Pelo sucio, “wet hair” y “baby hair”: conoce las tendencias del 2015

Entre lo que se usará este año, créelo o no, está el regreso en gloria y majestad del pelo con apariencia grasosa y desaliñada, recordando la época más grunge, y sumándose a otros estilos de los 90.

06 de Febrero de 2015 | 15:31 | Por Ángela Tapia Fariña, Emol.
Prada, Miu Miu, Marc Jacobs, Coach y la lista continúa… Las casas de moda y accesorios que han destacado en sus modelos peinados que revelan una apariencia sucia, grasienta –sí, que parezca sebo-, y totalmente desaliñada, han sido variadas, anunciando así una tendencia para este 2015.

La imagen es la siguiente: una cabellera, suelta o tomada en un moño, que da la impresión de que llevas varios días en cama, sin poder lavarte el pelo, algo que para Helena Sliachticas, de Ga.Ma Chile, responde a una re lectura del estilo callejero londinense y las luces noventeras del grunge.

Claramente, no se trata de no lavarse el pelo, sino de simular la apariencia, algo que hoy en día es fácilmente posible gracias a variados productos, desde champú en seco sobre el cabello limpio, hasta el recomendado por Sliachticas, Molding Mud de Sebastian Professional. “En una cantidad un poco mayor, especialmente si es aplicada al cabello ligeramente húmedo - desde las raíces hasta las puntas-, generará un efecto sucio”, pero con una rica fragancia, explica.

El efecto sucio se suma al “baby hair” y “wet hair”, otras tendencias que han resurgido en el último tiempo en pasarelas, publicidad y celebridades.

La primera, “baby hair”, no requiere más que gel y, tal vez, un cepillo de dientes que ayude a dar forma a esos pelos del cuero cabelludo, apegados a la frente, y que ya han lucido con mucha gracia Katy Perry y la cantante y polola de Robert Pattinson, FKA Twigs.

Asimismo, Cara Delevingne también se ha apuntado al estilo “baby hair”, al ser fotografiada para la campaña contra la discriminación por la orientación sexual, Self Evident Project.

Esta estética ya fue utilizada en el pasado por cantantes como Jennifer Lopez o Missy Elliott, pero surgió entre las mujeres afroamericanas de antaño para ordenar de forma original los pelitos rebeldes del nacimiento de su cuero cabelludo.

“Wet hair” y la delgada línea entre verse bien o mal

Es un toque fresco, limpio, audaz. Piensa en Winona Ryder en pleno noviazgo con Johnny Depp o en Isabella Rossellini posando para publicidad en las revistas de papel cuché de antaño.

Ya sea aplastado –con partidura al medio y hacia atrás- o con volumen, el efecto de pelo mojado o “wet hair”, ha regresado a las pasarelas, como las de Lanvin, Alexander Wang y Marni.

Con un toque que parece estar mojado en las raíces y seco hacia las puntas, esta tendencia corre el riesgo de, si es mal aplicada o está mal hecha, hacer que quien la usa se vea “como saliendo recién del gimnasio”, como señaló la revista “Grazia” en su versión británica, donde además, se recomienda atreverse con esta tendencia en la tarde-noche, más que en el día.

La idea es utilizar un producto que además de fijar, dé algo de brillo para el efecto “mojado”, dando volumen o aplastándolo, según la preferencia. “El ‘wet hair’ lo podemos lograr aplicando Stylixir, de Sebastian Professional, al cabello ligeramente húmedo y dejándolo secar al natural”, aseguró Sliachticas, quien agregó otras tendencias que se verán este 2015.

“Especialmente en el verano, veremos colores puros, saludables, que revelen la verdadera belleza de la persona. En cuanto a peinado, se utilizarán las texturas espontáneas -rulos, ondas, etc.-, y para los cortes, vienen fuerte las capas, con mucha ligereza, pero sin perder la forma del corte”.
“No Poo Challenge”: 30 días sin lavarse el pelo
Tendencia, moda o un verdadero boicot contra productos contaminantes, “No Poo Challenge” ha sido popularizado en el último tiempo por varios en la red, con el fin de protestar en contra del daño medioambiental que generaría el champú y jabón.

Actrices como Shailene Woodley (“Bajo la misma estrella”, 2014) es una de las caras más mediáticas de este desafío, que, pese a su buena intención, podría generar varias molestias. “Al no lavarse el cabello durante tanto tiempo se podría generar el acumulo de sebo y células muertas en el cuero cabelludo, sofocando el folículo piloso y ahogando el cabello, provocando el adelgazamiento de la hebra”, comentó Helena Sliachticas.

“Además, si existe un desequilibrio en la cantidad de sebo, podríamos tener la presencia de un hongo llamado Pityrosporum oval, que causa la caspa”, agregó.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores