EMOLTV

Alertan de los peligros de perder a la pareja: Quedar viudo podría "romperte" el corazón

Un estudio hecho en la población, supuestamente, más feliz del mundo, reveló las consecuencias cardíacas que podría tener el perder al ser amado. Los menores de 60 están entre los más afectados.

19 de Abril de 2016 | 16:57 | Por Ángela Tapia Fariña, Emol.
imagen

Cuando la pérdida es inesperada, las probabilidades de sufrir fibrilación auricular aumenta a un 57%.

Fotobanco
SANTIAGO.- Depresión, ansiedad, rabia, desesperanza y hasta culpa… Son varios los sentimientos que surgen cuando la pareja fallece, según el médico del Departamento de Salud Pública de la Aarhus University, en Dinamarca, Simon Graff. Pero hay otro factor que reveló el doctor: la posibilidad de sufrir problemas cardíacos.

Según un estudio liderado por Graff, y publicado el 5 de abril en “Open Heart”, del British Medical Journal, tras la muerte de la pareja, una persona es propensa en un 41% a experimentar por primera vez fibrilación auricular (el tipo más común de ‘arritmia’ y que puede derivar, en el peor de los casos, en un ataque cardíaco o ataque cerebrovascular), sobre todo entre el octavo y decimocuarto día de recibir la noticia de la pérdida. Tras esta etapa, los riesgos comienzan a disminuir gradualmente, pero no es hasta recién pasado un año que se normaliza esta situación.

Otros datos no menores, es que la investigación se hizo en base a la información de salud de casi un millón de daneses –población que se considera una de las más felices del mundo-, y que los problemas cardíacos expuestos tienen más del doble de probabilidades de desarrollarse en personas menores de 60 años. Y cuando la pérdida era inesperada, la cifra aumenta a un 57%.

“La pérdida de una pareja es considerado uno de los eventos más estresantes de la vida y afecta a la mayoría de la gente, independiente de sus mecanismos para salir adelante”, dice el estudio, titulado “Long-term risk of atrial fibrillation after the death of a partner” (riesgo a largo plazo de fibrilación auricular tras la muerte de una pareja).

“Una enfermedad larga y con gran sufrimiento y que requirió muchos cuidados, puede llegar a ser muy estresante y exigir mucho de una pareja, por lo que la muerte puede llegar a verse como un alivio”, señaló la investigación, agregando que pese a que las enfermedades cardiovasculares previas, la diabetes y pertenecer al sexo masculino eran conocidos factores de riesgo para sufrir fibrilación auricular, ésta no difería mucho en los grupos estudiados, al menos, durante los 30 primeros días de duelo, incluyendo a los que perdieron a la pareja tras una larga enfermedad.

“Basándonos en nuestro trabajo, podemos decir que los viudos representan un grupo vulnerable, y no solo por los problemas cardíacos”, dijo a Emol el doctor Graff. “Necesitan atención, sobre todo de sus familiares. Y ante cualquier duda por su salud, obviamente hay que contactar a un médico”, agregó.