Blog de salud: Conoce lo que viene después de una cirugía bariátrica

La brusca baja de peso provoca la caída de los tejidos. Aquí los procedimientos más comunes que se realizan para solucionarlo.

29 de Mayo de 2015 | 16:38 | Por Sergio Valenzuela Urquidi
Fotobanco
Con las cirugías bariátricas el paciente baja de peso de forma considerable, por lo que muchas veces, post éstas, recurren a nosotros, los cirujanos plásticos y de reconstrucción ante la caída de los tejidos, para intervenirse y revertir esta situación, que es lo que llamamos: cirugías post bariátricas.

El sostén de los tejidos es la grasa y al perderla con la baja de peso, éstos caen. Si se pierde la elasticidad de los tejidos, la piel no es capaz de volver a su posición original, produciéndose exceso y flacidez de ésta. Esta caída será en mayor o menor cantidad, dependiendo de los kilos que se haya bajado y la calidad de la piel.

En este tipo de intervenciones puede comprometerse todo o parte del cuerpo: muslos, brazos, estómago. Están las denominadas body lift superior (intervenciones de la cintura hacia arriba: mamas y estómago) y body lift inferior (de la cintura hacia abajo; glúteos y muslos).

Entre los requisitos para poder hacerse las cirugías post bariátricas están: estar de alta, el peso debe estar estable, es decir, ni de subida ni de bajada, sin anemia y sus exámenes normales.

Verse con los tejidos caídos del cuerpo es una experiencia fuerte, donde es esencial trabajar como equipo multidisciplinario, con apoyo de nutriólogos y sicólogos, ya que mirarse así puede provocar algún trastorno, como depresión. Por otro lado, nosotros como cirujanos debemos ser sinceros e indicar que este tipo de cirugía deja cicatrices, muchas veces más notorias que otras intervenciones.

Explicaré en qué consisten las cirugías post bariátricas más frecuentes:

1.- Pexia mamaria: cirugía que tiene como propósito levantar y reafirmar el seno caído cuya piel ha perdido tono y elasticidad. La caída o descenso de las mamas puede ser leve, moderado o severo, lo que ayuda a reposicionar la areola y el pezón.

2. Lifting de brazos: corrige el exceso de piel, es decir, se saca la que está colgando. Y la cicatriz queda expuesta, en el bíceps. Se estira la piel para dejarla tensa, lisa, sacando ese molesto "colgajo de piel".

3. Abdominoplastia: para estos casos se retira el exceso de piel y se  repara la pared abdominal anterior, ya que con los cambios de peso los músculos abdominales se separan y adelgazan. Con esta cirugía se devuelve su posición original, mejorando el aspecto y contorno, además de acentuar la cintura. Es de las más comunes cuando han habido variaciones  importantes de peso en esta zona. Esta cirugía deja una cicatriz en la parte baja del abdomen (como una cesárea ampliada hacia las caderas, y otra alrededor del ombligo).

4.- Lifting de muslos: intervención para estirar la piel que se ha caído de éstos. Consiste en soltar un poco de piel, y luego se suspende para dejar una superficie lisa. Queda una cicatriz en la zona de la ingle.

5.- Lifting de glúteos: mejora el entorno, volumen y por lo tanto, aspecto de la zona glútea. El implante se utiliza cuando la grasa no es suficiente, para el volumen que se busca.

La recuperación de estas cirugías es en promedio de una a dos noches en la clínica y reposo relativo de 10 días. Hay que cuidar las cicatrices con apósitos especiales, usar faja por unas cuatro semanas y hacer sesiones de kinesioterapia.

Sergio Valenzuela Urquidi, cirujano plástico y de reconstrucción de las clínicas Lo Curro y Mediterránea.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores