Sólo para ellos: Aprende a elegir tu primer traje

Este nuevo espacio de moda de Emol encontrarás todo lo que necesitas para aprender a vestir bien, sacar el máximo de provecho a tus atributos y sentirte cómodo en cualquier situación. No necesitas buscar más tutoriales ni foros para tomar las decisiones respecto a tu look. En "Zona de Caballeros" encontrarás lo que necesitas saber para potenciar al máximo tu estilo propio.

29 de Julio de 2015 | 14:14 | Por Mauricio Grez
Vestir como un profesional mejora la disciplina; un principio que de nuevo no tiene nada. Desde los antiguos romanos hasta la actual marina de los Estados Unidos; las mejores fuerzas militares siempre han coincidido en que los soldados bien vestidos tienen más disciplina y, por lo tanto, más posibilidades de ganar una batalla. Las inspecciones de presentación personal estilo militar han perdurado, no porque las botas brillantes sean un arma mortal, si no porque estar atento a la presentación personal le enseña al soldado a prestar atención a los detalles. Y los detalles sí que ganan guerras.

Si aplicamos este mismo principio a nuestra “selva de cemento”, puede que nos guste o no ponernos traje –nuestro uniforme de batalla urbano- pero no cabe duda que en la vida de un hombre siempre habrá una ocasión en que será necesario usar uno. Es por eso que, en esta oportunidad, quiero darles algunos pequeños tips, para que al menos en esa oportunidad seas el mejor vestido.

Antes de empezar, y aunque pueda llegar a sonar frívolo, es necesario que veas la compra de un traje como una inversión y no como una obligación. Es la única prenda que es considerada formal,  por lo tanto, no hay pretexto para no comprar uno. Además, nunca sabrás cuándo lo necesitarás, entonces es mejor tenerlo en caso de emergencias. 

Tipos de traje:

Existen los trajes informales o casuales que se componen de telas menos nobles, como el algodón, poliéster, pana, etc. Generalmente son los de más tendencia y están más “a la moda”. Incluso, algunas veces llevan estampados y son muy cómodos de usar.

En cambio, un traje formal está compuesto por una tela 100% de lana o con combinaciones de telas muy finas: Lana + cashmere / jaquar / seda / lino, etc. Se caracterizan por tener una mejor caída.

Para elegir el primer traje:

Si ya te decidiste a comprar tu primer traje lo ideal es que escojas uno azul o gris oscuro. El negro se considera de etiqueta, así que si lo piensas usar para reuniones, entrevistas de trabajo o ceremonias familiares, negro no es la mejor idea.

Si ya elegiste el color, debes saber que en un traje formal de lana podemos encontrar una etiqueta que dice SUPER 100, 110, 130, 200, en el interior de la chaqueta. Esto se refiere a qué tan fino es el hilo, el número es para indicar cuantos hilos hay en un centímetro cuadrado de tela. Por lo tanto, entre más el número, más fino el hilo. Ojo, no necesariamente un número más alto indica que el traje es de mejor calidad: puede que 150 puede que no sea mejor que un 100; la importancia de este número está en que entre más alto más delicado y mejor caída tiene la tela.

Otra advertencia: en general, entre más delgado el hilo más difícil es cuidar el traje. Es muy común que los smoking tengan números altos, puesto que se usan menos que un traje normal y tienden a estropearse con menos facilidad.

Chaleco o Gillette:

El tener un chaleco con la misma tela que el traje es la señal más clara que se trata de una prenda de vestir con estilo . Originalmente un traje no era traje sin chaleco. Actualmente pocas marcas lo hacen, pero sin dudas el usarlo da un toque clásico y muy formal, ya sea para el trabajo o el día a día. Así que no tengas miedo al usar un traje con chaleco, sólo recuerda que el chaleco debe ajustarse perfecto a tu cuerpo (porque los chilenos somos conocidos por usar ropa suelta). Se puede usar con la chaqueta abierta.

Lo que vas a encontrar en las tiendas:

Traje Inglés:

- Hombreras discretas. 

- Ajuste moderado en la cintura.

- Bolsillos con solapa.

- Dos aberturas traseras.
Es un corte tradicional, es clásico en un traje pues las dos aberturas traseras hacen que se asiente mejor en la cintura, haciendo que te veas más alto y delgado, sin embargo este corte es de los que más ajustes de sastrería requiere.

Traje Italiano:

- Hombreras muy marcadas.

- Ajustado en la cintura.

- Bolsillos sin solapa.

- Sin abertura trasera.
Es un corte que hace énfasis en una cintura pequeña para crear esa silueta de triángulo invertido que muchos buscamos, además de dar una imagen de alguien con poder y con sentido de la moda. La desventaja es que al no tener abertura en la parte de atrás compromete tu libertad de movimiento.

Traje Americano:

- Hombreras discretas.

- Cintura recta.

- Bolsillos con solapa.

- Una abertura trasera.
Es  un traje menos estilizado y te verás cuadrado. No lo recomendamos.

Creemos que la recomendación perfecta si ya te decidiste a comprar tu primer traje es que sea uno con corte inglés, por cómodo y estilizado, sin  importar si es formal o casual , además es el que más fácil de ajustar a tu cuerpo con la ayuda del sastre.

Hablemos de las tallas:
La chaqueta:

- Debe abarcar cómodamente tu hombros, sin tirar de tu espalda y tener arrugas ya sea porque esta muy grande o muy chico.

- La hombrera debe terminar exactamente en donde termina tu hombro.

- Las mangas deben caer donde empieza tu muñeca y que permita mostrar hasta 1,5 cms. del puño de la camisa.

- El largo de la manga de la chaqueta y la cintura pueden ser corregidas por un sastre,  entonces procura que te quede perfecto en los hombros pues éstos son muy difíciles de corregir, además de que comprometerías la estructura del traje.

- El largo de chaqueta debe sólo cubrir el cierre del pantalón, incluso se acepta en los trajes modernos un par de centímetros mas corta.

El pantalón:
- El pantalón que está de moda debe llegar al borde de donde comienza el zapato. Para los menos modernos puede ser un unos centímetros más largo. Pero nunca que sobre tela por delante y se vea arrugado. Para una mayor comodidad y mejor acabado puedes pedir al sastre que haga la basta en diagonal, para que este más corto al frente y un poco más largo atrás.

- Las pinzas en la cintura del pantalón son clásicos y elegantes pero actualmente ya no son usadas porque ahora se busca una silueta más estilizada y moderna. Pues la las pinzas dan la impresión de bultos o volumen extra. Evítalos si eres de estatura baja y tienes kilos de más.

La camisa: 

- Te recomendamos que elijas un corte ajustado al cuerpo como el slim fit, pues no hay nada peor que ver a un hombre que se quite una chaqueta que se le ajuste perfecto y debajo lleve una camisa suelta y arrugada debajo.

- El largo de las mangas debe terminar donde tu dedo pulgar se junta con tu muñeca. Debe verse 1,5 centímetros del puño cuando tienes la chaqueta.

La corbata:

- El ancho de la corbata dependerá directamente del ancho de la solapa de la chaqueta. Es decir, ni mucho más ancha, ni mucho más angosta.

- El tamaño del nudo, dependerá del ancho y tipo de cuello de tu camisa.

- La punta de la corbata deberá terminar exactamente en la hebilla del cinturón, como si apuntara hacia el cierre.

- La corbata siempre debe ser de un color más oscuro que la camisa.

Existen además otros accesorios que complementan un look depurado: las colleras o mancuernas, las pajaritas o humitas, los calcetines de colores, los pisa corbatas, el pañuelo de la solapa (el cual nunca debe ser igual a la corbata), y varios más…

Lo más importante es que la figura se vea estilizada y depurada a la vista, Un par de zapatos  buenos y limpios pueden hacer que el look mejore sustancialmente. El tema no va por gastar más o menos. Va, como ya lo comentamos, por prestar atención a los detalles.

Mi mejor consejo: busca el equilibrio y recuerda siempre: menos es más…

Saludos,

Mauricio Grez
Ingeniero comercial especialista en márketing de moda
MBA en marcas de lujo


Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores