Blog de Belleza: ¿Qué hacer con esas molestas cicatrices?

El tema de las cicatrices es bastante recurrente en la consulta de cualquier dermatólogo o cirujano plástico. Son molestas, no son fáciles de disimular y finalmente hacen que te sientas incómoda contigo misma. Es por eso que la mayoría de las preguntas que me hacen mis pacientes son, ¿cómo puedo reducirlas?, ¿puedo eliminarlas?, ¿pueden cambiar su forma?, entre otras. Acá te dejo algunos consejos.

29 de Julio de 2015 | 08:49 | Por Sergio Valenzuela Urquidi
Para empezar hay que recordar que nuestra piel es el órgano más grande del cuerpo humano y que, por eso, está expuesta a múltiples agresiones. Por ello, siempre que se enfrenta a algún daño, nuestro organismo produce una cicatriz destinada a recomponer la piel.

Cuando se forma una herida, primero, se cortan entren otras cosas los los vasos sanguíneos, lo que produce sangrado y formación de coágulos. Ese es el inicio de la reparación de la piel. Comienzan a aparecer las células específicas y factores de crecimiento, responsables que en esa zona aparezcan más vasos y nutrientes. Luego, se forma elastina y colágeno produciéndose finalmente el tejido cicatricial. Este proceso dura alrededor de 6 meses.

Las cicatrices patológicas deberían tratarse no solamente por razones estéticas, sino por que a veces duelen, pican, o producen limitación al movimiento.

Es importante que sepas que las cicatrices se deben clasificar. Primero, están en las que tienen un exceso de producción de colágeno, comienzan a ensancharse y engrosar, se ponen muy rojas, son muy visibles y difíciles de tratar. Luego, están las que son más muy delgadas y medio transparentes. Y, finalmente, están las cicatrices que alteran los órganos vecinos.

En los niños, a medida que crecen y las cicatrices no lo hacen, comienzan a impedir el crecimiento normal del órgano donde se encuentran. Ahí los cirujanos plásticos debemos interferir.

Como la piel es una membrana que contiene el 80% del líquido de nuestro cuerpo, nos defiende de los gérmenes y rayos solares, entre otros, por lo tanto, si se rompe debe ser tratada.

Las cremas pueden tener un efecto superficial en estas heridas o cicatrices, pero no profundo. Por lo que para lograr un efectivo aclarado, se requiere de tratamientos como un peeling y/o un láser que lija la superficie y regulariza la cicatriz, lo que mejora su aspecto.

Sin embargo, en el caso de las quemaduras, deben ser tratadas por un cirujano plástico porque en algunos casos se puede necesitar un injerto, el cual se coloca cuando hay una pérdida de piel o la piel debe ser reemplazada.

En general les digo a mis pacientes que no existe una sola receta. El proceso de recuperación de una cicatriz, sin importar su tipo, depende cada caso, pero sí hay varias alternativas que pueden ser útiles para mejorar el aspecto de ellas:

- Masajearlas con presión.
- Protegerlas del sol (porque se pigmentan).
- Compresión más agresiva con placas: masajes especiales de una quinesióloga para ablandar la cicatriz.
- Comprimir con parches de silicona.
- Uso de corticoides.
- Se rellena con grasa cuando están deprimidas, o soltar la cicatriz y luego rellenar.
- Láser IPL pulsadas que hacen que se vuelva más blanca y cierra los vasos sanguíneos.
- Láser CO2 fraccionado que la lija y la deja plana.
- Tratamiento quirúrgico (operar, que es cambiar una por otra, por lo tanto, hay que hacer un buen tratamiento antes, el terreno debe estar preparado y todo lo anterior ayuda a que así sea).

¿Tienes alguna recomendación que te gustaría compartir? Cuéntame qué opinas de estas alternativas.

Sergio Valenzuela Urquidi
Cirujano plástico y reconstructivo. Clínicas Lo Curro y Mediterránea.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores