Blog de padres: Ser padres es estar en el tiempo de la siembra

Patricia Valenzuela llama a los adultos a revisar su comportamiento, ya que son los primeros referentes ante los niños.

15 de Julio de 2015 | 17:12 | Por Patricia Valenzuela
Por lo menos desde hace una par de décadas, nos estamos encontrando con niños catalogados con múltiples y duros diagnósticos médicos que se relacionan con su rendimiento académico.

Estos dictámenes, hechos incluso desde el colegio, están sembrando alteraciones emocionales, que afectan su crecimiento, su autoestima y la sana percepción de su identidad.

Diagnósticos de Hiperactividad o Déficit Atencional, se manejan con mucha ligereza y sin cuestionamiento en la aceptación de los preocupados padres, que ven con certeza que el niño atraviesa "un problema".

Un niño, diagnosticado y medicado, es una víctima del sistema y de la ingenuidad y miedo de sus padres, al creer que no están haciendo bien su papel.

El trabajo se debe hacer revisando el comportamiento de los adultos en casa y colegio, antes de atreverse a tildar a un niño de enfermo, y menos exigirle la ingesta de medicamentos nocivos para su desarrollo neurológico que le provocarán dependencia, ya que la solución de los conflictos queda en manos de los químicos.

Es por eso que se insta a los padres a que revisen su propio comportamiento, como guías formativos y primeros referentes de la vida ante los niños, pues ésta es la raíz del problema.

La solución está en manos de los padres, en cuanto a aceptar que los menores de 12 años que presentan trastornos emocionales están somatizando la problemática de los padres.

Si los padres, hermanos mayores, abuelos, etc. están viviendo conflictos (de pareja, dinero, salud, económicos), el niño lo recepciona y lo transforma en un síntoma emocional, que puede ser desinterés escolar, desánimo, inapetencia, porfía, descontrol o agresividad.

Debido a estas situaciones el niño baja su rendimiento en la sala de clases y de inmediato se le envía con la psicopedagoga, quien lo deriva a la psicóloga y esta a su vez a la neuróloga, donde casi el 90% de los niños termina tomando Ritalín o algo parecido.

Existen nuevas fórmulas para ayudar a un niño a reencantarse con el aprendizaje, con lo social, con el sano amor por sí mismo. Todos los estudios  que se han hecho sobre el cerebro de los niños coinciden en que es justamente el niño el más preparado para cambiar su estado de ánimo y motivación con ayuda de un adecuado estado mental.

Activar todo su centro neurológico hacia el estudio, el deporte, las artes, es una tarea muy fácil, solo proponte ayudarlo en la práctica de 15 o 20 minutos diarios, que pondrán en acción su maravilloso cerebro, enviando un cargamento de bioquímica positiva a través de la sangre como una orden de descarga eléctrica en su corteza cerebral.

El trabajo PNL es muy famoso por los excelentes resultado que arroja.

Ése es el enfoque de este ciclo completo, que propone  hablar, escuchar y ejercitar el cuerpo, para integrar las órdenes de tu cerebro emocional con tu cerebro analítico, o mejor dicho los Hemisferios Derecho e Izquierdo.

Haz este ejercicio como un juego, incluye música y risas, para que los niños a tu alrededor se contagien con tu energía.

Como adulto pruébalo por 10 minutos diarios, en la mañana y en la noche antes de dormir.

Te ayudará con los procesos de insomnio y desconcentración.

Se trata de la gimnasia cerebral con la técnica del abecedario. Bajo cada letra encontrarás una letra en negrita. La D corresponde a la mano derecha, la I corresponde a la mano izquierda y la J corresponde a las 2 manos juntas.

1.- Di en voz alta cada letra

2.- Lee la letra en negrita y levanta la mano que corresponde.

3.-Agrega la pierna contraria. Ej: mano derecha, pierna izquierda.

4.- ¡Juega! Al equivocarte estás haciendo la gimnasia cerebral.

5.- Disfruta de ese momento junto a tus hijos.

Saludos,

Patricia Valenzuela (@pattvalenzuela)

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores