Aprende cómo atenuar las bolsas que se forman bajo los ojos

Un buen descanso y una correcta alimentación son claves, así como los masajes de drenaje en los casos más complicados.

17 de Septiembre de 2013 | 08:00 | Por M. Francisca Prieto, Emol
Mala circulación. Ésa es la responsable de que muchas mujeres -y también hombres- se despierten por las mañanas luciendo antiestéticas bolsas en la zona que está inmediatamente debajo de sus ojos, haciendo que su mirada luzca cansada e incluso triste.

"¿Dormiste mal? ¿Lloraste?", les suelen preguntar. Pero la respuesta es sencilla: "Simplemente me despierto así".

"Las bolsas en los ojos principalmente aparecen por retención de líquido (…) Muy pocas veces tienen infiltración grasa y cuando eso ocurre es porque hay un problema que se ha mantenido en el tiempo", explica Francisco Navarrete, kinesiólogo del centro de estética Pretty Woman.

El especialista agrega que bajo los ojos es una zona muy irrigada y que debe estar provista de suficiente líquido para lubricar los ojos. "Todo lo que proviene de las lagunas lagrimales sale de la circulación que hay en esa zona. Por lo mismo, tiene que haber líquido y éste tiene que ser de buena calidad", sostiene.

El problema surge cuando el líquido se comienza a acumular y provoca una deformación de la piel, haciéndola parecer como si estuviera hinchada o inflamada. Y esto es algo que afecta tanto a los jóvenes como a quienes ya no lo son tanto.

"Las personas más jóvenes retienen la misma cantidad de líquido que las mayores, pero tienen una piel mucho más elástica. Por lo tanto, con un poco de descanso o un buen masaje, las bolsas se deshinchan y no se mantienen en el tiempo", afirma el kinesiólogo.

¿Cómo se tratan? Según Francisco Navarrete, hay que partir por la prevención y para eso es importante tener un buen descanso y llevar una buena alimentación. También se puede recurrir a algunos remedios caseros. "Usar un antifaz de frío durante 5 a 7 minutos todas las mañanas, es muy útil. El frío actúa como vasoconstrictor y hace que se reabsorba el líquido que está retenido en la zona", indica.

Y si no tienes un antifaz a mano, bueno es un algodón empapado en agua bien fría, una rodaja de pepino o una cuchara dejada por algunos minutos en el congelador.

Sin embargo, en los casos más graves, cuando las bolsas son más "rebeldes", la alternativa es recurrir a un buen drenaje linfático. El especialista indica que debido a la cercanía del ojo, lo recomendable es evitar la aparatología y optar por las maniobras manuales.

"En Pretty Woman no hay un tratamiento específico para los párpados (…) El drenaje linfático está incluido en los tratamientos de rostro completo. Se hace activando los ganglios linfáticos de la zona del cuello y cabeza, y posteriormente con maniobras de arrastre hacia los ganglios", explica.

Para facilitar el desplazamiento de los dedos, las esteticistas aplican cremas hidroelastificantes, que a la vez ayudan a mantener la elasticidad de la piel.

"Son masajes muy suaves, en los que se ejerce muy poca presión y que incluso inducen a la relajación de la persona", señala el kinesiólogo.

También en casa

Y cuando no se puede recurrir a una persona especializada, es posible realizarse un automasaje. "Debe hacerse desde el lagrimal hacia afuera, aplicando una presión muy suave. Antes se pueden hacer de 10 a 15 círculos con las yemas de los dedos en las sienes, y la misma cantidad en la zona de detrás de las orejas, y después comenzar a hacer los masajes", dice Navarrete.

La recomendación es hacer las maniobras con los dedos que tengan mayor sensibilidad, para así evitar arrastrar la piel. "No hay que 'tironear', no hay que traccionar. Por eso lo ideal es usar algún producto que ayude a deslizar los dedos sin trasladar la piel”, aconseja el especialista.

Ahora, si lo tuyo es lo tecnológico, debes saber que desde hace un tiempo existen los  masajeadores de ojos eléctricos. Según sus creadores, los aparatos son capaces de aliviar la hinchazón, las ojeras y la sensación de ojos cansados producto de observar todo el día la pantalla del computador o del celular, entre otras.

Algunos masajeadores están provistos con luces especiales e incluso música, como el que Syogra vende en nuestro país. Francesca Olguín, jefa del área comercial de la oficina que la empresa de origen alemán tiene en Chile, cuenta que el aparato del que disponen tiene tres funciones. La primera es la acupresión, que trabaja principalmente descomprimiendo los músculos que se ubican alrededor de los ojos. La segunda es el calor, que aumenta la irrigación sanguínea, lo que dilata la pupila y ayuda a descansar la vista. Y, la tercera, es la vibración, que estimula la musculatura ocular.

"Nuestro masajeador de ojos sirve desde el punto de vista de la salud para corregir problemas como astigmatismo, miopía y jaquecas, y también desde el punto de vista estético, ya que al fortalecer la musculatura, atenúa las líneas de expresión", asegura Olguín. Y agrega que para el problema de las bolsas bajo los ojos también es de gran utilidad.

El aparato se puede programar en sesiones de cinco, diez y 15 minutos de duración, y además tiene musicaterapia incorporada. "Tiene unos audífonos y a medida que empieza a funcionar el programa, comienza a sonar música, que induce al sueño y hace que la persona se relaje más rápido", describe la ejecutiva.

Está indicado para mayores de 12 años, y no puede ser utilizado por personas que recientemente hayan sido operadas de cataratas o quienes tengan puesto algún tipo de lente al interior del ojo, porque puede deformarse con la constante contracción y dilatación muscular. Su valor es de 120 mil pesos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores