EMOLTV

Bill Cunningham: El legado del padre del "street style"

El domingo falleció este fotógrafo, que por 40 años demostró que en la calle es donde nacen las tendencias.

29 de Junio de 2016 | 13:57 | Emol
imagen

"El mejor desfile está en la calle. Siempre lo ha estado y siempre lo estará", decía el fotógrafo.

Reuters
SANTIAGO.- Mucho antes de que los blogueros de moda tomaran sus smartphones para recolectar looks de la gente en la calle o que los coolhunters hicieran carrera viendo qué usa la gente, hace 40 años, un hombre llamado Bill Cunningham se armó de su cámara de 35 milímetros, una bicicleta y un impermeable para salir por Nueva York y demostrar que ahí, en la calle, es donde nacen las tendencias que luego son catapultadas en las pasarelas como moda.

Luego de trabajar para el Chicago Tribune y el Daily News, comenzó su próspera carrera en el New York Times, plataforma que lo transformó en leyenda, al darle un espacio cada domingo para publicar su columna fotográfica (“On the Street” e “Evening Hours”) desde 1978. Y era tal su prestigio en la industria, que la propia Anna Wintour solía decir: "Todos nos vestimos para Bill".

Pero sin duda, lo que más resaltan de este hombre -fallecido el domingo pasado en Manhattan, a los 87 años, tras haber sido hospitalizado por un infarto-, es la sencillez de alguien tan respetado en el mundo de la moda, inserto en un rubro que suele mostrarse poco amigo de la modestia y la austeridad.

Solía decir que "el dinero es lo más barato. La libertad y la autonomía son lo más caro", así que se resistía a entregarse a un medio a tiempo completo, hasta que en 1994 un camión lo atropelló mientras trabajaba en su bicicleta. Por esto, aseguró que aceptó el contrato con NYT por el seguro médico.

La calle: La mejor pasarela


Vivía en un pequeñísimo departamento de en Manhattan, repleto de carpetas con los negativos de cerca de 4 décadas de trabajo y se duchaba en un baño compartido. "No iba al cine ni tenía televisión. Desayunaba casi todos los días en el Stage Star Deli en West 55th Street donde hasta hace poco se podía tomar una taza de café, comer una salchicha, huevos y queso por menos de 3 dólares", describieron en el NYT. Y aunque podía ir a fotografiar gente a 10 galas en una semana, jamás se quedaba a comer y espantaba a los garzones que le acercaban un vaso de agua.

Asimismo, poseía los mejores asientos para fotografiar desde los mejores ángulos en las Semanas de la Moda de Nueva York, pero nunca dejó de escapar a la calle a capturar los estilos de la gente.

De hecho, no era raro que en medio de una sesión de fotos en Nueva York con una renombrada modelo, se le escapara la cámara para fotografiar a algún transeúnte que llamara su atención. "El mejor desfile está en la calle. Siempre lo ha estado y siempre lo estará", comentó Cunningham, nombrado “hito viviente” por la ciudad de Nueva York en 2008.

"Los poderosos y ricos del mundo de la moda buscaban su compañía, pero él se mantuvo como uno de las personas más encantadoras, amables y humildes que haya conocido. Hemos perdido a una leyenda, y yo estoy personalmente desgarrado por haber perdido a un amigo", señaló Arthur Ochs Sulzberger Jr., presidente del NYT.

“Street style”, tendencias reales de la gente, colores y formas de las distintas épocas como sociedad; son infinitos los conceptos que Cunningham dejó plasmados en sus negativos. En el año 2002, el fotógrafo explicó el por qué de su pasión de manera simple: "Hoy, la moda es tan vital e interesante como lo ha sido siempre. Sé a qué se refieren las personas que son más formales, cuando dicen que se sienten horrorizados por lo que ven en las calles, pero la moda está haciendo su trabajo. Está reflejando exactamente nuestra época".

Para los interesados, existe el documental de 2010, "Bill Cunningham New York", con personajes como Wintour, el periodista Tom Wolfe y otras celebridades neoyorquinas explicando su admiración por el fotógrafo, y que sigue de cerca la vida cotidiana del propio Cunningham.