EMOLTV

¿No conoces Arica? Después de leer esto te darán ganas de irte ya

Según una vieja leyenda local, los turistas que visitan esta ciudad del norte nunca se aburren.

01 de Noviembre de 2016 | 09:00 | EMOL
imagen

El Morro, Arica.

Shutterstock
SANTIAGO.- Existen decenas de posibilidades para quienes visitan Arica, también conocida como la "ciudad de la eterna primavera". No solo pueden disfrutar de playa y mar, sino que el desierto también genera encanto en los visitantes que quedan deslumbrados con su inmensidad y aridez.

El altiplano es otro punto de interés. Sus poblados, la flora y fauna que se puede encontrar en el sector, y los parques y reservas naturales, enamoran a todo aquel que los visita.

Según datos de Sernatur, los siguientes son destinos imperdibles en Arica y Parinacota.

El Morro


Imponente cerro costero que se alza entre la ciudad y el mar. Desde la cima, a 110 metros de altura, se puede obtener la mejor vista de toda la ciudad y disfrutar del viento costero mientras se observa el Cristo de la Paz.

Puedes acceder a él por calle Colón, en una caminata que puede durar algo más de 30 minutos para quienes no están acostumbrados a subidas largas, o, subir en taxi y luego bajar a pie. De la forma que sea, llegar arriba y admirar la ciudad vale la pena.

Cuevas de Anzota


Este lugar es parte importante del patrimonio natural y arqueológico de la región de Arica y Parinacota, y fue inaugurado hace pocos meses como paseo inclusivo para toda la familia, quienes incluso pueden recorrerlo en bicicleta.

Como varias partes de la región, estas cuevas fueron el hábitat natural de los Chinchorro, expertos cazadores y pescadores. Ese lugar luego fue ocupado para la extracción de guano, fertilizante natural que se usó en los valles cercanos de Azapa y Lluta y en los pueblos del interior como Codpa, Ticnamar y Belén.

Miradores y cuevas a las que se puede ingresar, sumado al sonido del viento y de las olas hacen de este lugar mágico e impresionante, un imperdible si quieres recorrer la región.

Codpa


Rodeado de quebradas y aguas termales se transforma en un lugar para la desconexión total, ya que no hay señal de celular y no hay luz durante la noche. El valle tiene una temperatura agradable todo el año que permite recorrerlo en bicicleta y contemplar la bella noche estrellada.

Santuario de la Naturaleza Humedal Río Lluta


Este valioso ecosistema tiene una superficie cercana a las 300 hectáreas, en donde se pueden apreciar distintos tipos de hábitats que van desde la playa, lagunas dulces y totorales, con más de 140 especies migratorias que eligen la desembocadura, el estuario y los alrededores del río Lluta como hábitat de paso o residencia. Si quieres observar cómo el sol se esconde en el mar, este lugar es ideal.

Museo de San Miguel de Azapa


Muy cerca de Arica, en pleno valle de Azapa, está uno de los tesoros arqueológicos más importantes de Chile y el mundo: las momias Chinchorro.

Además de la visita al museo, el valle de Azapa invita a detenerse y recorrer el lugar desde donde se importan y exportan verduras, frutas tropicales y el producto estrella del valle, es decir, la aceituna de Azapa.

Finalmente, a la entrada de Arica no puedes dejar de conocer el Poblado Artesanal, una réplica completa del misterioso pueblo altiplánico de Parinacota.