuencia, lo dañan. Por esta razón, Ivette Galloso recomienda que luego de realizarse una permanente, la persona utilice cremas y otros productos hidratantes que contrarresten tanto el efecto de los químicos, como del calor al que debe exponerse el pelo para que las ondas se fijen.

- Tenazas u onduladores: a juicio de la estilista, son las más fáciles de usar y su público objetivo son las más jóvenes. Al igual que los tubos, también hay de distintos tamaños para darle diferentes diseños a las ondas. El problema con ellas es que, así como ocurre con las planchas, si se utilizan en forma reiterada, el cabello resulta bastante dañado. Por esto lo recomendable es antes aplicar un protector térmico.

El otro punto en contra es que a veces puede ser difícil enrollar el pelo en el cilindro. Sin embargo, hace poco salió al mercado MiraCurl, una rizadora que tiene un pequeño motor que enrolla automáticamente el cabello sin peligro de que se enrede, ya que se detiene y retrocede si es que se atasca. Asimismo, este novedoso aparato no quema el pelo, porque la cámara donde éste se enrolla está revestida en Nano Titanium. Puedes encontrarla en las tiendas InterSalon.

- Difusor: es, quizás, la técnica más saludable para ondular el cabello, pero debes hacerlo con paciencia. La mayoría de los secadores de pelo traen este accesorio, el cual -según Ivette Galloso-, ayuda mucho a armar las ondas. Se realiza así: lavas tu cabello, retiras el exceso de humedad y te aplicas un producto que ayude a definir los rizos -puede ser un mousse o una crema para peinar, aunque para Mauricio Jiranek éstas hacen que el cabello quede pesado-.  Luego, te vas armando las ondas con la ayuda de tus manos y después secas el pelo de abajo hacia arriba, prácticamente metiéndolo dentro del difusor (debes ir controlando la temperatura para no quemarlo). "Se arma la onda muy natural, se ve muy bonito y es rápido", sostiene la estilista.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores