EMOLTV

Valencia defiende la igualdad de género con instalación de semáforos paritarios

Una silueta femenina en los colores rojo y verde se puede ver desde hoy en los semáforos de varias calles del municipio español.

07 de Marzo de 2016 | 13:02 | EFE
imagen
Levante
VALENCIA.- La silueta de una mujer con falda en los semáforos permite desde hoy al Ayuntamiento de Valencia, en el este de España, hacer visible su defensa por las políticas de igualdad y convertir a la ciudad en la primera gran urbe con semáforos paritarios.

Una veintena de calles de la capital valenciana ya dispone de estos semáforos, en uno de cuyos lados está la silueta femenina en los colores rojo y verde, y en el otro se mantiene el tradicional símbolo masculino, una iniciativa que supuso un "coste cero" para las arcas municipales.

Así lo aseguraron los concejales de Igualdad, Isabel Lozano, y de Movilidad Sostenible de Valencia, Giusseppe Grezzi, quienes acudieron con la prensa a ver uno de los nuevos semáforos instalado en una de las calles del centro de la ciudad.

La ciudad de Valencia está gobernada desde el pasado junio por los socialistas gracias a un pacto con Compromís (izquierda), grupo al que pertenecen estos dos concejales.

Lozano destacó que el objetivo de la medida, presentada la víspera de la celebración del Día Internacional de la Mujer, es visibilizar que a la hora de diseñar los espacios de la ciudad "las mujeres también han de contar. Hasta ahora no se había contado con esta perspectiva de género en la ciudad".

Aunque otras ciudades como Lugo, La Coruña, Fuenlabrada y Sagunto incorporaron la figura femenina en sus semáforos, Valencia es la primera "gran ciudad" de España que lo hace, según explicó Lozano.

Por su parte, Grezzi destacó que, aunque hasta el momento pueden encontrarse semáforos con la figura de la mujer en 20 cruces de gran tránsito de personas de la ciudad, cuando se tengan que ir cambiando se introducirán paulatinamente en nuevos puntos.

La opinión de los usuarios sobre esta iniciativa es variada, y hay quienes la consideran "un poco machista" aunque "revolucionaria", algunos la ven como un "gesto simbólico interesante", y otros se muestran "indiferentes" y aseguran que les "da igual".