EMOLTV

Blog de sexualidad: ¡Atrévete a disfrutar lo que la vida te ofrece!

Para tener una vida íntima sana y placentera, es necesario educarse y también liberarse de tabúes. Odette Freundlich nos cuenta el caso de una paciente que, sin vergüenza, quiso aprovechar la segunda oportunidad que se le presentó.

29 de Enero de 2016 | 10:57 | Por Odette Freundlich
imagen
Fotobanco
No todas las pacientes que acuden a Centro Miintimidad, vienen para tratarse por disfunciones sexuales. Algunas vienen para educarse en sexualidad, aprender a conocerse mejor, a derribar mitos, miedos, culpas, pensamientos erróneos y atreverse a tener una sexualidad más sana y placentera.

Este es el caso de Magdalena (los nombres han sido cambiados para proteger la identidad de los pacientes), que después de 10 años de casada y con una muy mala experiencia matrimonial, decidió separarse.

Su marido fue su único hombre y él tampoco tenía experiencia previa.
Pololeó 3 años con él hasta que decidieron casarse; luego de 2 años tuvieron un hijo y después de 1 año otro más.

La vida sexual al principio era entretenida y todo era una novedad, pues ambos eran inexpertos. Pero con el correr del tiempo los encuentros sexuales, se fueron haciendo más rutinarios y monótonos.
Magdalena decía: "Al principio estábamos cansados porque teníamos que atender a nuestros hijos que estaban muy pequeños, pero cuando ya pasó esa etapa y teníamos más tiempo para nosotros, era siempre igual, en el mismo lugar, la misma posición, yo trataba de innovar, pero a él no le entusiasmaba".

Pasaron los años y la relación se fue deteriorando por diversos factores, entre ellos el aspecto sexual, y Magdalena después de mucho reflexionar y acudir a terapia de pareja tomó la decisión de separarse.

Cuando llegó a Centro Miintimidad, me dijo: "Estoy aquí porque quiero pasarla bien sexualmente, estoy separada hace 2 años, encontré una nueva pareja, estoy feliz, no tengo mucha experiencia, mi ex marido ha sido mi único hombre, esta nueva pareja tiene una buena herramienta y la sabe usar".

"Yo quiero aprender a conocerme mejor a liberarme de tantos tabúes a ser más creativa y disfrutar de esta nueva experiencia que me está regalando la vida".

Quería compartir con ustedes esta maravillosa iniciativa de una paciente, que se está dando la oportunidad de vivir su sexualidad en forma sana, placentera y creativa.

Siempre hay tiempo para aprender, para atreverse, para educarse y disfrutar lo que la vida te está ofreciendo.

ANÍMATE tu también, nunca es tarde.

Saludos,

Odette Freundlich, directora de Centro Miintimidad (http://www.miintimidad.cl), kinesióloga especialista en Rehabilitación Pelviperineal y Sexualidad contacto@miintimidad.cl.