EMOLTV

Rafeea al Hajsi: ¿Cómo es ser una exitosa modelo en medio de la cultura árabe?

Esta mujer se ha hecho camino en la moda, debiendo equilibrar su cultura conservadora con la desinhibida industria. "Sacrifico desfiles internacionales que podrían ser una buena oportunidad para mí", aseguró. Conócela en nuestra galería de fotos.

11 de Octubre de 2016 | 10:11 | AFP
imagen

Hajsi empezó primero a desfilar con ropa tradicional de los Emiratos, "esperando que lentamente la sociedad se abriera un poco".

Instagram @rafeeaalhajsi
DUBÁI.- Enfundada en un largo vestido rojo, Rafeea al Hajsi avanza con paso decidido por la pasarela del Arab Fashion Show en Dubái, orgullosa de ser la primera súper modelo emiratí tras años de lucha contra las convenciones.

"Cuando siento los focos sobre mi cara, mi vida se ilumina y algo me dice que la fama internacional no está lejos", dijo esta voluptuosa joven de largo pelo moreno y café claro.

Entusiasmo, miedo y alegría se entremezclan cuando desfila, según confiesó mientras se preparaba para presentar en la tarde del domingo dos creaciones de la libanesa Aiisha Ramadan. "Es increíble estar en la pasarela, es un sentimiento agradable que disfruto con toda mi alma".
No para de tocar su celular, ya sea para sacarse una selfie o para descargar videos o imágenes de ella en directo en Snapchat.

Rafeea al Hajsi se enorgullece de ser la primera modelo emiratí, pero asegura que el camino ha estado plagado de obstáculos en esta sociedad musulmana conservadora en la que numerosas mujeres usan abayas, amplias túnicas negras que las cubren de la cabeza a los pies.

Hajsi empezó primero a desfilar con ropa tradicional de los Emiratos, "esperando que lentamente la sociedad se abriera un poco. (Tuve que esperar) ocho años para llegar hasta donde me ven hoy".

La modelo, que no quiere revelar su edad, trabajó como locutora de radio y presentadora de televisión, lo que le proporcionó las oportunidades para irse abriendo camino en el mundo de la moda.

Los límites de mostrar el cuerpo


Su primera aparición en una Semana de la Moda se remonta a principios de este año en París, cuando desfiló para el libanés Ziad Nakad en la pasarela de Alta Costura.

En Dubái, fue la encargada de inaugurar la tercera edición del la Arab Fashion Week antes de volver a desfilar el domingo para la diseñadora Aiisha Ramadan, vestida con un largo vestido rojo con una sola manga y otro negro sin mangas, dos piezas clave de la colección para la próxima primavera/verano.

"Rafeea representa a la mujer árabe guapa", resumió Ramadan. "Le hemos hecho lucir algo muy sencillo para mostrar que la mujer árabe sabe llevar cosas simples que le van", destacó.

Para la diseñadora, "las clientas se identifican" con esta modelo, que "tiene cintura".

Aiisha Ramadan reconoció que las modelos árabes se enfrentan a "restricciones" que las alejan de los desfiles. "Para que una modelo tenga estatura internacional tiene que mostrar buena parte del cuerpo y eso puede ser inaceptable en su cultura", advirtió.

Rafeea lo admitió: "hay límites que siempre tengo en cuenta". "Es doloroso. A veces hay un vestido que me gusta mucho y que el diseñador quiere que luzca, pero no puedo porque el diseño no es apropiado para nuestra sociedad".

"Sacrifico desfiles internacionales que podrían ser una buena oportunidad para mí", señaló, agregando que trata de "seguir siendo conservadora" en la ropa que viste.

Con todo, la modelo aclaró que los Emiratos están "cada vez más abiertos a la moda", como demuestra la Arab Fashion Week que se cierra este lunes.