EmolTV

Blog de belleza: ¿Tienes manchas en tu piel? Conoce por qué se producen y cómo prevenirlas

Existen de varios tipos, desde las más benignas como las famosas pecas, hasta las peligrosas como el melanoma maligno. El doctor Martín Rampone, de Clínica Estétika Médica, detalla aquí los tratamientos para eliminarlas.

30 de Junio de 2016 | 11:43 | Por Martín Rampone
Desde tiempos inmemoriales, nos hemos preocupado por las manchas de nuestra piel y hemos tratado de eliminarlas con técnicas que van desde la utilización de remedios caseros preparados por nuestras madres en casa, hasta terapias altamente invasivas realizadas en el ámbito médico.

Las manchas en la piel son el resultado de la distribución diferente, y la alteración de la sustancia que le da el color a la piel y nos protege del sol: la famosa melanina.

Existen diferentes alteraciones que dan origen a las manchas en la piel y se pueden dividir en dos grandes grupos. El primero corresponde a aquellas que producen aumento de la pigmentación (melanodermia), y que pueden ser desde las más simples y benignas como el bronceado o manchas producidas por el sol, hasta las más complejas como el melanoma, cáncer maligno de piel derivado de lunares con características malignas.

En el segundo gran grupo están aquellas que producen disminución de la pigmentación de la piel (leucodermias), donde la mancha blanquecina más conocida por todos es el vitiligo. En este caso, las causas son predominantemente autoinmunes.

Tipos de manchas más frecuentes


- Efélides o pecas: son acumulaciones de pigmento de coloración parduzca, redondeadas y no uniformes, que se localizan más frecuentemente en zonas expuestas al sol -cara, cuello y brazos- en personas de piel blanca, intensificándose con la exposición solar, siendo por tanto más visibles en verano.

- Nevus o lunares: son acumulaciones de mayor número de melanocitos que afectan a las diferentes estructuras de la piel. Por lo tanto, existen diferentes tipos de lunares en función de sus características. Resulta especialmente importante el control, por parte del dermatólogo, de los lunares, sobre todo aquellos con ciertas características: asimetría, cambios de coloración o coloración no uniforme, bordes irregulares, lunares que crecen o cambian.

- Melanoma: es un tumor maligno de la piel que puede confundirse con un lunar. Tiene aspecto de mancha pigmentada, de crecimiento asimétrico, de bordes imprecisos-irregulares y coloración intensamente pigmentada, con zonas que lo están menos o incluso con tonalidades azuladas. Tiene un crecimiento progresivo.

- Léntigos simples y solares: se trata de pequeñas manchas de coloración parduzca que aparecen en cualquier zona del cuerpo y que, a diferencia de las pecas, no cambian de color con la exposición solar.

- Melasma: manchas de color marrón claro o intenso que aparecen casi exclusivamente en mujeres, y que se producen o agravan en el embarazo (cloasma), la toma de anticonceptivos o la menopausia. Suelen aparecer en cara, frente, mejillas y generalmente a partir de los 30 años.

- Vitiligo: manchas intensamente blanquecinas, bien delimitadas y de distribución simétrica, con predilección por las piernas y alrededor de ojos, nariz y boca. Parece tener un origen autoinmune y se relaciona, en ocasiones, con problemas tiroideos.

¿Cómo controlar y quitar las manchas?


El pilar básico para el tratamiento de cualquier tipo de mancha es la protección solar, ya que las manchas se pueden quitar, pero sin el uso adecuado de foto-protección, hay muchas que pueden volver.

Se debe usar un factor de protección solar (FPS) +50 todo el año, sobre todo en las pieles claras y con tendencia a la formación de manchas, ya que no solo el sol puede producirlas, sino todos los dispositivos que irradian luz, como lámparas y computadores.

En cuanto a tratamientos, existen los peeling químicos, láseres y fuentes de luz pulsada para tratar las manchas. Sin embargo, no sirve cualquier peeling o láser, y es por eso que es importante una evaluación médica previa, para definir el procedimiento más adecuado para cada tipo de piel y tipo de mancha a tratar.

En la actualidad, en nuestra clínica estamos usando luz pulsada y láser Co2 fraccionado para tratar manchas de envejecimiento solar, como léntigos en pieles claras, con muy buenos resultados. Y para manchas de características genéticas e influenciadas por factores hormonales como el melasma, usamos diferentes tipos de peeling químicos como el COSMELAN, que tiene alto poder de renovación celular y baja agresividad.

Finalmente, es importante destacar que con buenos hábitos de protección solar y tratamientos bien indicados, podemos mantener nuestras manchas controladas para que no vuelvan a aparecer.

Saludos,

Martín Rampone, médico cirujano, especialista en estética, Clínica Estétika Médica.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Recomendados Emol
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores