EMOLTV

Pareja se llevó la impresión de su vida al descubrir inesperado parentesco

La fotografía de un álbum reveló algo que ni siquiera imaginaban en sus sueños.

03 de Octubre de 2016 | 14:24 | Emol
imagen
Fotobanco
SANTIAGO.- No ha sido la enorme diferencia de edad que hay entre ellos lo que precisamente ha llamado la atención respecto al matrimonio entre un hombre y una mujer de Miami, sino que el parentesco que inesperadamente salió a la luz después de la unión.

¡Y cómo no, si el novio de 68 años resultó ser el abuelo biológico de su esposa 44 años menor!

Según relata el periódico Florida Sun Post, todo quedó al descubierto cuando la pareja hojeaba un álbum de fotografías, donde aparecían los hijos del primer matrimonio del hombre, cuya identidad no ha sido dada a conocer. Fue en ese momento en que su nueva esposa de 24 años se percató de que uno de ellos era su propio padre.

El hombre de 68 años explicó que su primera esposa lo abandonó hace años junto con sus hijos, por lo que nunca los volvió a ver. Luego se volvió a casar y tuvo más descendencia, pero la relación se terminó en 2009, dejándolo en la ruina.

Sin embargo, en 2011 tuvo un golpe de suerte y ganó varios millones de dólares en un juego de azar, por lo que dejó su pequeño departamento y se trasladó a vivir en una gran propiedad frente al mar en Golden Beach.

Cuatro años después decidió que era hora de volver a tener una pareja, por lo que se inscribió en una agencia de citas. Al revisar el sitio web de la empresa, se encontró con la joven de 24 años que hace tres meses se convirtió en su esposa.

"Sentí algo extraño cuando la vi en las fotos (...) Fue como una especie de deja vu, pero en ese momento no sabía por qué me parecía tan familiar", relató el hombre a los reporteros.

Entonces, la agencia coordinó una cita entre ambos y todo funcionó muy bien. Continuaron viéndose, pero nunca hablaron sobre sus familias en profundidad.

"Ella mencionó que su familia vivía en Montgomery, pero que no había tenido contacto con ella por algunos años debido a una pelea", contó el hombre.

La joven había quedado embarazada y su padre la había echado de la casa, por lo que terminó viviendo en Jacksonville, donde trabajaba como bailarina exótica.

La noche de Año Nuevo de 2015, él le propuso matrimonio. "Estaba muy emocionado de que hubiera aceptado y el día que nos casamos fue el más feliz de mi vida", relató.

Pero luego vino la noticia de su parentesco, lo que les cayó como balde de agua fría. No obstante, la pareja aseguró que no se divorciará. "Si nunca lo hubiésemos descubierto, viviríamos nuestra vida felices juntos y nuestro parentesco no debería cambiar eso (...) He fracaso en dos matrimonios y estoy decidido a que no ocurra de nuevo", señaló el hombre.

"Cada pareja es distinta y especial a su manera. Siento que nuestra unión es tan fuerte, que incluso algo como esto no es suficiente para separarnos", sostuvo por su parte, la mujer.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo