EMOLTV

Cuba glamorosa: Chanel llevó el lujo a la isla

Los diseños de Lagerfeld, notoriamente inspirados en la historia cubana, recordaban al "Che" y los "almendrones". Mira las galería de fotos de esta jornada tan especial para la casa de moda.

04 de Mayo de 2016 | 10:11 | Agencias
LA HABANA.- Chanel estuvo a cargo de engalanar la noche cubana, luego de presentar por primera vez un desfile de la marca en Latinoamérica, escogiendo La Habana para hacer su debut.

El hecho se suma a varios hitos culturales que han marcado la reapertura de la isla, tras los acuerdos con Estados Unidos, y que fueron coronados con el concierto gratuito ofrecido por los británicos Rolling Stones. Y en cuando a la moda, Karl Lagerfeld, director artístico de Chanel, se hizo cargo de representar al rubro.

El excéntrico diseñador de la larga cabellera blanca presentó en el célebre Paseo del Prado habanero su nueva colección "Crucero" (como se le llama a las de media temporada) para 2016/2017, con un espectacular desfile al aire libre.

La alameda central del Paseo sirvió de pasarela para los modelos de Chanel, que exhibieron los nuevos diseños del "kaiser de la moda" entre los árboles y los bancos de mármol de la avenida en el mismo corazón de la ciudad, con las antiguas casas coloniales de La Habana Vieja y Centro Habana como telón de fondo.

Chanel había elegido semanas atrás el Paseo del Prado, una ancha avenida que arranca casi a orillas del mar y termina a pocos metros de emblemáticas construcciones de la ciudad como el Gran Teatro de La Habana, como sede del evento.

En contra de algunos rumores previos, ni los organizadores ni las autoridades impidieron que decenas de curiosos se apostaran en ventanas y balcones vecinos para ver el inédito espectáculo. Tampoco una lluvia ligera que atrasó un poco el arranque del show desanimó a los invitados, entre ellos la modelo brasileña Gisele Bündchen y el actor estadounidense Vin Diesel.

En boga con el lugar de la puesta en escena, la nueva colección del "kaiser" alemán eligió este año motivos cubanos como inspiración: la propuesta de Chanel incluye colores cercanos al verde olivo, el tono más asociado a la Revolución cubana, boinas estilo "Che" Guevara e imágenes de "almendrones", como se conoce a los viejos autos estadounidenses que aún circulan por La Habana, en varias prendas.

Chanel alquiló además más de 150 "almendrones", convertidos en tanto en un emblema de la isla socialista, para trasladar a sus invitados por la ciudad, según sus propias informaciones. Los relucientes "clásicos" descapotables paralizaron por momentos el tráfico en las por lo habitual despobladas calles de La Habana.