EMOLTV

¿Seguridad vs. discriminación? Economista de origen italiano es interrogado en avión de American Airlines

El vuelo 3950, con destino a Siracusa (en el estado de Nueva York) se detuvo de emergencia luego que una de sus pasajeras denunciara a Guido Menzio, graduado de la Universidad de Berkeley, por hacer cálculos matemáticos.

09 de Mayo de 2016 | 10:17 | Emol
imagen

Menzio tiene un doctorado de la Universidad de Northwestern, Es profesor de macroeconomía de la Universidad de Pensilvania y coeditor del "Internacional Economic Review". Además impartió clases en las universidades de Stanford y Princeton.

Universidad de Pensilvania.
De acuerdo con lo informado por la aerolínea, el avión fue forzado a cancelar su despegue luego que la compañera de asiento del economista exigiera que la dejaran descender de la nave. La mujer denunció a la tripulación que Menzio había estado hablando por teléfono poco antes que el avión comenzara a avanzar hacia la pista y, luego, había empezado a hacer cálculos matemáticos (que ella expresó como "escribir garabatos y mensajes secretos") en un papel.

Si bien en un comienzo ella justificó su petición explicando que se encontraba supuestamente enferma, luego exigió detenerse por razones de seguridad. Menzio fue entonces interrogado por el capitán y por parte de la tripulación.
Guido Menzio:
"Alguien genera la alerta, todo se detiene sin hacer ninguna revisión y finalmente dependen de la información que dan personas que podrían no tener ni idea de lo que está pasando"

Pese a que el economista dijo que fue "tratado respetuosamente durante todo el proceso", criticó los protocolos de seguridad de la aerolínea para enfrentar este tipo de situaciones. Según él, las empresas tienen "un protocolo que es demasiado rígido, en el sentido que una vez que alguien genera la alerta, todo se detiene sin hacer ninguna revisión y finalmente dependen de la información que dan personas que podrían no tener ni idea de lo que está pasando".

Luego de que el capitán y la tripulación terminaran de comprobar que no había riesgo con la presencia de Guido Menzio a bordo, el vuelo despegó a las 9:42.

Por su parte, la aerolínea se defendió de las fuertes críticas que surgieron en las redes sociales, argumentando que "incluso hubo risas cuando conversaron con él antes que volviera a su asiento. Nadie de American Airlines acusó a este hombre de nada".

En tanto, la acusadora que fue identificada por The Washington Post -medio que fue el primero en publicar la historia- como una mujer de 30 años que usaba sandalias optó por bajar finalmente del avión y tomar el vuelo siguiente. No se sabe si finalmente ella supo que quien estaba sentado a su lado era un experto en economía de una de las mejores universidades del planeta.

Menzio comentó, además, que lo que hacía en un papel era trabajar en ecuaciones diferenciales y que lo que la mujer confundió por caracteres árabes eran realmente letras griegas, comúnmente usadas en esas fórmulas.