EMOLTV

Donata Bergman y la tradición de los maestros heladeros italianos

La dueña "Il Maestrale" comparte tres recetas de sorbetes, con los que puedes innovar en los asados. ¡Atrévete!

01 de Enero de 2016 | 09:59 | Por Donata Bergman
imagen
Manuel Herrera, El Mercurio (imagen de archivo)
"Il Maestrale" ya se apronta a cumplir 10 años de vida en Santiago de Chile, y en todos estos años, creo que las recetas no cambian, sino que mejoran.

Seguimos con nuestra empecinada obsesión de respetar la antigua tradición de los maestros heladeros italianos, que tiene como premisa fundamental usar solamente productos de primera calidad. Ya en el año 1565, en la ciudad italiana de Florencia, en la corte de Caterina de Medici, comían helados de leche y sorbetes frescos del día. Es una costumbre tan arraigada, que hoy en Italia el helado es considerado como un alimento: puede reemplazar perfectamente un snack, una merienda, un aperitivo y hasta un almuerzo rápido.

Un helado proporciona carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. En los veranos calurosos de Roma, es típico ver gente que, en lugar de sentarse almorzar, en su hora de colación pasea comiéndose un rico y gran barquillo de helado artesanal y natural.

Es importante distinguir entre helados y sorbetes. Los sorbetes son hechos en base a agua, mientras que los helados, con crema y leche entera. Lo que sí es relevante en ambos es que para ser saludables, tienen que ser naturales al 100%.

Aquí en Chile hay una estupenda tradición del asado y siempre los asados son acompañados por un abundante buffet de ensaladas de todo tipo. En estas mesas se podría agregar sorbetes de verdura donde se puede desplegar toda la creatividad para unir los sabores del pepino con menta, tomate con rúcula o albahaca, zanahoria y manzanas con jengibre o un sorbete de romero. ¡Atrévete con estas tres recetas!

Saludos,

Donata Bergman, dueña de Il Maestrale (Constitución 50, Patio Bellavista).

  • Sorbete de pepino al sauvignon blanc y menta

    - 2 pepinos (de ensalada) grandes
    - ½ taza de vino blanco
    - 1 taza de azúcar blanca, hecha en almíbar
    - Jugo de un limón
    - 6 hojas de menta fresca
    - 1 clara de huevo

    Pelar y despuntar los pepinos, cortarlos en pedazos y ponerlos en una licuadora con el vino blanco el almíbar hecho con el azúcar, el jugo de limón y licuar. Picar o desmenuzar las hojas de menta.

    Si hay una máquina para hacer helados, poner la mezcla directamente a la máquina. Si no, poner la mezcla en un pote plástico o de acero al freezer, sacarlo cada 30 minutos y batirla con un tenedor hasta que llegue a la consistencia del sorbete.

    Al final, agregar la clara de huevo batida muy poco a nieve para que le agregue la textura al sorbete.

  • Sorbete de tomate con rúcula (o albahaca)

    - 2 tomates grandes bien maduros
    - 1 taza de azúcar blanca, hecha en almíbar
    - Jugo de un limón
    - 15 hojas de rúcula fresca o de albahaca
    - 1 taza de agua
    - 1 clara de huevo

    Lavar los tomates, cortarlos en pedazos y ponerlos en una licuadora con el almíbar hecho con el azúcar. Agregar el jugo de limón y la taza de agua, licuar.

    Picar o desmenuzar las hojas de rúcula o de albahaca. Si hay una máquina para hacer helados poner la mezcla directamente a la máquina. Si no, poner la mezcla en un pote plástico o de acero al freezer, sacarlo cada 30 minutos y batirlo con un tenedor hasta que llegue a la consistencia del sorbete.

    Al final agregar la clara de huevo batida muy poco a nieve para que le agregue la textura al sorbete.

  • Sorbete de romero fresco

    - 4 ramas de romero de 15 cm
    - 1 taza de azúcar blanca hecho en almíbar
    - Jugo de un limón
    - 1 taza de agua
    - 1 clara de huevo

    Lavar, las ramas de romero, ponerlas en una olla con el almíbar y el agua, y dejarla hervir suavemente por unos minutos. Sacar la olla del fuego, dejar enfriar toda la noche en el refrigerador. Agregar el jugo de limón y filtrar.
    Si hay una máquina para hacer helados poner la mezcla directamente a la máquina. Si no poner la mezcla en un pote plástico o de acero al freezer, sacarlo cada 30 minutos y batirlo con un tenedor hasta que llegue a la consistencia del sorbete.

    Al final agregar la clara de huevo batida muy poco a nieve para que le agregue la textura al sorbete.