No todo lo que brilla es oro, el riesgo de los dientes decorados

Celebridades se colocan fundas con diamantes y oro sin mirar los riesgos. Los raperos se incrustan piedras.

13 de Septiembre de 2013 | 14:29 | Emol

A mediados del siglo pasado, tener un diente de oro era común, porque era la solución que encontraba la odontología para reparar una pieza dañada.

Llamaban la atención, pero con los años esa moda fue abandonada porque se inventaron otras soluciones estéticas y el diente de oro pasó al anecdotario, como lo reflejó el personaje de Felipe Camiroaga con Luciano Bello.

Pero, como todo puede vivir su revival, hoy las celebridades han rescatado los dientes dorados y han optado por lucir su dentadura con aplicaciones doradas engalanadas con diamantes y otros, más conocidos como 'grillz'.

La última en hacerlo fue la cantante Katy Perry quien no escatimó sonrisas para mostrar sus aplicaciones en los Premios MTV, replicando una tendencia que otras celebridades como Rihanna, Miley Cyrus, Justin Bieber, Beyoncé y Madonna, habían utilizado en otros eventos y alfombras rojas.

Esta moda nació hace algunos años como una excentricidad de la cultura hip hop, para ostentar riqueza, poder y rebeldía. Generalmente, estas fundas llevaban frases o palabras, con la que el rapero se sentía identificado.

Y aunque no lo crean, en Chile hay jóvenes raperos que solicitan a los dentistas la incrustación de diamantes u otras piedras en sus dientes frontales en forma definitiva.

Existen distintos tipos de accesorios dentales, tales como marcos de oro con incrustaciones de diamantes o piedras preciosas, colmillos del mismo metal y fundas que cubren completamente los dientes.

Pero no todo lo que brilla es oro.

El dentista Daniel Pupkin señala que las decoraciones que son sobrepuestas rayan el esmalte de los dientes, además de retener placa bacteriana entre las estructuras y los dientes pudiendo generar caries y alguna enfermedad periodontal o de las encías dado que estas estructuras de una u otra forma retienen alimentos.

Sin embargo, advierte sobre la incrustación definitiva de piedras en el diente debido que eso provoca un daño irreversible en su esmalte y estructura, dejándolo vulnerable y acortando su ciclo de vida. "Es la mutilación de una pieza sana", dice.


A su vez, el dentista Manuel García, rehabilitador oral e implantólogo de Dentimagen, afirma que estas fundas pueden provocar el desgaste irreversible e innecesario de los dientes y causar dificultad para cerrar normalmente la boca, alterando los músculos, ligamentos y la articulación mandibular.

Para que estos accesorios queden perfectamente ajustados a los dientes, es necesario realizar un molde previo de estos.

“Por lo general estas impresiones se toman en silicona, para lograr que la forma deseada calce bien en los dientes del paciente”, explica el García. 


Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores