EMOLTV

Seis saludables y prácticos snacks para llevar a la playa o piscina

Las tentaciones veraniegas como helados, cuchuflíes o churros, generalmente son una bomba de calorías. Una nutricionista comparte aquí opciones ricas y sanas para reemplazarlas.

29 de Enero de 2016 | 12:26 | Emol
imagen
LUN (archivo)
SANTIAGO.- Helados, cuchuflíes, barquillos, pan de huevo, palmeras, galletas, churros y muchas otras alternativas son las que ofrecen los vendedores que recorren las playas durante la temporada estival, para tentar los estómagos de quienes se encuentran de vacaciones.

Claro, porque el relajo del que disfrutan los veraneantes les permite olvidarse de todo, incluso de la dieta. El problema es que la mayoría de los snacks que se pueden comer en playas y piscinas son una verdadera bomba calórica para nuestro organismo. Aquí algunos ejemplos:

- Cuchuflíes: 5 unidades tienen 150 calorías
- Helado en barquillo: 1 unidad tiene 220 calorías
- Bebidas azucaradas: 1 lata tiene 180 calorías
- Pan de huevo : 1 unidad tiene 230 calorías
- Palmeras: 1 unidad (20 gramos) tiene 85 calorías
- Churros rellenos: 1 unidad tiene 230 calorías

De esta manera, si se considera que durante las vacaciones se suele comer más de una vez cualquiera de estos snacks, es posible que todo el esfuerzo que hiciste durante el año para poder tener "un verano sin polera" se vaya directo a la basura.

Pero no todo está perdido, ya que es posible calmar los antojos veraniegos con algunas alternativas saludables y prácticas, como las que a continuación entrega Natalia Arévalo, nutricionista de Clínica Origen.

1.- Galletas de avena, manzana y miel (3 unidades=140 cal.): mezclar 1½ taza de avena, ½ cucharada de polvos de hornear, 1 manzana rallada, 1 huevo, 3 cucharadas de miel y una pizca de canela. Se unen los ingredientes y se deja reposar en el refrigerador por 30 minutos. Luego se moldean las galletas y se hornean por 20 minutos.

2.- Frutos secos (20 unidades=110 cal.): es una opción práctica y rápida. Basta con separar almendras o pasas y consumir a media mañana o tarde.

3.- Sándwich dulce (1 porción=210 cal.): en dos rebanadas de pan de molde, de preferencia integral, se agrega chocolate amargo derretido, trozos de frutillas o mango y canela a gusto, y está listo para disfrutar en las tardes de playa.

4.- Helados caseros (1 porción= 70 cal.): Mezclamos yogurt natural o leche descremada con las frutas naturales favoritas. Se licúan y se dejan la noche anterior en un contenedor para helados en el congelador. Si te gustan muy dulces puedes agregarles endulzante o cacao amargo para darle un sabor distinto.

5.- Limonada: logrará saciar la sed mejor que una bebida azucarada y es una alternativa perfecta para hidratarse. Sólo se exprimen dos limones y se mezclan con 1 litro de agua y menta o albahaca. Se licúa y enfría por un par de horas en el refrigerador, y queda lista para disfrutar.

6.- Pizzadilla (1 porción=220 cal.): se rellenan dos masas de tacos con salsa de tomate, se agrega queso light, jamón de pavo y orégano. Se forman quesadillas y se colocan un par de minutos al horno. Almacenar en bolsas herméticas para convertirlas en un snack perfecto para la tarde.

La especialista además recomienda preferir frutas como manzanas, naranjas, duraznos, ciruelas, guindas y berries en general.