EMOLTV

Europa alternativa: 10 destinos que probablemente no conocías

Europa presenta varias opciones mucho más baratas y menos atiborradas de turistas que aquellas más publicitadas. Aquí te presentamos 10 destinos "escondidos" en el continente más caro del mundo.

26 de Marzo de 2016 | 22:22 | Paulo Guzmán, Emol
SANTIAGO.- La situación en Europa está cambiando. Los países se enfrentan a la nueva paranoia del terrorismo y los viajeros optan por destinos en otras partes del mundo. Sin embargo, debes saber que en el viejo continente también existen alternativas para muchos desconocidas donde se puede vacacionar a precios bastante asequibles. ¡Aquí te las presentamos!

La Valeta: el secreto mejor guardado de Europa


Malta es una pequeña isla del mar Mediterráneo con menos de 500 mil habitantes, y su capital, La Valeta, esconde secretos poco explorados por ciudadanos europeos y extranjeros. Su cercanía con Italia hace que la ciudad sea poseedora de una de las más ricas gastronomías, pues mezcla lo mejor de la comida local con los típicos platos italianos, siendo su cocina poseedora de diferentes elementos como risotto, conejo blanco y diferentes tipos de pastas.

El casco antiguo de la ciudad fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1980 y sus habitantes hablan inglés por la colonización inglesa que terminó en 1964.

La ciudad es fácil de recorrer por ser la capital más pequeña de Europa -sólo tiene un kilómetro cuadrado- y debido a su ubicación privilegiada, posee un clima templado con 300 días de sol al año.

Breslavia: regresando a la edad media en Polonia


La actual capital de la cultura en Europa se caracteriza por ser versátil: logró que la infraestructura medieval sobreviviese a la Segunda Guerra Mundial e incluso cuenta con barrios de tendencia punk. Por otro lado, Polonia se caracteriza por ser un país mucho más barato que sus vecinos Alemania y Rusia: por ejemplo, el valor de las piezas en un hotel van desde los 33 euros ($25.000).

La ciudad es un centro importante de la gastronomía típica, con platos donde predominan las verduras, y desayunos con diferentes tipos de embutidos y, por supuesto, mucha cerveza y vodka.

Marsella: el lado latino francés


Si bien no es un destino desconocido para muchos y siempre está presente en las recomendaciones turísticas como uno de los sitios más importantes e imponentes de Francia, Marsella queda en la lista por ser la cara opuesta de París, y por ser tomada como un destino de paso y no como una alternativa donde pasar semanas de vacaciones.

Su ubicación en las costas del Mediterráneo hace que la ciudad sea poseedora de un ambiente distinto al resto de Francia, pues tiene diferentes terrazas donde sirven los mejores vinos frente al aire cálido del mar, además de poseer una gastronomía con elementos poco comunes, como el curry, el caramelo y trufas.

Dubrovnik, Croacia


Puede que su nombre sea desconocido, pero sus paisajes han capturado a millones en televisión desde hace años: este lugar sirve de locación para grabar la capital ficticia de la popular serie Games Of Thrones, Kings Landing.

No es menor, puesto que Dubrovnik es una ciudad medieval con distintos tipos de arquitectura que mantiene elementos de distintas eras de la historia, siendo llamada "la Atenas dálmata" por su ubicación en la provincia de Dalmacia. La región también es conocida por ser abundante en mariscos y langostas además de los típicos estofados llamados gulash.

Sarajevo: las cicatrices de una guerra


El año pasado se cumplieron 20 años de la firma del tratado de Dayton que le devolvió la paz a Bosnia luego de cuatro años de devastadora guerra entre Croacia y otros países beligerantes. La ciudad ha logrado emerger poco a poco y se posiciona como un sitio completamente nuevo que ha podido dejar atrás su pasado soviético y se concentra en encontrar su propia identidad.

Una prueba de ello es el lado artístico del lugar, donde diversos exponentes enseñan su arte en pequeñas galerías cerca del museo de arte contemporáneo. Además, la capital bosnia es un núcleo importante para los musulmanes europeos, pues concentra mezquitas de suma importancia arquitectónica en su casco antiguo.

Gerona, Cataluña


La ciudad está ubicada en España, pero fue fundada por los romanos y su influencia se nota hasta el día de hoy. Fue escenario de la película "El perfume" y es mundialmente conocida por sus callejuelas amuralladas repletas de escaleras que llevan hasta catedrales góticas y puertos de los cuatro ríos que brindan color a la ciudad.

Las habitaciones dobles cuestan 56 euros ($42.000), y su ubicación entre Francia y España convierte a la ciudad en un destino de fácil acceso con culturas que se mezclan y exhiben por doquier

Bolonia: el casco antiguo más grande de Europa


Cerca de los Apeninos italianos, Bolonia es famosa por su arquitectura religiosa y por mostrar lo mejor del país en un solo lugar: gastronomía, vida nocturna, arte y cultura. Las trattorias que sirven pastas llevan más de 40 años de funcionamiento ininterrumpido y la costumbre italiana de extender por horas los aperitivos se refleja en el sitio que posee el casco antiguo mejor conservado después de Venecia.

El estilo antiguo del lugar contrarresta con la vida universitaria que se desarrolla cada noche con diversos pubs y bares que invitan a los transeúntes a experimentar lo nuevo de uno de los misterios mejor conservados de Italia.

Brno, República Checa


Si bien su nombre es difícil de pronunciar, es fácil perderse por las calles de la segunda ciudad más importante y capital legislativa de República Checa. El país es un destino conocido por su cerveza y Brno no es la excepción, ya que allí se pueden comprar litros al mismo valor de lo que cuesta media botella de vino en París.

Tallin, la sorpresa báltica


La capital de Estonia mezcla lo mejor de la cultura rusa y escandinava, dejando como herencia una de las ciudades emergentes más importantes de los últimos años. Tallin se diferencia de otros países vecinos que se independizaron de la Unión Soviética a principios de los 90, por ser un centro que se enfoca en el desarrollo de nuevas tecnologías e innovación.

Las estaciones determinan las preferencias culinarias de los ciudadanos, siendo comunes las sopas espesas y los estofados acompañados de vino y cerveza.

Graz, Austria


¿Por qué ir? La segunda ciudad de Austria es un moderno centro universitario con arquitectura típica de tejados rojos y hogar de diferentes museos. Se considera la capital del diseño en la región por las estructuras que contrastan con la arquitectura típica del lugar. El hecho de que sea un centro universitario, convierte a Graz en uno de los mejores destinos de la lista en cuanto vida nocturna se refiere.